Fútbol italiano

article title

Serie A, Génova es la nueva Milán

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

De todas las ciudades de Italia, si hubiese que apuntar a una como la ‘capital de la Serie A’, no cabe duda que ésa sería Milán. Inter y Milan, la víbora y el diablo, los equipos históricos que han sabido reinar no sólo en Italia sino también en Europa haciendo que su ciudad sea la única de todo el continente en haber ganado la Copa de Europa con dos equipos. Quizás sea por esta simbiosis que la crisis que vive la Serie A se refleje en Milán como en ninguna otra ciudad.

Pero bien dicen las leyes físicas que la materia no se crea ni se destruye sino que se transforma y el vacío que ha dejado la Milán del Calcio tenía que ocuparlo otra ciudad que no es otra que una histórica de antaño como Génova.

La capital de Liguria dominó los primeros años de vida del fútbol en Italia con el Genoa, club más antiguo de Italia. Los rossoblù ganaron seis de las primeras siete ediciones del campeonato italiano y pocos años más tarde ganaría otros tres títulos. Pero aquel dominio se fue diluyendo y hubo que esperar hasta la temporada 1990-91 para que el nombre de la ciudad de Cristobal Colón volviera al protagonismo, pero esta vez era la Sampdoria que ganaba su hasta ahora único Scudetto con los ‘gemelos del gol’ Gianluca Vialli y Roberto Mancini. Un año más tarde, Génova vivió el año más agridulce de su turbulenta historia futbolística: el Genoa perdía en las semifinales de la Copa UEFA a manos del Ajax, mientras que la Sampdoria perdería la final de la Champions League con el Barcelona.

En el nuevo milenio, mientras Milán ha ganado tres Champions League, campeonatos y copas varias, Génova deambulaba en Serie B e incluso en Serie C1, cuando el Genoa fue descendido en los despachos. Pero bien dice el pensamiento maquiavélico que con la misma fuerza con la que te bañe la suerte, luego te golpeará la desgracia y viceversa, una teoría que finalmente parece estarse consumando.

 

 

Redimiento máximo

Tras la jornada 14 de la Serie A, la tabla de posiciones indica que detrás de Juventus y Roma, no están ni Inter ni Milan. De hecho, tampoco está el Napoli. Están precisamente el Genoa de Giampiero Gasperini y la Sampdoria de Sinisa Mihajlovic.

El año no comenzó de la mejor manera para el Genoa, que debutaba en casa perdiendo 1-2 con el Napoli, pero a partir de ahí el 3-4-3 de Gasperini ha cosechado resultados importantes como las victorias contra la Juventus, Milan y Lazio en Marassi. Por su parte, la Sampdoria ha perdido una única vez, contra el Inter en San Siro, pero ganó el derbi y ha sacado empates ante Roma y Milan, además de una sonora victoria ante la Fiorentina. 

Lo que más sorprende de la posición de los genoveses es que ninguno de los dos cuenta con una plantilla hecha para dar la guerra: son simplemente plantillas modestas con dos técnicos buenos que están haciendo las cosas bien.

 

Presupuestos invertidos

Si en el aspecto puramente deportivo Génova es la nueva Milán, en lo económico los ligures siguen siendo los vecinos pobres mientras que los hijos de la Madonnina siguen teniendo presupuesto que los obligaría a convivir en la zona alta de la tabla de posiciones. Y es que sumando los presupuestos de Genoa y Sampdoria apenas se llega a la mitad del presupuesto del Milan.

Según un informe de La Gazzetta dello Sport con fecha 8 de septiembre de 2014, el Genoa tiene un presupuesto de 27,50 millones de euros, medio millón menos que la Sampdoria mientras que los jugadores más pagados de estos clubes son Alessandro Matri, que gana 1 millón de euros neto por temporada, y Sergio Romero, que gana 1,7 millones netos al año.

El Milan 2014-15, en cambio, tiene presupuestados 95 millones de euros para cubrir los sueldos de su plantilla, con Fernando Torres y Philippe Mexès que cobran 4 millones netos. Un poco menos tiene presupuestado el Inter: 70 millones, de los cuales 3,2 para cada uno de sus jugadores mejores pagados, Nemanja Vidic y Rodrigo Palacio.

Todo el encanto del Derby della Lanterna quizá se rompa en la próxima jornada, cuando la Sampdoria visite a la Juventus y el Genoa reciba a la Roma, o quizás sea sólo un breve despertar. Lo que sí queda claro es después de 14 jornadas, tanto genoanos como dorianos tienen licencia para soñar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados