EURO 2016

article title

6 razones por las que Gales debe ganar la EURO

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ya solo quedan cuatro selecciones vivas, solo cuatro aspirantes, una de ellas se alzará con la gloria y el resto morderá el polvo. Un ganador y tres perdedores. Europa está cerca de conocer a su nuevo campeón. Alemania parte como favorita; es la vigente campeona del mundo y su juego combina fiabilidad y prestaciones como un buen coche alemán. Francia juega en casa y tiene una delantera de lujo: Griezmann, Pogba, Payet y Giroud. El gol personificado. Portugal ambiciona a proclamarse campeón por primera vez en su historia y cuenta con Cristiano Ronaldo, el goleador más feroz de Europa. ¿Y Gales?

El combinado galés debuta en un gran torneo de naciones. Para el reducido país británico el hecho de participar es un sueño y muchos de sus futbolistas no esperaban rendir de esta manera; es verídico. El carrilero izquierdo Taylor había comprado entradas para el concierto de Beyoncé y el lateral derecho Gunter iba a ser el padrino en la boda de su hermano, ambos eventos antes de que finalizase la Eurocopa. Ni ellos pensaban disputar las semifinales… pero, ¿y si ganan? ¿Por qué puede/debe ganar Gales la EURO? Estas son las razones.


1.- Gareth Bale

Él es el principal motivo por el cual Gales ha llegado a ser uno de los cuatro mejores equipos del torneo. El jugador del Real Madrid ha tenido buenos minutos de juego con su club siempre que las lesiones lo han respetado. Acabó en buena forma la temporada asumiendo el rol de estrella durante la baja de Cristiano y se ha prolongado con su país. Si Gales puede salir campeón con una plantilla tan limitada, gran parte de sus opciones pasan por el ‘Expreso de Cardiff’.

2.- Solidez defensiva

El sistema defensivo implantado por Chris Coleman es una auténtica tela de araña. Tres centrales; Chester, Williams y Davies flanqueados por Gunter y Taylor en los carrileros. Cinco hombres, como mínimo, empleándose atrás para que el triángulo Allen-Ramsey-Bale se ocupe del ataque. Si no te marcan gol, las posibilidades de ganar aumentan exponencialmente y si te adelantas en el marcador y sabes defender el resultado, la opción es real.

3.- El triángulo de centrocampistas

Con Joe Ledley como guardaespaldas y ejerciendo en muchas ocasiones de cuarto central, Joe Allen y Aaron Ramsey son los encargados de generar fútbol. Dos futbolistas de mucha calidad y criterio con la pelota ayudados por Gareth Bale cuando el ‘11’ detecta que su equipo sufre y necesita de su aportación. Si el ‘10’ galés, Ramsey -que estará sancionado en semis- además está inspirado como el día de cuartos ante Bélgica la tarea se vuelve mucho menos compleja.

4.- Míster Coleman

El entrenador ha demostrado tener recursos e ideas frescas durante toda la fase de clasificación y el transcurso del torneo. Ha sabido buscar el lugar donde Bale puede desarrollar mejor su potencial, la forma de rodearlo para protegerlo de labores defensivas y que el resto de compañeros aprovechen los espacios o balones que él pueda proporcionar. Además, entendiendo las limitaciones de su equipo ha desarrollado un entramado defensivo que hace a ‘Los Dragones’ menos vulnerables.

5.- La bendición del gol

Sus dos delanteros centros no destacan por su capacidad anotadora; Sam Vokes y Hal Robson-Kanu ni siquiera compiten en la máxima categoría del fútbol inglés, pero la confianza en sí mismos, en las opciones de su país y el sacrificio se han visto recompensados. Coleman dispone en cada alineación al ariete que potencie más a Bale, pero es que además en el trascendental encuentro ante Bélgica ambos vieron puerta. Robson-Kanu, incluso, hizo uno de esos goles reservados a unos pocos elegidos… si la fortuna de cara a gol los acompaña en su esfuerzo, doble peligro.

6.- Afición e ilusión

Todo el País de Gales está volcado con su combinado nacional y los jugadores les devuelven ese apoyo. Ahora creen que pueden derrotar a cualquier rival que se les ponga por delante y ya sabemos que la fe mueve montañas. Un caso similar al del Leicester que engrandece aún más este deporte y crea afición. Que no siempre ganen los mismos y que el hombre de a pie derroque a los grandes magnates (la metáfora ejemplificada con el conjunto de Ranieri y por qué no repetir con Gales) es un halo de esperanza en un mundo dominado por el dinero. Por estas razones y por muchas más ‘Los Dragones’ pretenden carbonizar Francia al ritmo de “Don´t take me home, please, don´t take me home”.

dragon

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados