NBA

article title

San Antonio Spurs vs Oklahoma City Thunder: mucho más que un Durant contra Kawhi

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ya llegan las semifinales de la Conferencia Oeste en la NBA. Y con ellas uno de los duelos más esperados de la temporada, el que enfrentará a San Antonio y Oklahoma. Al comenzar la temporada, las previsiones daban a ambos equipos como máximos candidatos a ocupar la segunda y tercera plaza del Oeste, respectivamente, y así ha sido. Pero de maneras bien distintas.

Los Spurs se han aupado a la segunda plaza del Oeste recuperando su mejor versión de juego coral, aptitudes defensivas y un récord como local de 40-1, igualando la mejor marca de todos los tiempos. Los Thunder por su parte, récord de 55-27 pero sufriendo naufragio tras naufragio cuando visitan o reciben a los grandes de la NBA. Sus lagunas defensivas les han hecho perder que partidos que prácticamente tenían atados, y eso en Playoffs es como firmar tu sentencia de muerte.

Cómo llegan

Los Spurs llegan a estas semifinales tras exterminar sin piedad a Memphis en primera ronda con un 4-0 sonrojante para los de Tennessee. Ofreciendo profundidad de banquillo, ideas claras y la sensación de que sin estar al máximo nivel en ambos lados de la pista se han paseado. Frescos y sin ninguna lesión. Pocas lecturas se pueden hacer más, ya que Memphis fue una simple marioneta invitada a la postemporada texana.

Por su parte, OKC viene de ganar una serie con más polémica que baloncesto frente a Dallas Mavericks. Los compitruenos dejaron tan sólo escapar un partido y fue, sobre la bocina y con Kevin Durant firmando una serie de tiros terrorífica, Westbrook poco acertado e Ibaka en su línea habitual de la temporada. Dallas trató de llevar la serie a la batalla personal hombre por hombre para descentrar a los de Billy Donovan, pero su velocidad de contraataque y su acierto exterior marcaron una serie con muy poco juego.

Las claves

Hay tres factores fundamentales que pueden decidir esta serie:
El primero, el duelo de banquillos. El veterano de 3 Guerras Mundiales, Popovich se enfrentará a un novato en el arte de los Playoffs como es Billy Donovan, que cuenta sus eliminatorias por victorias, pero claro con tan solo una disputada. El gran bagaje táctico del técnico texano puede dejar en evidencia la pizarra de OKC y decidir la serie en los emparejamientos y las defensas.

El enfrentamiento Kawhi-Durant. Dos de los 5 mejores jugadores de la NBA (en esta lista faltan LeBron, Curry y en mi opinión, Green) frente a frente. Dos animales competitivos cada uno a su manera. El MVP de las finales, desde el trabajo defensivo y el liderazgo en ataque. Un hombre tranquilo que trabaja por y para el equipo. Y Durant, una estrella ofensiva que desata todo su arsenal en campo contrario. El duelo individual antes de empezar la serie lo domina KD por 12 a 11, en playoff una serie para cada equipo y 6 victorias por barba (vía Sergio Andrés del Diario AS).

El defensor del año contra el bailarín de claqué, un duelo que promete, sangre, sudor y esperemos que bastantes puntos. En las manos de Leonardo están los partidos, en las de Durant, la serie.

Los Interiores. El juego que ha desarrollado San Antonio en los últimos años ha estado basado en gran parte en su juego interior. Este año se han reforzado con el mejor ala-pivot de la NBA en estos momentos como es Aldridge, y tras un inicio de curso que sembró dudas, el nacido en Dallas está totalmente integrado en el juego de los soldados de Pop. Junto a él, Duncan, el cual a pesar de haber cumplido los 40 años sigue siendo un peso pesado y titular indiscutible. Por parte de OKC, con Adams, Kanter e Ibaka a priori no parecen ser capaces de defender a los interiores texanos. De esto se aprovecharán los Spurs para infligir gran daño y buscar las situaciones de Pick And Roll que tan bien atacan en Texas y tan mal defienden los Thunder, para buscar las continuaciones de Duncan o los tiros desde 5 metros de Aldridge. Y por si fuera poco, Diaw y West esperando su oportunidad en el banco.

San Antonio debe hacer sus labores, bajar el culo abajo y mover bien el balón arriba. Buscar sus tiros claros desde más allá del arco para su voraces tiradores, que deberán subir el nivel no tanto para esta eliminatoria sino para la posible final del Oeste contra Warriors. Oklahoma, debe buscar el baloncesto de transición rápido, defender bien el bloqueo y continuación texano, mover la bola y no buscar enemigos en las trincheras como hicieron contra Dallas. Unos buscan la gloria, otros a sí mismo. Peliculón.

Pronóstico: San Antonio Spurs gana 4-1

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados