Fútbol alemán

article title

Sascha Lewandowski descansa en paz

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La muerte ha azotado al fútbol alemán de la manera más dura. La policía de Bochum ha confirmado el fallecimiento de Sascha Lewandowski, que fue encontrado en la noche del miércoles en su apartamento por causas de momento, desconocidas.

Lewandowski nació en Dortmund hace 44 años y empezó su carrera como técnico, precisamente en la ciudad vecina a su lugar natal, donde fue hallado sin vida. Allí se formó como entrenador en las categorías inferiores, hasta pasar a formar parte de las disciplinas del que fuese el club que más le ha marcado en su vida. El Bayer 04 Leverkusen. Desde 2007, Lewandowski se convirtió en un hombre de club desde que llegó a las aspirinas. Hasta 2012, dirigiendo al equipo U19, hasta que llegara su momento de manera casi inesperada. Sami Hyypiä sería el elegido por Rudi Völler para tomar el mando del equipo allá por el mes de abril, tras la destitución de Robin Dutt después de 4 derrotas consecutivas en Bundesliga. Junto al finlandés, Lewandowski formaría un tándem que pondría su fin al acabar la siguiente temporada, en Junio de 2013.

 

 

Aquel cargo, además de ser la cota más alta en la carrera de Sascha, fue una mentira. Realmente, el entrenador era Hyypiä, aunque la imagen fuese Lewandowski. El ex futbolista del Liverpool sería la cabeza, el técnico que llegó de las categorías inferiores, la licencia. Hyypiä no disponía de carnet de entrenador. El llamado tándem de las aspirinas nació por obligación, teniendo en cuenta la imposibilidad de Sami de sentarse en el banquillo de manera solitaria.

El finlandés consiguió su licencia a principios de 2014, y Sascha seguiría mostrando su implicación con los de Leverkusen dando un paso al lado y transformándose de manera repentina, en asistente. Realmente, la función que venía realizando mientras Hyypiä no tenía su documentación en regla. Dos años después del nacimiento del tándem, Hyypiä sería cesado y Lewandowski, ahora sí, tomaría el cargo del equipo a título individual. Tan solo duró 5 partidos, los últimos de su relación con el Bayer 04 Leverkusen.

Ya en 2015, el Union Berlin llamó a la puerta de Sascha. El equipo que militaba en 2.Bundesliga firmaría al técnico de la cuenca del Ruhr. Seis meses después, Lewandowski se dio de baja, siendo cesado de su cargo un mes después. Problemas cardíacos y depresión han sido dos problemas que han azotado los últimos meses de vida del entrenador alemán. Su muerte no tiene explicación, aunque el abatimiento y la tristeza golpearon a una persona joven cuya carrera profesional no había gratificado como correspondía a su lealtad y su trabajo.

 


 

Descanse en paz, Sascha Lewandowski.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados