Se habla de:

NBA

article title

Sergio Rodríguez: “Apuesto por Cleveland para el anillo”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sergio Rodríguez respondió, el jueves pasado, a Sphera Sports y otros medios de comunicación en un evento, en Madrid, patrocinado por Bridgestone acerca de perseguir los sueños y superar los obstáculos. El jugador de Philadelphia 76ers habló de su temporada en la NBA, de las jóvenes promesas de Europa y de Estados Unidos, aunque también tuvo palabras para sus antiguos compañeros del Real Madrid y para el Eurobasket de este verano.

-¿Has tenido ocasión de saludar a tus excompañeros del Real Madrid?

No, llegué hace dos días y ellos se fueron a Manresa. He hablado con varios y durante el año también ha habido comunicación. A ver si puedo ir la semana que viene y saludarlos a todos. Cuando estás tantos años en el mismo sitio y has compartido tantos éxitos, al final coges cariño a mucha gente y me apetece también verlos.

-De cara a la Final Four, ¿los ves animados?

Sí. La verdad que todavía es pronto, se clasificaron hace poco y al tener el partido tan seguido de Manresa tampoco he podido hablar mucho con ellos después del pase. Muy contento porque el proyecta siga teniendo tanto éxito y que puedan estar en una Final Four. Quiero lo mejor para ellos, que compitan lo mejor posible y ganen la décima.

-¿Cómo afrontas el verano siendo agente libre?

Firmé un año de contrato con Philadelphia, termino ahora en junio y tampoco me quiero obsesionar mucho. Aún me quedan dos meses en los cuales no voy a tener un conocimiento de cómo se va a mover el mercado porque allí funciona a partir del 1 de julio. Así que quiero estar tranquilo, entrenar, recuperarme bien físicamente (porque la temporada de NBA es corta pero muy intensa) y entrenar en cosas que en los últimos años no he podido entrenar por el ritmo grande de partidos y de la competición. Lo que pase a partir del 1 de julio ya se verá, pero tampoco quiero estar pensando en eso continuamente.

-Pero, ¿qué tipo de contrato buscas?

Mi idea es seguir en la NBA y estar ahí varios años. Después, según como se den las opciones de mercado, valoraré. Es muy difícil, a priori, saber qué es lo que vas a querer y lo que vas a poder elegir, así que quiero estar tranquilo y, sobre todo, trabajar, recuperarme bien y, también, disfrutar de poder hacer otras cosas.

-¿Qué balance haces de esta temporada en la NBA?

El balance ha sido muy positivo. Estoy muy contento de cómo ha ido el año. Ha sido una temporada en la que he podido hacer cosas diferentes a las que estaba acostumbrado. Al fin y al cabo, la competición aquí te exige mucho en el día a día y tienes que estar continuamente pendiente del partido siguiente porque es trascendental en todas las semanas del año. Allí el ritmo es diferente. La primera parte de la temporada y la segunda son distintas, pero me he adaptado bien. Estoy contento por llegar a una institución nueva, equipo nuevo, compañeros nuevos, el sistema de juego es diferente… Además, es un equipo que el año pasado habían ganado diez partidos, así que era un reto afrontarlo y creo que este año las cosas han ido mucho mejor. Se ha visto el potencial que tiene el equipo, con muchos jugadores jóvenes que apuntan muy alto. Después, yo personalmente también. He jugado una época de titular, luego una época saliendo del banquillo y he disfrutado en la mayoría de las ocasiones de poder estar compitiendo contra los mejores y de volver a vivir la experiencia de la NBA.

-¿Cómo fue esa transición, tras la lesión, de ser titular a dejar de serlo?

Yo cuando me fui sabía cuáles eran las condiciones del equipo. Jerryd Bayless le ficharon tres años, iba a salir de base titular. Ben Simmons podía jugar de cuatro pero también de base. Y un poco por las lesiones, por cómo se dio la pretemporada, terminé saliendo de titular. Los primeros treinta partidos, en los que me encontré muy bien, en los que creo que hubo momentos muy buenos, aunque le faltaba al equipo un poco de química, de dinámica, de grupo (que como es lógico, al ser la mayoría nuevos y al tener mucha gente joven era difícil de captar al principio). Luego lo fuimos cogiendo, a partir de diciembre y enero (que es cuando tuve la lesión).

Las lesiones allí son más complicadas de coger el ritmo que aquí. Si tienes tres semanas de lesión aquí son entre tres y seis partidos, allí te pueden tocar veinte partidos. Entonces parece que es mucho más de lo que realmente es, pero de tiempo al final es corto y, al no haber tanto entrenamiento, yo he tenido suerte en toda mi carrera con las lesiones y tengo que ir tomando la medida a como volver. Para mí fue un momento importante durante el año porque llevaba mucha carga desde los Juegos Olímpicos hasta ese momento y, también, me vino bien porque pese a que no fueron del todo buenas esas semanas, al menos terminar bien el año que era lo que realmente me había planteado desde el inicio, empezar bien y terminar bien.

-Cuéntanos un poco acerca del fenómeno Joel Embiid. ¿Cómo se vive desde dentro? Y sobre Ben Simmons, ¿qué nos puedes decir?

Mi llegada a la franquicia fueron en unos momentos de horas bajas. Solo se habían ganado diez partidos y anímicamente no se estaba con las ganas o la alegría que se tiene en un equipo cuando gana. Y justo, después de haber estado lesionado dos años, la llegada de Embiid fue una inyección muy grande de adrenalina para todos. Es un jugadorazo. Es muy grande y yo que juego con él no asusta, supongo que a los que juegan contra él sí. Es muy buen tío, es listo, y la verdad que ha sido muy bueno para mí y para todos poder estar con él porque es alguien muy llevadero tanto dentro como fuera de la cancha. Fue un momento importante para el equipo, la organización y para la ciudad.

Lo de Ben fue una pena también perderlo en la primera semana de entrenamientos y que no haya podido reengancharse durante el año. Como es lógico es un proceso largo y tiene 20 años, tampoco era cuestión de arriesgar y apresurar su vuelta. Creo que van a ser dos jugadores punteros que van a marcar una época, no solo en los Sixers sino también en la NBA, y tendrán que ir viendo las dificultades que haya, porque son muy jóvenes, y tendrán que ir sobreponiéndose y seguro que les irá bien.

-¿Qué diferencias has notado entre los años anteriores en la NBA y la etapa de ahora?

Primero, ya conocía todo y eso es diferente. Segundo, en mi caso este año he sido el más veterano del equipo y en años anteriores era el más joven. La experiencia te da una tranquilidad que quizás antes no la tenías porque quieres las cosas más rápidas o tienes menos paciencia. Mi relación con los jugadores y entrenadores ha sido diferente en ese sentido y he podido estar más cómodo y tener más tranquilidad a la hora de que saliesen las cosas, tanto individual como en el equipo. Esa ha sido la principal diferencia.

Después, diferencias en el juego que también son diferentes a cuando estaba allí. Ahora se está tirando mucho más de tres que antes. Hay muchos más jugadores capaces de tirar y de tener mucho más protagonismo de poder abrir el campo y que los jugadores tiren. Y el resto es muy parecido, siendo el mejor nivel del mundo y jugando cada noche contra gente muy desequilibrante.

-¿Cómo ves a los jugadores españoles en la NBA?

La verdad que muy bien. Ha sido un año de éxito para todos. Por unas circunstancias o por otras creo que todos han estado bien, han estado cómodos en los sitios que han estado y han hecho un buen año. Esa es otra gran diferencia a cuando estuve. Aquí, prácticamente un partido de cada tres jugabas contra alguien español, que conocías y eso siempre es bonito, el poder enfrentarte en otro país contra gente de tu entorno y que has compartido vestuario durante el verano e, incluso, en otros equipos.

-Como veterano, ¿diste algún consejo a algún compañero?

Se habla siempre y tratas de ayudar en lo que puedas, pero cada uno tiene que ir viendo también cuál es su situación, cuál es su circunstancia y qué es lo que le va viniendo bien en cada momento. Pero, a los nuevos que han ido les he visto muy contento y cada vez que hemos jugado han ido a mejor y han terminado el año muy bien. Muy contento por ellos y muy orgulloso también.

-Este verano hay Eurobasket, ¿cuentas con estar allí o te vas a reservar las fechas?

A mí me gustaría. Siempre lo digo que poder jugar con la selección española, representar a tu país y, sobre todo, ir a un europeo con el equipo que tenemos y con las aspiraciones que tenemos son cosas que no puedes desperdiciar. Ojalá pueda estar, que todo vaya bien y pueda estar en el Europeo, y ojalá podamos ganar otro oro.

-¿Qué selección le puede complicar la vida a España?

En el Europeo todos los muy complicados. Es verdad que hay un gran nivel global de todas las selecciones y, prácticamente, casi todos los equipos son complicados. Croacia ya nos ganó en los Juegos Olímpicos y hay que estar muy atentos, muy preparados. Nosotros tenemos ventaja porque llevamos mucho tiempo jugando juntos y, aunque haya mucho talento en otras selecciones, eso no lo van a llevar tanto como nosotros hemos estado en muchas situaciones y muchas experiencias. Trataremos, aparte del talento y de las ganas, usar esa experiencia para afrontar los partidos de una manera diferente.

-¿Puede influir el ir o no a la selección la negociación de tu contrato?

Creo que no. Creo que hay tiempo suficiente para poder estar. Ya vimos que el año pasado varios del equipo nos perdimos más de media concentración negociando el contrato. Pero es eso, las circunstancias que tenemos ahora mismo en el baloncesto español y en la selección española… Es muy bonito poder estar y poder formar parte de eso. Debuté en 2005, hace doce años. Llevo cinco veranos seguidos jugando y para mí es muy importante estar en la selección y poder seguir cumpliendo sueños de poder ganar cosas.

-¿Qué te parece el fenómeno joven en Europa, Luka Doncic?

Sabíamos que tenía un grandísimo nivel, no solo de baloncesto y de juego, sino también fuera de la cancha. Es un chico muy maduro, sabe estar. No es fácil la vida que ha llevado estos últimos años dos o tres años, siempre con gente mayor, fuera de su entorno y lo ha llevado muy bien. Baloncestísticamente hablando está muy avanzado y sabe y conoce el juego. Muchísimo talento. Yo creo que, este año porque no puede, el año que viene estará muy cotizado en el mercado NBA y en el draft.

-¿Te gustaría tenerlo como compañero?

Siempre como compañero quieres tener gente agradable y gente que te haga tener el día con alegría, y que sea gente fácil de llegar. Y Luka, para cualquier compañero que tenga, va a ser un tío que vas al vestuario y después en la cancha es un competidor y un ganador.

-Y tú que le conoces, ¿te han preguntado por él en la NBA?

Sí, claro. Seguir allí, específicamente, partido a partido en Europa es complicado por todo el ritmo que llevamos durante el año. Pero vas viendo y ves lo que está haciendo Luka de muchos partidos importantes de hacerlo bien y salir en momentos complicados, y al final te vas dando cuenta de que tiene 17 años y de que está jugando con gente de primer nivel europeo. Sí me han preguntado y todo lo que pueda decir es bueno, como es lógico.

-¿Te han preguntado también por Sergio Llull?

Sí, un poco igual. La temporada de Llull está siendo extraordinaria. Ha llevado mucha constancia, mucha regularidad y un nivel muy alto durante todo el año. Y claro que preguntan, pero al final la decisión es de cada uno. Lo que he visto de Sergio este año ha sido muy bueno.

-Si pudieras elegir, ¿con quién te quedabas: con Llull o con Doncic?

Con los dos, pero es verdad que con Sergio hemos compartido muchos éxitos juntos y tenemos muchos momentos muy especiales de ganar y de más tiempo. Quizás con él porque sé cómo va a responder y cómo responde. Luka también es muy joven y en el futuro ya se verá.

-¿Piensa Sergio Rodríguez en el anillo de la NBA?

Hombre, es muy complicado, pero al final el objetivo de todo es ganar. Claro que me encantaría poder estar en un equipo que pueda ganar el anillo. Pero como dije antes, quiero aprovechar bien esta época de descansar, de prepararme bien para las próximas temporadas. Creo que estoy en un momento importante de mi carrera, cumplo ahora 31 años. Tengo que darle un respiro al cuerpo y seguir con más ganas.

-¿Quién te ha parecido el MVP de esta temporada en la NBA?

Creo que el MVP, además de números, son sensaciones y las sensaciones que han dejado los dos (Russel Westbrook y James Harden) han sido muy buenas, han sido parecidas, extraordinarias. Las veces que Westbrook, quizás contra nosotros, ha hecho buenos partidos, pero no ha hecho extraordinarios. Y Harden el partido que jugó contra nosotros fue buenísimo, entonces en vivo tengo esa sensación. Pero creo que los dos se lo merecen, pero igual James Harden porque su equipo ha ganado más y ha avanzado más en los playoffs. También son cosas del momento y de las sensaciones de la gente.

-¿Quién crees que va a ganar el anillo este año?

Bueno, es complicado, pero sí es verdad que he visto muy fuerte a Cleveland y cuando sabes el camino, sobre todo después de haber ganado el año pasado remontando, creo que la confianza personal y la autoestima que tienen para cuando lleguen los momentos importantes va a pesar. Pero también hay otros equipos que están muy bien como Boston. Tienen un gran equipo, todos muy conjuntados, llevan tiempo jugando en el Este. Y, por supuesto, Golden State, San Antonio, Utah Jazz lo está haciendo bien e incluso los Houston Rockets. Va a ser complicado. Si tuviese que apostar por uno lo haría por Cleveland, porque ya conocen el camino y tienen mucha confianza en que pueden hacerlo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies