Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

Rostros de la English Premier League, jornada 21

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Después del parón acontecido el pasado fin de semana con motivo de la disputa de la tercera ronda de la FA Cup, la Premier League regresó en Inglaterra con una jornada cuyo resultado más relevante fue la derrota por 0-1 del Manchester United en casa frente al Southampton. En el partido que cerraba el domingo, los pupilos de Ronald Koeman consiguieron un importantísimo triunfo que, unido al logrado frente al Arsenal diez días antes, les permite ocupar de nuevo la tercera posición de la tabla. En esta ocasión, en el minuto 61, Tadic fue el encargado de materializar el tanto que supuso los tres puntos para los visitantes. Tras 21 partidos disputados, la clasificación de los ‘Saints’ ya no se puede catalogar como casual o afortunada. Los de St. Mary’s suman, en total, cinco partidos consecutivos sin perder. Secuencia en la que ha encadenado choques frente a Chelsea, Arsenal y Manchester United. ¿Hasta dónde podrán llegar?

Los ‘Blues’, por su parte, se volvieron a reencontrar con la victoria después del palo que supuso su derrota por 5-3 en su visita a White Hart Lane en Año Nuevo. El conjunto dirigido por Jose Mourinho se impuso por 2-0 al Newcastle del interino John Carver gracias a los tantos de Oscar (43′) y Diego Costa (59′). Cabe reseñar que, quizá como castigo tras su mala actuación ante el Tottenham, o por rotación en una escuadra cuyo once de gala quizá acumule demasiados minutos, el técnico portugués dio entrada en la alineación a Petr Cech en la portería y Kurt Zouma en el eje de la zaga, en sustitución de Thibouth Courtois y Gary Cahill respectivamente. El duelo se trató, además, de la décima victoria, en diez partidos, de los londinenses como locales.

Una fortaleza que, además, sirvió para abrir hueco respecto a sus máximos rivales por el título, un Manchester City que no pudo pasar del empate 1-1 en su visita al Everton. Fernandinho adelantó a los locales (74′) y Steven Naismith puso las tablas finales (78′). Además, en otros partidos destacados del fin de semana el Arsenal se deshizo por 3-0 del Stoke City gracias a una gran actuación de Alexis Sánchez, que anotó dos goles, mientras que el Liverpool conseguía vencer por 0-1 al Sunderland gracias al solitario gol de Lazar Markovic (8′).

Sin embargo, esta jornada los destacados quedan reservados para dos hombres que no tienen la posibilidad ya de anotar tantos. Dos técnicos que estrenaron banquillo haciendo bueno aquel refrán que dice a entrenador nuevo, victoria segura. Dos hombres cuya trayectoria en la presente temporada se encuentra entrelazada:

 -TONY PULIS (WEST BROMWICH ALBION FC)

Junto antes de que comenzase la temporada, de manera sorprendente, Tony Pulis decidió abandonar el Crystal Palace, donde era un héroe tras la permanencia conseguida durante el pasado curso, por profundas desavenencias con la propiedad, personificada en la figura de Steve Parish, copropietario del club. Respaldado por los resultados logrados, que le llevaron a ser nombrado como mejor mánager de la temporada por la Premier League, y con su inconfundible libro de estilo bajo el hombro, el sargento de hierro exigía control total en las decisiones deportivas, algo que desde la gerencia no le fue concedido. Fiel a su palabra, Pulis abandonó el cargo y quedó a la espera de un banquillo que decidiera apostar seriamente en su método. Finalmente, éste fue el West Bromwich Albion, que a pesar de no haber ocupado posiciones de descenso en toda la temporada, cesó a Alan Irvine el pasado 30 de diciembre alegando “malos resultados de cara a asegurar la permanencia por sexto año consecutivo” como motivo del despido.

Y, claro, si se habla de resultados, el elegido para cubrir la vacante solo podía ser uno; Tony Pulis. Enfundado en su icónica gorra, el técnico se presentó en sociedad este sábado en The Hawthorns, aclamado masivamente por la afición local. Su puesta de largo no pudo ser mejor. Los ‘Baggies’ lograron imponerse por 1-0 al Hull City, rival directo por el descenso, y marcan una distancia de dos puntos respecto a los puestos que dan acceso a Championhip. El autor del tanto fue, quién si no, Saido Berainho, que ya acumula 9 goles en la presente campaña. Cuestionado por el reto de mantener al WBA, Pulis ha asegurado que se trata de una misión más complicada que la que asumió el pasado curso cuando cogió al Palace colista y con solo cuatro puntos tras 11 partidos. “Solo tenemos tres semanas de mercado invernal para ver qué posiciones de la plantilla han de ser reforzadas y qué opciones tenemos para ello. Éste va a ser el periodo más corto en el que esté en un equipo y por ello va a ser más duro que lo conseguido el año pasado con el Crystal Palace”, afirmó el manager.

 -ALAN PARDEW (CRYSTAL PALACE FC)

Curiosamente, la marcha de Tony Pulis del Crystal Palace supuso una marejada que, a tenor del desenlace final, en el sur de Londres no supieron manejar bien. Para sustituir al hombre de la gorra y el chándal, el Crystal Palace apostó por un viejo conocido, Neil Warnock, quién finalmente sería destituido el 27 de diciembre tras la derrota de los suyos por 3-1 ante el Southampton durante el ‘Boxing Day‘. El banquillo de Selhurst Park quedaba vacante de nuevo y, en esta ocasión, en vez de buscar en el amplio mercado de entrenadores en paro, los ‘Eagles‘ ponían su mirada en una antigua leyenda del club, Alan Pardew, que vivía una extraña situación en Newcastle. Después de haber sido ampliamente cuestionado por la afición de St James’ Park, el preparador inglés logró reconducir el rumbo de las ‘Urracas’ hasta auparlas a la zona alta de la clasificación. Sin embargo, a pesar del buen momento del equipo norteño, la herida abierta no había cicatrizado y, a pesar de la aparente paz social existente, la llamada de los azulgranas terminó con Pardew de vuelta al club en el que una vez había destacado como ‘Super Al’.

El recibimiento de Selhurst Park a Pardew fue, como era de esperar, de lo más acogedor. Una pancarta, “Nuestra temporada comienza ahora”, le daba la bienvenida a la que fue su casa. La fe de las ‘Águilas’ queda depositada en su persona. En frente estaba, eso sí, un rival temible; el Tottenham Hotspur que llegaba de vencer al Chelsea por 5-3. Los Spurs, por si fuera poco, comenzaron adelantándose gracias a un gol de su hombre de moda, Harry Kane en el 49′. Sin embargo, los nuevos aires insuflados en el Crystal Palace hicieron efecto y, más por voluntad que por juego, los locales lograron remontar gracias a los tantos de Dwight Gayle, de penalti en el 69′ y Jason Puncheon (80′). En su primer partido en la banda, ya había visto desde la grada el compromiso de los londinenses frente al Dover en FA Cup, Pardew conseguía el efecto deseado. El Palace puso fin a su racha de ocho partidos consecutivos sin vencer y se mantiene decimoquinto, eso sí a un solo punto del descenso.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados