Rugby

article title

6 Naciones. Fase 2

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fin de semana pasado se llevó a cabo la primera jornada del 6 Naciones. Encontramos tres partidos muy reñidos y disputados por parte de los 6 países. Como toma de contacto, fue excelente, ya que, por fin, se vio un 6 Naciones no desequilibrado y entretenido, al contrario de lo sucedido en ediciones anteriores. Este fin de semana se va a disputar la, tan esperada, segunda jornada. Será, a partir de ahora, cuando los puntos se repartan justamente y los mejores equipos se vayan haciendo con el liderato y podamos apreciar quien es el justo vencedor.

Durante esta semana, he estado leyendo ciertas opiniones que no han podido causarme mayor desacuerdo. En primer lugar, se ha hablado acerca de un supuesto mal rugby en los partidos. En mi opinión, el juego desarrollado en estos encuentros me ha parecido de lo mejorcito que hemos visto en los últimos 6 Naciones. Me imagino que tras el mundial, el aficionado se esperaba encontrar a Australia y Nueva Zelanda; pero olvidamos muy fácilmente cómo funciona el rugby del hemisferio norte. Por mucho que queramos, los pillieres seguirán siendo gordos, los aperturas malos placadores y los talonadores jamás serán igual de rápidos que los alas; o al menos, por el momento. Cada vez se exige más un rugby-show y se aprecia menos el esfuerzo y la estrategia de los equipos. Aquel espectador que este fin de semana no haya disfrutado viendo a Sergio Parisse involucrándose en cada jugada (el cual se tiró hasta el último drop decisivo en el 82) o a Irlanda defender las 28 fases de Gales, no disfruta al completo de este deporte.

Otro aspecto que me ha producido cierto recelo es el referente al Irlanda vs Gales. En primer lugar, muchos periodistas hablan de que el empate fue justo. Sinceramente, Irlanda “dominó” los primeros 25 minutos donde anotaron 13 puntos, tras esto, no vi llegar al XV del trébol en ningún momento a campo rival. Además, esta vez el trébol era de 4 hojas, porque evitaron la derrota en al menos dos ocasiones gracias a los dos fallidos intentos de drop de Rhys Priestland. Por si lo dicho no fuese poco, acordémonos de ese golpe de Jonny Sexton desde 40 metros para empatar el partido en el minuto 75. Objetivamente, la suerte irlandesa jugó su papel en este choque. Por otro lado, también he leído que Liam Williams hizo un gran partido. El zaguero, que entró a sustituir a Gareth Anscombe en último momento, avanzó muchos metros pero eliminó muchas ocasiones de peligro del XV del dragón “comiéndose” mucho el oval. Recuerdo que en, al menos 3 ocasiones, tenía a George North libre de marca con lo que solo tenía que fijar al defensor y pasar para así conseguir el ensayo. En definitiva, no creo que el empate fuese el resultado más justo, pero sin duda alguna fue este un partido de defensas.

Volviendo al presente, esta segunda jornada nos depara interesantes encuentros. En un primer lugar, Francia recibe a Irlanda con 6 nuevos integrantes en el XV titular respecto al primer partido. Rory Best y compañía deberán aprovechar el pésimo momento por el que están pasando los galos para trabajar y corregir los fallos que pudimos apreciar en el primer partido e incluso, probar cosas nuevas de cara los enfrentamientos contra Escocia e Inglaterra.

Será este sábado cuando los escoceses visitarán el Principality Stadium (antes conocido como Millennium Stadium) en un partido interesante. Por un lado los galeses necesitan la victoria este fin de semana para poder seguir con opciones al título y depender de sí mismos, por otro, los escoceses demostraron en Murrayfield de lo que son capaces y estoy seguro de que el XV del dragón lo va a pasar mal si quiere hacerse con la victoria. Warren Gatland presenta exactamente la misma alineación que en el partido contra Irlanda, con un milagrosamente recuperado Dan Biggar y con Sam Warburton trabajando en el cerrado. Liam Williams sigue siendo el zaguero, pero esta vez Gareth Anscombe empieza en el banco dispuesto a hacer daño en las defensas rivales.

El domingo, cerrando la jornada, Italia recibe a Inglaterra en el Olímpico de Roma. Lo normal sería que los ingleses sumasen muchos puntos a favor de cara a la clasificación y se fuese con una victoria a casa. El problema es que la Italia que vimos en el último partido puede causarle muchos problemas. El joven apertura Carlo Canna demostró contra Francia que es capaz de liderar cualquier equipo a la altura de los mejores. Por otro lado, el centro de Exeter Chiefs de 22 años, Michele Campagnaro fue en mi opinión el mejor jugador del partido junto a Sergio Parisse. Lideró a los tres cuartos en defensa y destrozó la oposición rival colándose por el intervalo en varias ocasiones. Es, sin duda alguna, uno de los jugadores con más potencial del rugby italiano y posiblemente de las naciones europeas junto con Henry Slade y el ya consagrado Robbie Henshaw.

Para acabar, no podemos olvidarnos de la selección española que se enfrenta este sábado en el 6 Naciones B a Rumanía. Este sábado #TodosAlCentral de la Complutense de Madrid a ver como los leones se enfrentan al que va a ser su rival directo en la ronda de clasificación para el mundial de Japón de 2019.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados