Rugby

article title

Rugby: paliza en casa ajena

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La disputa del VI naciones de rugby no detiene las principales ligas europeas y en Inglaterra se celebró la duodécima jornada del campeonato. El quinto clasificado, London Wasps, visitaba la cancha del líder, los Saracens, que solo tenía una derrota en la temporada cosechada hace cinco semanas. Los Wasps fueron un ciclón que en el minuto 10 ganaba por 19-0, al descanso dominaba por 31-16 y al final se impuso por 64-23 con ocho ensayos conseguidos. Tras semejante resultado los Wasps ascienden al cuarto puesto y los Saracens se mantienen líderes.

Anotar 64 puntos en un partido de Premiership es, hasta cierto punto, habitual. Lo que ya no es tan normal, ni en la liga inglesa ni en las otras tres mejores ligas del mundo, es que lo consiga el equipo visitante, pero hay algún que otro precedente.

Premiership

El rugby inglés inició la Era Premier en 1997 y desde entonces cinco equipos visitantes han logrado, al menos, 64 puntos, el último los Wasps la semana pasada.

El primer caso se vio en la última jornada de la temporada 1998/1999. El 16 de mayo Richmond visitó a Bedford Blues en un partido entre equipos de la zona baja y los de Richmond ganaron por 106-12, la que sigue siendo la mayor victoria en la historia de la liga inglesa (como local o visitante).

En la siguiente temporada Bath, que terminaría como subcampeón, visitó en la 17ª jornada a London Irish y ganó por 64-16. Este marcador se mantiene como la peor derrota liguera en la historia de los Irish.

 

En el curso siguiente la competición estrenó playoffs y Bath volvió a ser subcampeón pero en la temporada regular mejoró su victoria récord como visitante al ganar en la última jornada en Rotherham por 68-12. En este partido el marcador del descanso era 0-51 para Bath, todavía récord histórico en el intermedio de un partido de liga inglesa.

Si los Saracens sufrieron el último caso, suyo es el penúltimo. Nuevamente en la última jornada los Saracens, que acabarían siendo campeones en los playoffs, ganaron por 68-17 en campo de London Welsh. Los Welsh cerraron de esta forma una temporada lamentable puesto que acabaron colistas con 22 derrotas en 22 partidos y solo un punto, un bonus ofensivo obtenido en la segunda jornada.

Pro 12

En la antigua liga céltica, y que ahora, además de clubes galeses, escoceses e irlandeses, tiene un par de equipos italianos, sólo encontramos dos partidos donde el conjunto visitante alcanzase los 64 puntos y ambos se produjeron en la temporada 2002/2003.

El sistema de competición de ese año establecía dos grupos, de siete jornadas cada uno, y unos playoffs a partido único a partir de cuartos de final.

 

En la cuarta jornada, disputada el 21 de septiembre, el Edimburgo visitó a los galeses del Caerphilly, que acabó la temporada perdiéndolo todo, y ganó por 66-32. Los escoceses fueron subcampeones de su grupo pero en cuartos de final cayó ante otro equipo galés, el Cardiff.

Un par de jornada después, el 5 de octubre, otra vez el Caerphilly recibió una visita ilustre, la del Ulster, tercero del grupo y semifinalista de la competición, sufriendo otra derrota muy dura al caer por 15-67.

SuperRugby

La mejor liga del mundo, el SuperRugby del hemisferio sur, destaca, entre otras muchas cosas, por la alta anotación que se ven en sus partidos pero tras 1785 encuentros sólo en dos el equipo visitante alcanzó los 64 puntos.

La primera vez que ocurrió fue en la segunda jornada del año 2010. Lions y Chiefs jugaron en Johannesburgo el partido con más puntos (137) y más ensayos (18, nueve por equipo) en la historia del SuperRugby que acabó con victoria del equipo neozelandés por 72-65. Pese a semejante inicio de competición ambas franquicias hicieron una mala temporada con los Chiefs acabando en décima posición y los Lions últimos tras perder todos los partidos (trece).

 

Tres años después los Waratahs australianos visitaron Port Elizabeth para disputar la 12ª jornada ante los Kings, franquicia que estaba en su primer año de existencia y que acabó colista. Los Waratahs –por entonces con opciones de playoffs aunque finalmente acabarían novenos, fuera de los puestos de honor– igualaron el récord anotador como visitantes de los Chiefs al vencer por 72-10 (46-10 al descanso).

¿Y en Francia?

En el TOP 14 francés, que el conjunto visitante alcance los 64 puntos es tan extraño que no ha pasado nunca, al menos en los últimos 60 años. El equipo que más se acercó fue el Béziers en la temporada 1977/1978 cuando ganó por 63-4 en el campo del Auch.

Por aquel entonces la liga francesa se disputaba en dos fases. En la primera 40 equipos se dividían en cinco grupos de ocho y los cinco mejores de cada uno pasaban a una fase final de eliminatorias a los que se unían los siete mejores de una especie de segunda categoría.

La paliza del Béziers, que había ganado cinco de las siete ligas anteriores y que saldría campeón en cuatro de las seis siguientes temporadas, tuvo cierta lógica porque ese año ganó sus 19 partidos y anotó 731 puntos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados