Fútbol inglés

article title

Roberto Martínez en la cuerda floja

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El entrenador español últimamente no está cosechando buenos resultados. Solo una victoria en los últimos siete partidos de liga hace que el Everton se sitúe en la duodécima posición de la Premier League, cinco puntos por encima del descenso. La buena plantilla que tiene con jugadores como Lukaku, Mirallas, Barkley y Naismith entre otros es más que suficiente para que esté más arriba en la clasificación y eso es lo que se le achaca a Roberto.

Lo cierto es que Roberto Martínez no es un entrenador que haya estado muchas veces en la cuerda floja. Su corta trayectoria como técnico es ejemplar. La temporada 2007-08 fue su primera temporada al frente de un equipo, el Swansea. Fue una campaña genial. Logró el ascenso proclamándose campeón de la League 1, la tercera división inglesa, y fue galardonado con el premio a mejor entrenador del año en la categoría. En la segunda temporada al frente del equipo galés, un equipo plagado de españoles y apodado el ‘Spanish Swansea’, sorprendió a todos llegando hasta los octavos de final de la FA Cup eliminando al actual campeón, el Portsmouth. Quedó octavo en la segunda división inglesa, a un paso de los playoffs de ascenso.

Sus logros en el Swansea despertaron el interés de un Wigan que estaba disputando la Premier. Firmó por los ‘latics’ en el verano de 2009 y allí estuvo las cuatro siguientes temporadas. Durante más de una vez estuvo en la cuerda floja. En su primera temporada encajó la mayor goleada de la historia del Wigan tras ser derrotados 9-1 ante el Tottenham. Finalmente logró la permanencia en las últimas jornadas al igual que en las dos temporadas siguientes. En la 2012-13, la que sería su última temporada en el club, logró el primer gran trofeo para el Wigan. Consiguió una histórica FA Cup ante el Manchester City en el descuento con un gol Ben Watson. Pero esa temporada no logró la permanencia y acabó descendiendo.

En el verano de 2013 comienza su andadura en el Everton, sustituyendo a David Moyes, donde promete clasificar al equipo para alguna competición europea. Cumplió su promesa clasificando al Everton para la Europa League. Un hecho que hizo que los dirigentes ‘toffes’ le renovaran hasta 2019. Pero está temporada está siendo distinta. Alejados a doce puntos de la zona europea, el club de Merseyside vaga sin rumbo por la mitad de la tabla sin encontrar un estilo propio y claro. Eliminado además de la Capital One Cup a las primeras de cambio. La buena noticia es que el Everton logró clasificarse para la siguiente ronda de la Europa League.

Aún queda toda la segunda vuelta de la liga y es lo que tiene de margen Roberto Martínez para intentar llegar a los puestos europeos o por lo menos acercarse más. Eso y hacer un papel digno en la Europa League son sus objetivos. De todas formas tranquilos, todavía no ha empezado la competición favorita de Roberto Martínez. La FA Cup.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados