Fútbol italiano

article title

Roma: sin Champions no hay millones para gastar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Una temporada entera luchando por el gran objetivo de clasificarse para la Champions League puede evaporarse para no volver en un sólo instante de alguno de los dos partidos de la previa de acceso tal y como le ocurrió a la Roma contra el Oporto.

El daño anímico para el equipo y para el entrenador es difícilmente reversible y más en una ciudad, una atmósfera y una hinchada tan sumamente exigente como es la giallorossa pero más allá de lo puramente emocional, que Spalletti debe evitar que se traslade a lo deportivo, el perjuicio económico para la Roma por quedarse fuera de la máxima competición continental es notorio y escuece.

La dolorosa caída de la Roma provoca que el club deje de ganar como mínimo 35 millones de euros correspondientes a derechos de televisión y premios por participar en la Champions League. Una cantidad importante que no se compensaría ni en un tercio ganando incluso la Europa League y con la que el conjunto capitalino contaba para acometer, principalmente, el fichaje del centrocampista que necesitan para paliar la baja de Miralem Pjanic, conviertiendo así en prácticamente imposibles los intentos por hacerse con los servicios de Borja Valero, el número uno de la lista de objetivos.

LEER MÁS: El KO casi rutinario de los equipos del Calcio en las previas de la Champions League

Pese a las declaraciones del director deportivo Walter Sabatini afirmando que la eliminación no iba a afectar al mercado previsto pero reconociendo con la boca pequeña que sí podría verse variado el nivel de los potenciales fichajes, las soluciones que se presentan sobre el horizonte de la Roma son tres: vender para comprar, con nombres como el de Nainggolan o Manolas siempre codiciados en la Premier, apostar por una vía de futuro que resulte económica o tenga forma de cesión o directamente no fichar. En todo caso, un contratiempo para Spalletti y el devenir del equipo.

Por si todavía no fuese suficiente y además del lógico menoscabo para el maltrecho ránking de coeficientes del Calcio, la ausencia de la Roma en la fase de grupos de la Champions, con el actual sistema de market pool de la UEFA, beneficia directamente a los otros dos representantes italianos, Juventus y Napoli, que de esta manera sólo tienen que repartirse entre dos el total de los millones destinados a los clubes italianos.

Cifras que crecerían a medida que ambos avancen en una competición en la que han caído en una fase de grupos asequible para sus posibilidades, lo que redunda en una mayor capacidad de inversión y en definitiva, lo que cuenta en fútbol: en contar con mejores jugadores y mejores plantillas para competir, entre otros, contra una Roma cuyo disparo en el pie le ha salido mucho más que caro.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados