Fútbol alemán

article title

SC Tasmania 1900 Berlin, el peor club de la historia de la Bundesliga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jugar en la liga más importante de tu país siempre es un privilegio. Y si ya, de paso, tu nombre se queda grabado en la historia de la competición pues, ¿qué más pedir? Eso pensaría alguien que ha hecho un buen año, pero lo que sucedió en la capital del país a mitad de los años 60 fue por todo lo contrario. El SC Tasmania 1900 Berlin iba a ser recordado para la posteridad como el peor equipo de la historia de la Bundesliga, con unos cuantos récords negativos en su poder que va a costar quitárselos.

Pero antes de hablar de aquel desastroso año hay que comentar el por qué de su participación, aquella temporada, en la máxima categoría. Y no, no fue por méritos propios, aunque durante la 64-65 no lo hizo nada mal. La capital alemana solamente contaba con un representante en la liga, el Hertha BSC, el equipo capitalino que más veces ha jugado en dicha liga. Al finalizar aquel año, ‘La Vieja Dama’, como se conoce al Hertha, descendió por unas irregularidades financieras, habiendo acabado la competición en 14ª posición en una liga de dieciséis equipos. Quedó por encima del Karlsruher SC y el Schalke 04.

Wulf-Ingo Usbeck, el jugador que marcó los dos primeros goles del SC Tasmania 1900 Berlin en la Bundesliga.

Solo hubo un descenso aquella temporada y no fue por temas deportivos. La DFB quería ampliar la competición de dieciséis a dieciocho clubes, con la única condición de que uno de esos dieciocho equipos fuera de la capital. Ascendieron Bayern Múnich y Borussia Mönchengladbach por méritos propios, pero quedaba cubrir la plaza del Hertha BSC. En la Regionalliga Berlin (liga que formaba parte de la 2ª división alemana en los primeros años de la Bundesliga), el campeón había sido el Tennis Borussia Berlin, pero no lograron el definitivo ascenso ya que en la fase de ascenso acabaron últimos en un grupo con Bayern, Saarbrücken y Alemannia Aachen. El 2º clasificado por aquel entonces, el Spandauer SV, renunció a la plaza y, por último, Tasmania que, para más datos, confirmó su participación en la Bundesliga 1965-66 pocas semanas antes del inicio de la competición.

De la mano de Franz Linken, el equipo inició la competición en la Bundesliga con una victoria. Derrotaron en casa al Karlsruher, con dos goles de Wulf-Ingo Usbeck, delantero que acabaría ganando la liga con el Nürnberg dos años después, a pesar de acabar jugando media temporada en el fútbol austriaco, en las filas del Grazer AK. Linken dejó el club en la jornada 12ª, tras una derrota por 5-0 en el Weserstadion de Bremen. Hasta ese momento, el Tasmania solo había sumado cuatro puntos, los tres del debut y un empate sin goles en casa del Kaiserslautern. Encajó goleadas en Mönchengladbach (5-0), Hamburgo (5-1), Nüremberg (7-2) y en casa ante Hannover 96 (1-5) y FC Köln (0-6), sumando un total de cuarenta y dos goles encajados en doce partidos. Todo un drama.

A Franz Linken le sustituyó en el cargo Heinz-Ludwig Schmidt, un berlinés que había hecho su carrera en los banquillos en la capital. Pero, con él al frente los resultados no mejoraron. El debut de Schmidt fue en casa, ante el equipo que iba líder en ese momento y que, posteriormente, acabaría llevándose el título, el 1860. Klaus Basikow, portero del Tasmania, acabó encajando otro 5-0 ese día. Y así fue, derrota tras derrota, hasta sumar diez consecutivas, hasta que, en el Olímpico, a mitad de enero, el Gladbach de Netzer y Vogts les visitó y no pudo llevarse de allí más que un empate sin goles. Dos empates, ante Kaiserslautern y Werder Bremen, y una victoria ante el Neunkirchen fueron los tres únicos partidos, desde el empate ante los Potros, en los que los berlineses pudieron puntuar aquella temporada.

Un balance muy triste el del conjunto capitalino aquel año. Posee innumerables récords pero, para su desgracia, todos son negativos. Dichos récords son los siguientes:

-Club que ha sumado la menor cantidad de puntos: 8

-Club con menos victorias: 2 (empatado con el Wuppertaler SV, 1974-75)

-Club con más derrotas: 28

-Único equipo que no ganó un solo partido como visitante.

-Mayor racha de partidos sin ganar: 31

-Mayor número de derrotas jugando como local: 12

-Mayor racha de derrotas consecutivas como local: 8 (empatado con el Hansa Rostock, 2004-05)

-Mayor racha de derrotas seguidas: 10 (empatado con el Arminia Bielefeld, 1999-00)

-Peor diferencia de goles: 15 a favor y 108 en contra.

-Goleador de un equipo con menos goles en una temporada: Wulf-Ingo Usbeck, 4 goles.

-Peor derrota como local: 0-9, ante el Meidericher.

-Peor asistencia a un partido de la Bundesliga: 827 espectadores.

Curioso es que, justo en el partido del debut ante el Karlsruher, el estadio Olímpico tuvo 81.500 espectadores y el del Borussia Dortmund (3ª jornada), 70.000. Sin embargo, el día en el que se dio la visita del Gladbach, el número de aficionados no llegó ni a 900. Por suerte, falta uno de los récords en la lista anterior. En su día, el equipo estuvo unos ochocientos treinta minutos sin marcar un gol, cifra que se sumó a la de los datos negativos anteriores. No obstante, desde 1993, el FC Saarbrücken y el FC Köln superaron dicha cifra y borraron el nombre del Tasmania.

El sueño acabó ahí. Una derrota por 4-0 en Gelsenkirchen fue el último encuentro del conjunto capitalino en la Bundesliga, una liga a la que llegó de rebote, por necesidad del organizador. Todo esto sucedió después de haber ganado la Regionalliga Berlin en la 63-64 y de haber participado en la Copa de Ferias, torneo continental de aquella época, en la que cayeron ante un equipo de la ciudad de Utrecht en 1ª ronda.

Será muy difícil hacer olvidar al SC Tasmania 1900 Berlin por lo que consiguió, aunque no fuera a propósito. Será difícil, porque planificar una temporada con solo un par de semanas no es nada fácil, y más, viendo que el nivel de tu plantilla está muy lejos del de los clubes de 1.Bundesliga. No hubo opción de competir en ningún momento, a pesar de haber ganado el primer partido. El nivel mostrado fue muy flojo. Tanto, que tiene el honor de ser, como ya habíamos dicho, el peor equipo de la historia en más de medio siglo de competición en la Bundesliga.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados