Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Rostros de la English Premier League , jornada 15

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Quince partidos han tenido que pasar para que el Chelsea de Jose Mourinho sumase su primera derrota en la Premier League 2014/15. A pesar de que el técnico luso siempre ha negado que buscase igualar el hito logrado por el Arsenal en el curso 2003/04, cuando los ‘Gunners’ consiguieron cerrar una campaña completa sin perder un partido de Liga, la fortaleza mostrada por los de Stamford Bridge durante el comienzo de temporada había dado pie a la especulación en Inglaterra de manera totalmente abierta. Sobre el papel, nadie parecía capacitado para meter mano al equipo construido por el manager portugués, y sólo las leves críticas a la falta de rotaciones en el once tipo ponía un pero al trabajo realizado por los del oeste de Londres.

Sin embargo, al noroeste del país, la misma zona dónde el pasado fin de semana los ‘Blues’ se habían dejado de manera sorprendente dos puntos en su visita al Stadium of Light de Sunderland, parecen haber encontrado la fórmula para derribar al portaaviones londinense. Así, en su desplazamiento a St James’ Park , el resucitado Newcastle United de Alan Pardew consiguió convertirse en el primer equipo capaz de hacer doblar la rodilla al todopoderoso Chelsea (2-1).

En la lucha por el título, el tropiezo de los azules fue aprovechado por el Manchester City, que tras superar sus dudas iniciales parece haber cogido ritmo y ya suma cuatro victorias consecutivas en Liga. Los ‘Citizens’, eso sí, vieron como, durante el choque ante el Everton (1-0, gol de Yaya Touré desde los once metros), Sergio Agüero, máximo goleador de la Premier con 14 dianas, volvía a caer lesionado y, al parecer, será baja para el trascendental choque de Liga de Campeones ante la Roma. Tras su sufrido triunfo, el equipo de Manuel Pellegrini se sitúa segundo en la tabla con 33 puntos en su haber, a solo tres del líder.

Muy lejos están Arsenal, sexto con 23 puntos, Liverpool, noveno con 21, o Tottenham Hotspur, décimo también con 21 puntos. Los tres tienen en común, además, que no pudieron aprovechar el resbalón del líder para acercarse a las posiciones de privilegio. Así, el cuadro ‘gunner’ protagonizó su debacle anual en Stoke-on-Trent cayendo derrotado por 3-2, mientras que ‘Reds’ y ‘Spurs’ apenas pudieron pasar del empate sin goles ante Sunderland y Crystal Palace respectivamente. El fin de semana, sin embargo, deja tres protagonistas que nada tienen que ver con los problemas de perforar la red contraria:

 

Papiss Cissé (Newcastle United)

La llegada de Papiss Cissé al Newcastle United supuso un enorme estruendo en la Premier League. Era enero de 2012 y el Newcastle decidía apostar fuerte por el semi desconocido delantero senegalés, que por entonces militaba en el modesto Friburgo alemán. Nueve millones de libras y un contrato por cinco temporadas y media fueron los términos que llevaron al atacante africano hasta las ‘Urracas’. Una operación de calado que, sin embargo, pronto iba a parecer barata, pues el delantero debutó en partido oficial con su nuevo equipo logrando el tanto de la victoria ante el Aston Villa (2-1). Durante aquella primera media campaña con el conjunto ‘geordie’, Cissé anotó 13 goles en 14 partidos de Liga. Un rendimiento bárbaro, que sin embargo nunca pudo mantener.

Así, en la temporada 2012/13, el punta logró convertir ocho tantos en 36 partidos, bajando todavía más su aportación durante el siguiente curso, en el que únicamente pudo celebrar dos tantos en 24 encuentros de Premier League. Por entonces, el Newcastle había pasado de volver a codearse con la parte alta de la clasificación a convertirse en un equipo gris y, como consecuencia, sus seguidores, la numerosa ‘Toon Army‘, declaró la guerra a su manager, Alan Pardew. Un conflicto que se agravó durante el inicio de la presente campaña, y en el que Cissé aparece como uno de los principales pacificadores. No en vano, cuando la situación solo parecía tener un desenlace posible, la destitución del técnico inglés, el delantero retomó su idilio con el gol. Así, su primer partido de la temporada, en la quinta jornada, coincidió con una protesta masiva que inundó St James’ Park de carteles que pedían el cese inmediato de Pardew. Por si fuera poco, el Hull City, rival aquella tarde, comenzó ganado por 0-2, hasta que, a falta de 21 minutos para el término del encuentro, el preparador blanquinegro decidió dar entrada al Cissé, que volvió a re debutar con gol. En esa ocasión, con un doblete que supuso un punto para el equipo y, más importante, un mínimo balón de oxígeno para su técnico. El ariete volvería a marcar dos tantos dos jornadas más tarde, ante el Swansea City (2-2), en el que fue el inicio de la resurrección de las ‘Urracas’, que encadenaron seis victorias consecutivas. Este sábado, Cissé, que suma en total siete tantos en 15 partidos, volvió a marcar dos. Claro que esta vez sus redes supusieron la victoria de los suyos ante el, hasta entonces, invicto líder

Andy Carroll (West Ham United)

Pasan las jornadas y, con ellas, la suerte o casualidad deja de impregnar la clasificación de los diferentes equipos en la tabla. Conforme la competición va avanzando, los resultados se convierten en un reflejo más fiable del nivel competitivo ofrecido por los equipos sobre el terreno de juego y, por lo tanto, permiten realizar una proyección más certera sobre lo que el futuro puede depararles. Aún tratándose de deporte, y conociendo por tanto lo imprevisible de su condición, la máxima de que el tiempo pone a cada uno en su lugar suele cumplirse y, por el momento, el sitio del West Ham United merece estar entre los mejores. Así lo ratificó el cuadro dirigido por Sam Allardyce este domingo, cuando se impuso por un claro 3-1 al Swansea City en un partido marcado por el renacimiento del jugador llamado a ser santo y seña de los ‘Hammers’; ç
Andy Carroll. El internacional inglés, que por lesiones apenas ha podido tener la continuidad necesaria, cerró una actuación sobresaliente con dos goles y una asistencia, siendo en todo momento la referencia en ataque que los de burdeos y azul esperan de él.

La relación entre el delantero y el West Ham ha sido complicada. Movido por la infinita fe que Sam Allardyce tiene en su potencial, los ‘Hammers’ decidieron invertir 15 millones de libras, cifra récord en el club, para hacerse con su contratación procedente del Liverpool. Debido a sus características de ‘nueve’ a la antigua usanza, esto es, guía absoluto en el área con especial dominio en el juego aéreo, sus prestaciones parecían el ‘fit’ perfecto para el estilo de juego que ‘Big Sam’ quería implantar. Desgraciadamente, hasta cuatro lesiones casi consecutivas apenas le dejaron disputar 15 encuentros durante la pasada campaña, mandando al traste todo un proyecto que en ataque debía orbitar, casi exclusivamente, en torno a su imponente figura. Por ello, para el presente curso, los del East End no dudaron en reforzar la ofensiva con piezas como Enner Valencia o Diafra Shako, ambos de gran rendimiento durante el inicio de la temporada 2014/15. Jugadores importantes que, además, descargan la presión sobre un Carroll que, cabe recordar, todavía cuenta únicamente con 25 años. La estrategia ha funcionado y, con la dinámica general a favor, el delantero inglés parece haberse integrado en el equipo a la perfección. Su actuación ante el Swansea resulta un ejemplo sobre las bondades que un delantero puro pueden tener, todavía, en el fútbol actual. Allardyce, que siempre confió, saca pecho. “Carroll puede ser imparable”, aseguró al término del encuentro.

Charlie Austin (Queens Park Rangers)

Llegó a la Premier League sin hacer ruido y actualmente es el máximo realizador inglés. Con ocho dianas en 15 encuentros, Charlie Austin sitúa su nombre en el cuarto lugar de la tabla de máximos goleadores de la Liga, únicamente por debajo de superestrellas como ‘Kun’ Agüero, Diego Costa o Alexis Sánchez. Sin duda, su irrupción en la élite, a sus 25 años, supone una de las grandes revelaciones individuales de la temporada. Una agradable sorpresa que, además, ha ayudado a estabilizar el rumbo de su equipo, el Queens Park Rangers. Gracias a su triunfo del fin de semana ante el Burnley por 0-2, los ‘Hoops’ han logrado abandonar los puestos de descenso por primera vez en lo que va de curso.

Austin Powers, como es apodado, fue el gran protagonista del encuentro. Ante su ex equipo, el atacante consiguió completar un curioso triplete al otorgar una asistencia a su compañero Fer para el primer tanto de los londinenses, convertir el segundo y, finalmente, ser expulsado por doble amarilla. Una peculiar actuación que, según datos de la BBC, solo Viduka, Barlett, Fortune y Bobby Zamora habían llevado a cabo anteriormente. A pesar del punto negro que supuso su temprana marcha del partido, su entrenador Harry Redknapp se mostró muy contento con la sensación que está causando su pupilo. “Estamos confiando mucho en Charlie, aunque necesitamos que alguien más nos ayude en la tarea de marcar goles. No obstante, es genial tenerlo anotando tanto para nosotros”, afirmó al final del encuentro.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados