Champions League

article title

Schalke 04, mucho que ganar y bien poco que perder

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Maria CANDELARIO – El FC Gelserkinchen-Schalke 04, más conocido como Schalke 04, es sobre el papel el rival más débil de la eliminatoria de octavos de final de la presente Champions League. En eso coincidían los analistas allá por el mes de diciembre. Pero, ¿qué nos puede ofrecer este Schalke en su duelo ante el Real Madrid?

El equipo se dispone habitualmente en un 4-2-3-1. Su punto fuerte es el contraataque y su talón de Aquiles recae en la transición defensa-ataque. Con Ralf Fährmann bajo los palos, el equipo ha ganado seguridad y confianza. Sin embargo, un hándicap del cancerbero son sus salidas en jugadas a balón parado. En el centro de la zaga, los mineros siguen sufriendo. El estado físico del griego Papadopoulos es una incógnita, por lo tanto, su uso en la eliminatoria es interrogante. El camerunés Matip y el brasileño Santana serán la pareja titular de centrales, ambos con muchas carencias pero con gran entrega. En los laterales, Höwedes, si está al 100% tras su lesión, será el encargado de minimizar las galopadas letales de Cristiano Ronaldo; y el bosnio Sead Kolasinac las de Gareth Bale.


El ghanés Kevin-Prince Boateng debe ser pieza clave para el Schalke | Getty

En el centro del campo, el técnico Jens Keller ha encontrado un doble pivote estable con Neustädter y Kevin-Prince Boateng, con capacidad de llegar en segunda línea. En la parte ofensiva, es donde el equipo muestra más peligro. El peruano Farfán por la derecha y el cotizado Draxler por la izquierda son los extremos encargados de dar velocidad al ataque, conducir las contras y percutir con sus movimientos. Acompañados por el talentoso Max Meyer, el joven que tiene la misión de poner la pausa para buscar los espacios en la defensa rival. En punta estará Klaas-Jan Huntelaar, que tras su regreso, además de aportar dinamismo, sigue mostrando que lleva el gol como signo de identidad.

Es un club capaz de lo mejor y de lo peor. Los mineros han estado muy cuestionados por su irregular primera vuelta, de hecho, el técnico Jens Keller estuvo al filo de la destitución en navidades. Sin embargo, en la actualidad el equipo ha mejorado su imagen y en 2014 no ha perdido ningún partido.
En definitiva, este Schalke tiene mucho que ganar y poco que perder. En Gelsenkirchen lo tienen claro, si juegan como equipo compacto pueden sacar buen resultado en Alemania para ver luego que ocurre en el coloseo madridista.

[Sigue la actualidad del Schalke 04, con Maria Candelario, en @SchalkeSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados