Fútbol italiano

article title

Serie A: Italia sí es país para viejos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Pablo LEIVA | No es una sinopsis de la película de los hermanos Coen. El protagonista de estas líneas tampoco será Javier Bardem y es que lejos de la frontera entre México y Estados Unidos, el título de este thriller americano sirve como metáfora para definir el momento que vive la Serie A. Paradójicamente lo que sucede en el Calcio es totalmente lo opuesto al nombre del largometraje americano. Italia sí es país para viejos. Como actores principales del campeonato italiano están los protagonistas argentinos. Icardi, Tévez, Higuaín o Dybala son portada día tras día de un Scudetto que tiene en su bolsillo la Juventus. En ese contexto un ‘joven’ de 37 años como Luca Toni ha aparecido en el escenario y ha querido llamar a los focos para clamar al cielo que Italia también tiene goleadores. Curiosamente tres de los cuatro primeros anotadores italianos de la Serie A superan la treintena y es que dejando al margen a Manolo Gabbiadini, quien ha combinado goles entre la Sampdoria y el Nápoles, el mencionado Luca Toni, Antonio Di Natale y Fabio Quagliarella son el orgullo patrio que demuestra a su vez que en esto del gol no importan los años.

 

Luca Toni, 37 años – Hellas Verona

 
‘Hay domingos que la pelota entra y otros que no. No vivo para el capocannoniere pero ya que estoy ahí intentaré seguir anotando para alcanzar a Tévez e Icardi’. Esas son las declaraciones de un hombre que a sus 37 años tiene todavía más hambre por anotar que en sus comienzos en aquel Modena. Siempre viajando Luca Toni ha ido quemando etapas en esto del fútbol con grandes actuaciones y un Mundial de 2006 en el que tocó el cielo y en el que le situaron en el once ideal del torneo. Esa misma temporada se hizo con el título de máximo goleador de la Serie A y es ahora, casi diez años después, cuando en plena madurez está anotando goles en el Hellas Verona. El decimocuarto de la liga tiene en sus filas a un delantero que ha anotado trece de los 33 tantos que lleva el equipo. En esa ciudad tan ‘Shakesperiana’, el matrimonio ‘Luca-Hellas’ ha conseguido que triunfe el amor.

Con un gol cada 172 minutos Luca Toni no ha necesitado cambiar su estilo para seguir rindiendo. Él es el referente ofensivo del Hellas Verona, que le mira a los ojos dándole las gracias por cada punto que saca. Por cada balón que consigue bajar del cielo. Por cada remate que envía al fondo de la red. Con la cabeza alzándose por encima de la defensa o adelantándose en el primer palo. Las páginas de su repertorio son tan inagotables como exquisitas. Un regalo constante para el aficionado que le guarda en el recuerdo y le observa en el presente con una sonrisa de oreja a oreja. Teniendo en cuenta su carácter, la frase “intentaré seguir anotando para alcanzar a Tévez e Icardi’ no suena vacía. Y es que el bueno de Luca Toni seguro que lo intentará.

 

 

Antonio Di Natale, 37 años – Udinese

 
Un napolitano que triunfa en el norte. En Udine, frontera con Eslovenia. El carácter fuerte de ‘Toto’ ha sido su mejor aliado y es que con su 1,70 cm de altura siempre ha sido el más listo de la clase. En una temporada de más a menos del Udinese, Di Natale está siendo de nuevo una de las mejores noticias para el conjunto que dirige Stramaccioni. Sereno, con calma. El rostro de Di Natale es siempre el mismo y es que él es consciente de que su liderazgo va mucho más allá de su influencia en el juego. Con semblante ausente pero siempre tan presente. Di Natale es el referente de un equipo hecho a su medida.

Un gol cada 175 minutos. Un gol cada dos partidos –ninguno de ellos de penalti- son el fiel reflejo de que a sus 37 años todavía tiene fútbol. Consciente de haber perdido aquella arrancada fantástica pero todavía con picos de auténtico lujo. Técnicamente Di Natale sigue siendo un portento y su golpeo con el interior de la bota mimando el balón hasta enviarlo al fondo de la red es el mejor ejemplo de que cada partido es una excusa para seguir disfrutándole.

 

 

Fabio Quagliarella, 32 años – Torino

 
Como en casa. Así se siente Quagliarella a sus 32 años. En el mismo lugar en el que debutó en la Serie A y de la mano de uno de los mejores técnicos de la liga italiana. Ventura le ha encontrado el sitio y Fabio está correspondiendo con goles. Como Di Natale, el ariete del Torino suma diez goles, aunque su media es algo inferior. Un gol cada 212 minutos. El caso del conjunto del Toro es sin embargo diferente al del Udinese. De menos a más los de Ventura han cambiado su cara en este 2015. Curiosamente la primera victoria del año tardó en llegar. Dos empates (Chievo y Milan) y una derrota después (Lazio), el Torino consiguió salir de Cesena con los tres puntos logrando así el primer triunfo del nuevo año. En ese encuentro comenzó la mejor dinámica de los de Ventura, curiosamente con un gol y una asistencia de Fabio Quagliarella.

Después llegó la victoria ante el Inter y el colofón de la fiesta, el 5-1 a la Sampdoria con el mejor partido de Quagliarella en esta temporada. Tres tantos, uno de ellos de penalti, para confirmar el estado de forma de un equipo que recibió al Athletic tras cuatro victorias y un empate. En ese contexto el Torino eliminó a los de Valverde y Fabio dejó su sello en San Mamés. Con 32 años y cinco más joven que Di Natale y Luca Toni, el momento de forma del delantero Granata es el gran argumento de un Torino que quiere ir a más en este último tramo de la temporada.

Luca Toni, Di Natale y Quagliarella. Tres futbolistas que habiendo superado los treinta años siguen haciendo disfrutar al público italiano. En Verona, Udine o Turín el fútbol tiene un denominador común y es el gol, el cual además es maduro y experimentado. El Calcio ya le ha puesto título a la temporada y es que Italia ‘sí es país para viejos’.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados