Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

Rostros de la English Premier League, jornada 24

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Harry Kane. Este fin de semana en Inglaterra, todo gira en torno a Harry Kane. La vigésimo cuarta jornada de la Premier League fue particular. Hasta seis empates engrosaron la fecha, incluido el del Manchester City, segundo clasificado, que apenas pudo pasar de la igualada a uno en casa y ante un rival en apuros como el Hull City. El tropiezo fue aprovechado por el Chelsea, que tras imponerse por 1-2 al Aston Villa, estira su ventaja al frente de la tabla hasta los siete puntos. Ivanovic, héroe habitual para los ‘Blues’, fue el encargado de desatascar el partido para los de Jose Mourinho. Sin embargo, el hombre del día, de la semana, se encontraba al norte de la ciudad; Harry Kane. Este fin de semana en Inglaterra todo gira en torno a Harry Kane.

HARRY KANE (Tottenham Hotspur)

Es el derbi del norte de Londres, aunque por intensidad, rivalidad y dimensión social es el más importante de todos los que suceden en la capital del Reino Unido. Un Tottenham Hotspur – Arsenal siempre es importante. Siempre. Claro que con los dos equipos instalados en la misma latitud de la tabla, peleando de manera directa un mismo objetivo, la clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones concretamente, su trascendencia se ve elevada a cotas todavía más altas. Para ambos clubes, y la enorme masa social que arrastran, es el partido del año. Ese que, pase lo que pase a lo largo del curso, no se puede perder. Y, en él, se doctoró Harry Kane; la otrora gran promesa del fútbol inglés, ya realidad. El delantero, de 21 años, es el nuevo rey coronado de Londres. Su ascenso al trono fue a lo grande, firmando un doblete que permitió a los ‘Spurs’ remontar el tanto inicial de Mesut Özil (11′).

En total, ‘Hurrikane’, como es apodado en un juego de palabras entre su nombre y el término huracán, suma 22 goles en todas las competiciones, 12 de ellos en la Premier League. Los más destacables, claro, los dos conseguidos el pasado sábado. Días antes del gran derbi, el Tottenham anunciaba la renovación por cinco temporadas y media de su chico milagro. Él ariete ya le había hecho dos dianas al Chelsea en el histórico 5-3 del día de Año Nuevo y su llamada para formar parte de los ‘Tres Leones’ parece mera cuestión de tiempo. Atar su futuro al de los ‘Spurs’ era cuestión de lógica, aunque lo mejor estaba por llegar. A pesar de que por su aspecto no lo pueda parecer, Kane es un delantero completísimo, de los que ayudan al equipo en casi todas las facetas del juego. Sabe asociarse fuera del área, presiona en fase defensiva y, por si fuera poco, dentro de la caja posee un instinto asesino fuera de lo común. De ello puede dar fe Daniel Ospina, que tuvo que recoger el balón de sus redes en los minutos 56 y 86.

Gracias a los tres puntos logrados ante sus máximos rivales, los de White Hart Lane consiguen establecerse en la quinta posición de la tabla, acechando la codiciada cuarta plaza, ocupada con 44 puntos por el Manchester United. Los ‘Red Devils’ salvaron un punto en su visita al West Ham United, gracias al siguiente protagonista de la jornada:

DALEY BLIND (Manchester United)

De manera pública, Louis Van Gaal siempre ha sostenido que su equipo está capacitado para ganar la presente edición de la Premier League. A pesar de las considerables distancias que casi desde el comienzo han existido entre la cabeza de la clasificación y los ‘Red Devils’, el técnico holandés nunca ha evadido la pregunta cuando esta le ha sido formulada -algo que sucede de manera frecuente-. “Es muy difícil alcanzar al Chelsea, pero matemáticamente es posible. No es algo en lo que no crea. Cuando ves nuestros últimos 15 partidos, solo hemos perdido uno y hemos concedido ocho goles, que no está nada mal”, aseguró el técnico holandés durante la previa al enfrenamiento que el Manchester United tenía que llevar a cabo en Upton Park. Claro que una cosa son las intenciones… y otra las acciones.

En su visita al este de Londres, el United se mostró como un conjunto muy alejado de poder, siquiera, acercarse a la primera posición. De hecho, tras su empate a uno, los ‘Diablos Rojos’ perdieron dos puntos de distancia respecto al cuadro dirigido por Jose Mourinho. Y pudieron ser tres, ya que los visitantes tuvieron que esperar hasta el minuto 93 para que Daley Blind lograse el gol de la igualada. Para entonces, los de Manchester contaban con un hombre menos debido a la expulsión de Luke Shaw y tuvieron que tirar de épica para conseguir neutralizar el magnífico tanto de Cheikhou Kouyate, que había adelantado a los locales en el 49′. Durante la primera mitad, David De Gea había logrado mantener a los suyos en el partido con tres actuaciones de gran mérito, siendo de largo el hombre más destacado del cuadro ‘mancunian’.

Van Gaal no suele arrugarse cuando el envite del título liguero es sacado a la palestra, aunque tiene claro que el objetivo asumible es “terminar entre los cuatro primeros y ganar la FA Cup”. En la pelea por la regularidad, además de Tottenham y Arsenal, están también involucrados Southampton, que ascendió a la tercera plaza tras derrotar por 0-1 al Queens Park Rangers gracias al gol de Mané en el 93′, y Liverpool, que no pasó del empate sin goles en su visita a Goodison Park.

– STEVEN GERRARD (Liverpool FC)

Era el otro gran foco de atención de la jornada aunque no ofreció todo el lustre que insinuaba el cartel. Si se dice que los duelos entre conjuntos vecinos son partidos feos, de más intensidad que juego, la 224ª edición del derbi del Merseyside no defraudó al tópico. Resultado gafas que no deja satisfecha a ninguna de las partes. A la mitad roja de la ciudad, porque tras tres victorias consecutivas ve como su equipo sufre un pequeño frenazo en su ascenso a la zona noble de la tabla. A la parte azul, porque los suyos apenas han sido capaces de sumar un triunfo en sus últimos ocho partidos, dejando escapar, además, una de las pocas oportunidades para sumar una alegría que les restan en una temporada de tintes anodinos. Por último, al espectador neutral, porque el enfrentamiento apenas tuvo elementos que pudiesen generar gozo.

Así las cosas, es justo aprovechar el evento para destacar la figura de Steven Gerrard, que jugó su trigésimo tercer y último derbi de Liverpool -salvo que ambas escuadras sean emparejadas en posteriores rondas de la Europa League, claro-. En su despedida de Goodison Park, el capital de los ‘Reds’ quiso reseñar que “echaré mucho de menos venir a jugar aquí. Es un estadio con un ambiente especial, en el que atesoro muchos buenos recuerdos”. En su conteo particular frente al Everton, el mítico dorsal número ocho de los rojos suma 17 triunfos, 11 empates y solo cinco derrotas, habiendo anotado diez tantos. Números propios de una leyenda, que este sábado cerró otro capítulo de su extensa historia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados