Sevilla

article title

Romper con casi 14 meses de infortunio y tomar oxígeno

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

REDACCIÓN – El Sevilla ha vuelto a sonreír lejos del Ramón Sánchez Pizjuán. Unai Emery llegaba con el agua al cuello a Barcelona para enfrentarse al Espanyol tras casi 14 meses sin ganar lejos de su estadio en liga. Una quimera que rompieron los sevillistas a base de los goles de FazioVitolo y Bacca, que ahondan un poco más en la herida del Espanyol, que tras su sorprendente victoria ante el Atlético de Madrid de hace cuatro jornadas, no ha vuelto a conocer la victoria.

Tras un arranque dubitativo de temporada, en la que le Sevilla no termino de coger comba a la Liga pese a sus grandes actuaciones, no fue hasta la sexta jornada cuando el conjunto hispalense sumó su primera victoria tras tres derrotas y dos empates. El Rayo Vallecano abrió una senda de siete partidos sin perder, con cuatro victorias como local, una de ellas en Europa League, ante el Friburgo, sumado a tres empates, los conseguidos como visitante en San Sebastián, Valladolid y Liberec. Esa espléndida racha no rompía con la maldición de jugar lejos del Pizjuán en liga. El equipo seguía sin conseguir una victoria que se resistía desde el 24 de septiembre de 2012 en su visita al estadio de Riazor, donde ganaron al Deportivo de la Coruña por 0-2, con goles de Negredo y Rakitic, y con Michel presidienco el banquillo del equipo de Nervión.

El encuentro en Cornellà es la primera victoria de Unai Emery en Liga con el conjunto hispalense como visitante. Parece sorprendente, pero así es. Casi 11 meses después de tomar las riendas del Sevilla, Unai Emery conseguía su primera victoria a domicilio en Liga. Con todas las cartas sobre la mesa, el técnico guipuzcoano salía airoso del primer órdago lanzado por la directiva de José María Del Nido. Una victoria que inyecta moral al plantel hispalense de cara al derbi frente al Real Betis que se producirá después del parón internacional.

El banquillo del Sevilla ha vivido en la cuerda floja en los últimos años. En poco más de tres años hasta seis técnicos se han sentado en el banquillo del conjunto andaluz. Vivir del reciente pasado glorioso del club ha llevado a la directiva a no tener paciencia, situación a la que parece que Emery quiere poner algo de remedio. Con una de las plantillas más ilusionantes de Primera División, el Sevilla pretende ganar esa confianza que le permita luchar por colocarse en los puestos de privilegio de la clasificación y que al término de la temporada le brinde un billete para Europa.

El triunfo ante el Espanyol da oxígeno a un Emery que espera que esta victoria “sirva al equipo de impulso” para volar más alto. Siguiente prueba, el eterno rival, en el Pizjuán, con los verdiblancos en el atolladero y con el recuerdo del 5-1 de la temporada pasada muy presente en el ambiente.

[Sigue la actualidad del Sevilla en @SevillaSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados