Fútbol alemán

article title

Schalke 04 Vs. Borussia Dortmund: die Revierderby

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En Nordrhein-Westfalen hay amor, amor por el fútbol y su historia. Es palpable el sentimiento de un aficionado por este deporte en la cuna del fútbol alemán como es esta región. Pero en la cuenca del Ruhr hay dos tipos de amores, tan diferentes y a la vez tan parecidos cómo son el “Wir lieben dich” del Schalke y el “Echte Liebe” del Borussia Dortmund. Dos maneras de expresar una pasión hacia un club, el primero en la Nordkurve y el segundo en la Südtribüne. Unos con blanco y otros con negro. Con azul y con amarillo. Tan opuestos y con una historia tan intrínsecamente ligada entre sí.

El primer avistamiento de Revierderby -como es llamado en el país teutón-, fue en 1925 y su resultado fue favorable a los mineros con un 4-2. Por aquel entonces el Schalke vivía una de sus mejores etapas como club y fue claro dominador de los derbis de la cuenca. Hablar por aquel entonces de enemistad, o de rivalidad más allá de un partido cualquiera no tenía sentido. El punto determinante en esta historia llegó el 13 de Noviembre de 1947. En la final de la Westfalenmeisterschaft donde ambos equipos se enfrentaban. Tras 21 años de dominio blanquiazul, el Dortmund da la campanada remontando un 2-0 y acabando así por llevarse la victoria en el último momento y rompiendo la racha del Schalke. Con un evidente desconcento el equipo minero no se queda a la entrega de la copa al BVB provocando el primer escándalo en un Revierderby y creando el punto de inflexión entre ambas aficiones.

Desde la concepción de la Bundesliga ambos equipos se han enfrentado un total de 87 veces, marcando así dos grandes fechas en el calendario del fútbol germano al año. La igualdad entre borussers y mineros es máxima. 31 victorias para cada uno de ellos, y 25 empates entre ambos. Los partidos entre Schalke y Dortmund son importantes en Liga, tanto que ganar la competición doméstica sin haberle ganado al rival de la ciudad que está sólo a 25 kilómetros considera un éxito sólo al 80%. Testigo de ello fue el año 2007:

El Schalke llegaba líder antes de disputar la penúltima jornada de Bundesliga seguido del Stuttgart. Debía ganar al Dortmund para poder permanecer en la primera plaza de la clasificación y poder alzarse con el título tras 50 años sin conseguirlo, independientemente de lo que hiciese su perseguidor en su partido. Sin embargo los ‘Schwarzgelben’ ganaron por 2-0 y por consiguiente los mineros perdieron el liderato para que una semana más tarde, perdieran el titulo de Deutschermeister 2006/07 a pesar de ganar en la ultima jornada. Tras esto los fans borussers enviaron a sobrevolar el Veltins Arena una avioneta portando una pancarta amarilla con sobreimpresionado negro que rezaba: “Una vida entera sin títulos en la mano”. Pero ahí no queda la cosa, poco después se vio a futbolistas borussers como Kehl o Weidenfeller con camisetas con el texto “campeón en romper corazones” o con el simple pero claro “dos a cero”.

La rivalidad entre ambos clubs abarca no sólo lo futbolístico, sino también lo publicitario, las relaciones entre ambas directivas y la seguridad del aficionado. La policía de ambas ciudades refuerzan los estadios de Gelsenkirchen y Dortmund los días de Revierderby.

Sin duda el derbi de la cuenca de Ruhr es algo especial en Alemania, el espectáculo está garantizado ya que en toda la historia de Bundesliga sólo 9 veces se acabó con un 0-0 en el marcador. Bienvenidos a la lucha del Ruhrpott, donde el ganador se lleva no sólo tres puntos, sino también el orgullo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados