Ciclismo

article title

Seis conclusiones al día de descanso del Tour

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

1- Está todo por decidir

Acostumbrados a llegar al día de descanso de los últimos Tours con Froome aventajando a sus rivales en varios minutos, este año la clasificación está más apretada que nunca. Froome solo sacó ventaja en la contrarreloj inicial, donde fue el único de los favoritos que decidió arriesgarse a pesar del mal tiempo. Sin embargo, tanto Aru como Bardet han sabido mantenerse, e incluso restarle tiempo en el caso del sardo, al nivel del keniata. Sólo catorce segundos entre el de Sky y el de Astana, cuarenta con el francés, hacen que todo esté por decidir aún cara al maillot amarillo.

2- Sky sigue siendo el equipo más fuerte

Es cierto que este año el dominio de los británicos no esté siendo tan total como los anteriores, pero en las etapas claves siempre han llevado la voz cantante y se ha corrido al ritmo que ellos han impuesto. En la Planche des Belles Filles, solo Aru pudo romper el tren de Sky. En la Station de Rousses fue Sky quien decidió quién y con cuanto tiempo podía llegar escapado. Ayer, pese al movimiento desestabilizador de AG2R fueron ellos de nuevo los que marcaban el ritmo en la última ascensión. No obstante, el abandono de Thomas sumado al bajo nivel de Rowe, Nieve o Henao inquietan un poco a Brailsford. Por otro lado está Kwiatowski, quién está mostrando un nivel estratosférico.

3- Criba de aspirantes

Hombres como Contador o Quintana se han dejado demasiado tiempo en la clasificación general, y están prácticamente descartados para el triunfo final. El caso del pinteño es especialmente doloroso, ya que su temporada estaba enfocada en este evento. Sin embargo, en Mont du Chat evidenció no estar al nivel de los mejores teniendo en cuenta además, que había sufrido dos caídas anteriormente. Muy lejos en la general, al de Trek solo le queda ser un elemento desestabilizador en la carrera, algo que se le da francamente bien. Quintana por otro lado, está más cerca que el madrileño en la general, sin embargo las senscaciones son muy malas, habiendo pinchado en las dos etapas montañosas que llevamos en esta edición. La baja de Valverde y el cansancio del Giro no ayudan al colombiano, que tendrá que aferrarse a la carrera con todas sus fuerzas.

4- Ausencias forzadas

Hasta diecisiete corredores menos de los que empezaron en Düsseldorf siguen en el Tour cuando llegamos al día de descanso. Especialmente trágico esto para el ciclismo nacional, ya que dos de sus máximos estandartes en esta carrera cuando sólo se habían recorrido unos kilómetros de la contrarreloj inicial. Tanto Valverde como Ion Izaguirre sufren duras lesiones. Esperemos su pronta recuperación ya para la temporada que viene. Otros ilustres como Sagan, expulsado con gran polémica, Cavendish, lesión en el hombro o Demáre en fuera de control tampoco podrá seguir. Otros como Majka están esperando a ver como recuperan el día de descanso para decidir si continuan o no. Muy triste también es la baja de Richie Porte, era su Tour y una caída le privó de demostrarlo. Que vuelva con fuerza.

5- Kittel el rey del sprint

El alemán con tres victorias, una de ellas sobre la bocina, ha sido el más resolutivo de todos los velocistas del pelotón. Con las bajas de Sagan y Demáre, el maillot verde no es una utopía. Doce victorias ya para el alemán en el Tour y una juventud que hace pensar que dominará en los próximos años. El rival lo tiene en casa con Gaviria, veremos si renueva o prueba en otro equipo.

6- Revelaciones

Unos reverdecen viejos laureles, otros florecen ahora con fuerza. Hablamos de Rigoberto Urán y Lilian Calmejane. El colombiano, dos veces pódium en el Giro, ha vuelto por sus fueros y ha sido la sorpresa en las etapas claves de este presente Tour aguantando con los mejores e incluso siendo capaz de ganar la etapa reina. Veremos si aguanta las tres semanas entre los primeros. El francés por otro lado, ha sumado fugas de calidad, llegando a culminar una de ellas con victoria en solitario. Una temporada repleta de victorias, sumadas a la que ya tenía en la Vuelta a España hacen que tenga un palmarés envidiable. Futuro escrito en francés.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados