El Scouting

article title

Cuatro porteros a seguir en Segunda División

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cada verano, con la llegada del calor vienen también los fichajes. Los equipos de fútbol comienzan a cubrir las plazas necesarias en sus plantillas, con las piezas más relucientes que encuentran en el mercado, ajustándose a un presupuesto, muy diferente para cada uno de ellos. Es por lo tanto lógico, que algunas de esas piezas tan codiciadas, sean jóvenes talentos, a los que aún queda mucho margen de mejora, pero cuya calidad está fuera de duda alguna. Comienzo por ello esta saga, para dejar mi breve aportación sobre algunos de los jugadores más prometedores de la Segunda división española, que quizás, en un plazo breve de tiempo, disfruten de minutos en Primera.

 

Juan Soriano (Sevilla Atlético)

El primer nombre de la lista, y seguramente al que le deparan un mayor número de oportunidades para acabar triunfando, llega directo desde Nervión. Otra perla en la portería sevillista, tras los ya consagrados Sergio Rico y David Soria. Actualmente formando parte del filial sevillista, en la división de plata española, busca ganarse minutos con el primer equipo, cuya puerta lleva aporreando un tiempo. Es joven, apenas 19 años, pero con las cualidades que atesora bajo palos, no sería de extrañar verle dar el salto a primera en poco tiempo.

Sabe aguantar la posición, tiene buenos reflejos, envergadura, y va con valentía por alto. Solo le falta algo más de experiencia para acrecentar su solidez como guardameta de un equipo en la máxima categoría, al que sin duda acabará llegando. Tarea complicada que sea en Sevilla, por los dos que tiene delante. Pero si acaba saliendo del club hispalense, no le faltarán ofertas sobre la mesa a este Sub19 español.

Yassine Bounou (Girona) 

Portero marroquí, más conocido como “Bono”, quien con dos temporadas a sus espaldas en un histórico como el Real Zaragoza, pretende ser el referente bajo palos, en un aspirante serio a jugar en primera la próxima campaña, el Girona. Acogido bajo el manto Atlético al llegar a España, no llegó a cuajar en su papel como alternativa a la portería rojiblanca, y tras dos años de cesiones continuadas al conjunto maño, su lugar para continuar su carrera deportiva pasa por Girona.

A sus 25 años, está en el momento de demostrar si realmente tiene la categoría suficiente como para ser el titular en un conjunto competitivo, como lo es su club actual, donde a bien seguro, si realiza una buena temporada, podría ayudar a conseguir el ansiado ascenso, y con ello volver a poner su ficha en la lista de deseos de varios equipos. Para conseguir todo ello, el primer paso que debe dar, es mantener una regularidad que no llegó a ofrecer en su última etapa.

 

Paulo Gazzaniga (Rayo Vallecano)

Nacido en Murphy, Argentina, hace 24 años, este guardameta lleva sangre en sus venas ligada a la portería desde el nacimiento, ya que su padre, Daniel Gazzaniga, defendió los colores y la portería de River, entre otros equipos, colores que precisamente defenderá su hijo, aunque en distinto club, el Rayo Vallecano. Tras pasar por las categorías inferiores del Valencia, y jugar entre otros en el Southampton, llega ahora cedido precisamente por el conjunto de los ‘Santos’, al equipo vallecano.

El club de la capital, que afronta este curso el complicado reto de intentar regresar por la vía rápida a la primera división del fútbol español, ha reforzado su portería con esta promesa, que promete ofrecer buenas actuaciones a los bukaneros. Si tiene oportunidades de forma regular, puede ser una pieza muy interesante dentro del entramado rayista. Ojo por cierto a su juego de pies, dará que hablar.

Sergio Herrera (Huesca)

23 veranos a sus espaldas, y un portero de garantía como ya demostró el pasado curso en la Segunda B española, donde fue uno de los porteros más destacados, defendiendo la portería del SD Amorebieta. Con 1’93 de estatura, no tiene problemas para atrapar cualquier amenaza aérea que se cierne sobre su portería, y además no es que sea torpe bajo palos, todo lo contrario, se mueve con instinto. Atento y bien colocado también podrían entrar dentro de sus principales puntos a favor.

Estas cualidades le han dado la oportunidad de recalar en el Huesca, y militar por tanto en uno de los conjuntos de la segunda división española, donde tiene otra oportunidad para mejorar sus prestaciones, y dar un salto más en su carrera. Por el momento, dejará seguro acciones espectaculares por la ciudad aragonesa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados