Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Rostros de la English Premier League, jornada 33

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Chelsea tiene la Liga en su bolsillo. Esta aseveración, tan contundente como fiel a la realidad dibujada por las matemáticas, es la principal conclusión que se puede extraer de lo acontecido en la trigésimo tercera jornada de la Premier League, que tuvo en el enfrentamiento entre los ‘Blues’ y el Manchester United, tercer clasificado, su punto cumbre del fin de semana. Los londinenses, quizá sin brillantez aunque sí con la contundencia de la que llevan haciendo gala durante todo el curso, se impusieron por 1-0 y, a falta de seis partidos, aventajan al Arsenal, segundo clasificado, en diez puntos. Pese a restar un enfrentamiento directo entre ambos por jugarse, parece muy complicado que el título se pueda escapar de las vitrinas de Stamford Bridge.

EDEN HAZARD (Chelsea FC)

Las mezcla de sensaciones encontradas suele ser el sentimiento más común generado por el Chelsea durante la presente campaña. Nadie puede juzgar lo autoritario de su fútbol y, sobre todo, de sus resultados, traducidos en el triunfo final en la Capital One Cup y el liderato incontestable en la Premier League. Sin embargo, el equipo de Jose Mourinho, que prácticamente vence por rutina, raramente genera ningún placer adherido al de la pura victoria. Incluso, el propio técnico luso admitió la semana pasada que su conjunto resulta “aburrido”. Su juego es plano y su estrategia, también frente a equipos sobre los que es tremendamente superior, bordea la racanería más recalcitrante, especialmente teniendo en cuenta su teórico potencial. Mucho de esto último hubo en su último enfrentamiento ante el Manchester United. Los Diablos Rojos tuvieron la posesión, hasta un 70,3%, y las ocasiones de gol más claras. Pero finalmente fue el Chelsea el que ganó, 1-0 con gol de Edén Hazard.

El belga también es reflejo de esa doble condición generada por su equipo. Su talento individual resulta incontestable y sus números individuales son excelentes –suma 13 goles y ocho asistencias en lo que va de Liga-. Sin embargo, a veces da la sensación de estar oscurecido por el sacrificio defensivo que, en el actual Chelsea, se le exige a los ‘wingers’. Sin embargo, como demostró ante David De Gea, quizá el mejor portero de la Premier, resulta letal cuando encuentra algo de espacio. Así ocurrió en el minuto 34, momento en el que rasgó el esquema defensivo del United con una internada por la izquierda que fue perfectamente detectada por Oscar, que le sirvió el balón de tacón. En carrera, Hazard se plantó frente al meta visitante y, con sangre fría, no erró en su definición. El Chelsea se encargaría de que el 1-0 no se moviese del marcador. Preguntado sobre su visión del encuentro, Mourinho lo tuvo claro. “Puede que ellos hayan tenido más posesión, pero sus hombres claves han estado en todo momento en nuestro bolsillo. Queríamos que el partido se desarrollase justo así, y lo hemos logrado”, señaló el portugués. Seguramente, la mejor definición de un cuadro, el suyo, que ya descuenta los partidos para proclamarse campeón.

SERGIO AGÜERO (Manchester City)

Sergio Agüero es el primer jugador en la Premier League que ha conseguido alcanzar los 20 goles en la competición. El primero pero no el único, cabe matizar, pues Harry Kane, que jugó inmediatamente después que el argentino, en el segundo turno dominical, también logró su vigésima red de la temporada en la victoria que los suyos lograron frente al Newcastle United por 1-3. Ambos, lógicamente, encabezan la tabla de máximos goleadores de la competición liguera. Sin embargo, merece la pena resaltar el registro goleador del punta del Manchester City, que se impusieron por 2-0 al West Ham United, quién, además, lidera la tabla resultante de sumar tantos conseguidos más asistencias, con 23. Una producción notable que, sin embargo, no le ha servido para estar nominado al premio de mejor jugador de Liga. Lista en la que sí figura, por ejemplo, el internacional inglés.

En lo colectivo, el triunfo de los ‘Citizens’ sirve para poner fin a la mala racha de resultados que les han apeado de la lucha por el título. Cuartos en la clasificación, los celestes se sitúan a un punto de distancia de sus máximos rivales, el Manchester United, y consiguen calmar la situación en la entidad, terriblemente tensa después de la derrota en el derbi ciudadano por 4-2. Pese a la presumible temporada en blanco en el Etihad Stadium, lo cierto es que el conjunto dirigido por Manuel Pellegrini todavía tiene porqué luchar en esta Premier League. Primero, obviamente, por asegurarse un puesto en la próxima edición de la Liga de Campeones -actualmente tiene siete puntos de ventaja frente a Tottenham y Liverpool, aunque los ‘Reds’ cuentan con un partido menos-. Segundo, por hacerlo sin necesidad de disputar una ronda previa. Y, finalmente, por finalizar en la tabla por encima de sus vecinos.

LEO ULLOA (Leicester City)

El Leicester City ya no es el colista de la Premier League. Lo era desde el pasado mes de noviembre y, durante mucho tiempo, su nombre parecía el candidato más firme para dejar de disputar la máxima competición inglesa la próxima campaña. Ya no lo es. Contra pronóstico, los ‘Foxes’ han reaccionado a tiempo y, tras sumar tres victorias consecutivas -frente a West Ham, West Brom y esta última ante el Swansea City, por 2-0- han conseguido alcanzar la decimoctava posición de la tabla. Todavía insuficiente, sí, pero esperanzadora teniendo en cuenta que se encuentras empatados a puntos con los decimoséptimos, el Hull City, con 28 puntos. Los azules creen en sus posibilidades, “tenemos nuestro destino en nuestras manos, y lo queremos conservar así durante el mayor tiempo posible”, afirmó su manager, Nigel Pearson, al respecto, y no parece que se vayan a rendir. El calendario le da la razón al técnico. Con seis partidos por jugar, los ‘Zorros’ deben medirse todavía a Burnley, Newcastle, Sunderland y Queens Park Rangers -además de Chelsea y Southampton-. Todos ellos, equipos de la zona baja de la tabla. Rivales directos ante los que un partido vale mucho más que tres puntos.

El protagonista indudable del triunfo de los ‘Foxes’ frente al Swansea fue Leonardo Ulloa, que consiguió su octavo gol de su primera temporada en la Premier League. El argentino, que inicialmente estaba previsto como suplente, finalmente formó parte del once titular debido a la lesión de David Nugent durante el calentamiento, consiguió el primer tanto para los locales en el minuto 15. Claro que no sería hasta el 89′, momento en el que Andy King aseguró la victoria con el segundo tanto de la tarde, que la locura no se expandió en el King Power Stadium. Totalmente desatados, los seguidores azulones comenzaron a corear con convicción “we are staying up” -nos vamos a mantener-. Desde luego, parecen tener argumentos para ello.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados