Se habla de:

Tenis

article title

Reinar en La Catedral

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hierba, Londres, verano inglés. El tenis sobre tapete verde dura cinco semanas. El tenis con más tradición es el que menos espacio tiene en el calendario. Sin embargo, dos semanas en Wimbledon conllevan más tradición tenística y más emociones a flor de piel que el 90% de los meses del circuito a lo largo y ancho del planeta. Y esas dos semanas están a punto de comenzar en el All England Lawn Tennis and Croquet Club.

Con la resaca de Roland Garros recién superada y apenas un puñado de torneos de preparación, la meca del tenis, el Club de Tenis con más historia y tradición abrirá sus puertas para ofrecernos dos semanas del mejor tenis. De punta en blanco.

Tras dos Grand Slams y cinco Masters 1000 se presentan un puñado de tenistas sobre los que recae el papel de estrellas en el All England Tennis Club. Y entre ellos, tres nombres que salvo sorpresa o retirada previa están destinados a cruzarse en semifinales y la final.

En esta ocasión, la ausencia de Rafa Nadal por lesión reduce a tres los máximos aspirantes a levantar la copa dorada de campeón en la pista central de Wimbledon el próximo 10 de julio. Djokovic, Murray y Federer. Cada uno por diferentes razones, aspiran a lo máximo en Londres.

Novak Djokovic, absoluto dominador del circuito. Los últimos cuatro Majors llevan su firma. Llega a Londres como defensor del título y tras completar su Grand Slam en París. Este año ha levantado el título en Australia, Madrid y París. Su derrota más sorprendente llegó en su primer partido en Montecarlo debido al cansancio acumulado y el descanso posterior le ha servido para volver con más fuerza si cabe. Las últimas tres grandes finales (Madrid, Roma y París) han tenido los dos mismos protagonistas: Djokovic y Murray.

El serbio es el gran favorito en Londres. Defensor del título, nº1 del mundo y mejor tenista de las últimas temporadas. Busca su 13º Major y su 4º Wimbledon. El serbio está a 2 Grand Slams de Nadal (14) y a cinco de Federer (17). Novak ha ganado cinco de los últimos 6 torneos Grandes. Sólo se le escapó Roland Garros 2015 en una final ante Wawrinka donde estuvo a dos sets del título. Novak persigue este año emular a Rod Laver (1962 y 1969) y Don Budge (1938), únicos tenistas masculinos de la historia que han ganado los cuatro Grand Slam en el mismo año.

 

La segunda raqueta a tener en cuenta, Andy Murray ha sido el único tenista capaz de ganarle una final a Djokovic esta temporada (Roma), aunque también ha caído en otras tres últimas rondas ante el serbio. Juega en casa, ya sabe lo que es ganar en Londres y por partida doble. En 2012 consiguió el Oro en los Juegos Olímpicos de Londres y en 2013 conquistó Wimbledon, el primer británico en hacerlo en 77 años. La motivación extra de jugar en casa, el torneo de tenis por excelencia hace de Murray una de las raquetas más peligrosas del cuadro en Londres.

El británico ha alcanzado ocho veces la final en un Grand Slam. Con resultados bien distintos. En Melbourne se ha estrellado cinco veces en la finalísima en los últimos siete años. Este año, tras una extraordinaria gira de tierra no pudo levantar el título en París, frenado por Djokovic. Sin embargo, tanto en Wimbledon como en Nueva York, dos títulos en dos finales. La evolución del escocés en los últimos años ha sido del suficiente calibre como para considerarle favorito a todo, incluso si en la final se encuentra con Djokovic. Por cierto ambos se llevan una semana de edad.

 

La tercera parte de este triángulo la completa quién si no, Roger Federer. El maestro suizo, el rey sobre la hierba. El dominador en Wimbledon con siete entorchados sobre la hierba londinense. Nadie tiene más que él. Nadie ha dominado la alfombra verde del All England Lawn Tennis Club como lo ha hecho Federer. Precisamente en Londres fue la última plaza donde Roger reinó en un Grand Slam. Fue en 2012 cuando el de Basilea levantó su 17º Grand Slam. Van a cumplirse cuatro años desde entonces y el suizo sigue buscando el decimo-octavo Major. Nadie tiene más, pero el suizo quiere más. Y cada Grand Slam que pasa, es una oportunidad perdida.

Repasemos la historia de Roger y Wimbledon. Fue en la hierba del Club londinense donde Roger inició su leyenda en 2003. De los 7 títulos, cinco llegaron de forma consecutiva (2003-2007). El sexto entorchado en Wimbledon llegó en 2009 y el séptimo y 17º en total, llegó hace 4 años, en 2012. Sólo Borg (cinco Roland Garros y Wimbledon seguidos), Nadal (5 Roland Garros consecutivos) y el propio Roger (5 US Open consecutivos) han sido capaces de ganar en un mismo sitio durante un lustro. En 2004, 2006 y 2007, Roger se quedó a las puertas de ganar los cuatro Grandes en la misma temporada. Gastón Gaudio (Roland Garros 04) y Rafa Nadal (París 06 y 07) lo evitaron.

Sería toda una sorpresa que el vencedor de Wimbledon 2016 no salga de alguna de estas tres varitas mágicas. Por ello, pese a que la lista de tenistas que en hierba pueden hacer un gran papel crece respecto a otras superficies (el saque y volea se siente como en casa sobre el verde) pero alcanzar las rondas finales y no digamos el título, son palabras mayores en La Catedral del tenis. Novak, Andy y Roger. Uno de los tres se coronará el 10 de julio. El 4º, el 2º o el 8º Wimbledon. Estamos a 7 partidos de conocer al campeón. ¡Wimbledon está aquí!

PD: los últimos 13 Wimbledon, para el Big Four (siete de Roger, tres de Novak, dos de Rafa y uno de Andy)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados