Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Rostros de la English Premier League, jornada 37

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Penúltimo capítulo de la Premier League en su temporada 2014/15. Con casi todos los frentes cerrados, el fin de semana sirvió, como noticia más relevante, para confirmar la salvación de Aston Villa y Leicester City. Ambos conjuntos volverán a participar en la máxima competición del fútbol británico, curiosamente, a pesar de no vencer en sus respectivos compromisos. Los ‘Foxes’ no pasaron del empate a cero frente al Sunderland, otro conjunto inmerso en la pelea por la salvación. El resultado, en cierto modo, satisface a los dos rivales, pues los ‘Black Cats’ dependen de sí mismos para evitar el descenso. En su calculadora, el conjunto dirigido por Dick Advocaat precisa de conseguir un punto más en uno de los dos partidos que le restan por disputar, frente al Arsenal y Chelsea. Sin embargo, por apabullante, el resultado más llamativo es el cosechado por los ‘Villanos’, que perdieron por 6-1 ante el Southampton. La goleada de los ‘Saints’ dejó, además, uno de los protagonistas de la jornada:

SADIO MANÉ (Southampton)

El pasado sábado, en el partido encargado de abrir la jornada, Sadio Mané logró entrar en el libro de récords de la Premier League gracias a un hito sin parangón. El delantero de los Saints consiguió firmar el ‘hat-trick’ más rápido en la historia de la competición inglesa. Concretamente, el atacante senegalés anotó tres dianas en dos minutos y 56 segundos. Una explosión goleadora que sirvió para finiquitar el encuentro antes de que se hubiese cumplido el cuarto de hora de juego. Shane Long, que consiguió un doblete totalmente ensombrecido por la proeza de su compañero, minutos 26′ y 38′, permitió a los ‘Saints’ marcharse al descanso con un impactante 5-1 en el marcador – Christian Benteke, al filo del tiempo reglamentario hizo el tanto del honor-. Graziano Pellè puso el set en el marcador, en una derrota aplastante pero dulce para los de Tim Sherwood que, paradójicamente, lograban sellar su salvación tras una temporada para olvidar.

La goleada conseguida, además, sirve al Southampton para mantenerse en la pelea por una plaza para disputar la próxima edición de la Europa League hasta la última jornada. Los de Ronald Koeman, que ya tienen asegurada la séptima plaza, que podría supone un billete continental en caso de que el Arsenal ganase la FA Cup el próximo 30 de mayo, se encuentran a un punto del Tottenham Hotspur, sexto clasificado, y a dos del Liverpool, quinto. En su último encuentro, los rojiblancos deberán visitar a un Manchester City que, tras su triunfo frente al Swansea por 4-2, ya tienen asegurado el evitar la ronda previa en la Liga de Campeones. Los ‘Spurs’, por su parte, tienen en la agenda una visita al Everton mientras que los ‘Reds’ viajan al siempre incómodo Stoke-on-Trent.

El partido ante los ‘Potters’ supondrá, además, el último encuentro de Steven Gerrard con la camiseta del equipo de su vida. Una despedida anunciada, que el pasado sábado vivió su momento más emocionante.

STEVEN GERRARD (Liverpool FC)

El último partido de Premier League de Steven Gerrard en Anfield Road. El gran y más sentido adiós. Tras 17 años de carrera, el eterno capitán del Liverpool se marcha a Estados Unidos y, como no podía ser de otra forma, su afición quiso rendirle tributo en su último encuentro en la que siempre será su casa. Más allá de los tres puntos en juego, del mal resultado para los locales, que perdieron por 1-3 frente al Crystal Palace y todavía no tienen su participación en la próxima Europa League asegurada, el pasado sábado era el día de la leyenda. Así se dejó notar en una cita que, desde el inicio, tuvo una atmósfera especial. Un mosaico que rezaba “Capitán” lucía en la tribuna opuesta al túnel de vestuarios mientras que en The Kop, su grada, se podían leer la siglas S8G en su honor. Como un héroe, Gerrard saltó al césped acompañado de sus hijas, accediendo hasta el centro del campo por un pasillo de honor formado por futbolistas de ambos conjuntos. El símbolo de que el acto trascendía por encima de colores y filiaciones.

Al término del encuentro, que los visitantes solventaron con tantos de Jason Puncheon (43′), Wilfred Zaha (60′) y Glenn Murray (90′), dándole así la vuelta al tanto local logrado por Adam Lallana (26′), los vítores volvieron a centrarse sobre la figura de Gerrard, que jugó los 90 minutos en un partido de Liga por primera vez desde el día de Año Nuevo. Su palmarés así lo merece. El eterno dorsal número 8 se marcha a Estados Unidos, donde se ha comprometido con Los Angeles Galaxy, tras dejar en las vitrinas de Anfield Road una Champions League, una UEFA, dos FA Cups y tres Copas de la Liga. El legado de un futbolista único, quién, a buen seguro, nunca caminará solo.

THEO WALCOTT (Arsenal FC)

Para la jornada del domingo, la Premier League se reservó la pequeña batalla existente entre Manchester City, Arsenal y Manchester United por evitar la cuarta plaza. Abrieron fuego los ‘Citizens’, que con un doblete de Yaya Touré (21′ y 74′), un tanto de James Milner (36′) y otro de Wilfred Bony (90′) consiguieron matemáticamente el finalizar, como mínimo, terceros tras vapulear por 2-4 al Swansea City. Después llegó el turno al teórico partido de la jornada, que enfrentaba directamente a ‘Gunners’ y ‘Red Devils’ en Old Trafford. Un choque en el que los locales dispusieron de las ocasiones y el control, pero que sin embargo terminó con unas tablas que favorecen enormemente al conjunto de Arsene Wenger. Si los londinenses consiguen este miércoles, en el partido aplazado frente al Sunderland, al menos un punto, evitarán disputar la fase previa de la próxima Champions League.

Ander Herrera, en el 30′, comenzó adelantando a los ‘Diablos Rojos’ con su octavo gol de la temporada. La justa recompensa para un United que tuvo el balón y generó el peligro frente a un Arsenal todavía conmocionado por la derrota en el último minuto frente al Swansea en la pasada jornada. Mediado el segundo tiempo, Wenger decidió mover el banquillo en una valiente decisión, sustituyendo a Héctor Bellerín por Theo Walcott. El extremo inglés, a la postre, sería conseguiría el tanto del empate, con la inestimable colaboración de Tyler Blackett, eso sí, que desvió su disparo alejándolo de las manos del debutante Víctor Valdés. El internacional español, precisamente, acababa de ingresar en el terreno de juego en sustitución del lesionado David de Gea, quién, en algunos medios ingleses, apuntan que podría haber disputado su último encuentro en Old Trafford.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados