Fútbol alemán

article title

Robben, la zurda del diablo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A lo largo de la historia los zurdos se han considerado inferiores. La Iglesia Católica declaró a los zurdos sirvientes del Demonio, durante generaciones los zurdos que iban a las escuelas católicas eran obligados a convertirse en diestros. En el cristianismo, sólo la mano derecha puede bendecir, el Diablo suele ser retratado como zurdo y en la Biblia hay más de 100 referencias favorables a la mano derecha y unas 25 desfavorables a la izquierda.

En Holanda, un país donde el cristianismo dejo tiempo atrás el legado de religión imponente sobre el terreno, tira la vista atrás y recuerda que hubo un tiempo en que sobre el territorio tulipán el cristianismo reinaba en su totalidad ya fuera católico o protestante. Cerca ya de 30 años atrás en Bedum, un pequeño municipio de unos 10.000 habitantes en la província de Groninga nació un zurdo poseído por el diablo. Un zurdo que se le concedió un deseo a cambio de una maldición eterna. Qué parecía decír así:

Los zurdos son inferiores. Pero a ti Arjen se te concederá un deseo, un deseo entre todos los seres divinos. Se te concederá la juventud eterna, no importa la apariencia, ni el cabello que descanse sobre tu cabeza a tu temprana edad. A cambio deberás pagar esta juventud divina con una fragilidad que perdurará por muchos años sobre tu cuerpo. Un hombre eternamente jóven pero abocado al fracaso, a la derrota y a una fragilidad cristalina.

Así sin hacer mucho ruido, nació en la pequeña localidad de Bedum. Con cara de chico malo y un rostro parecido al de John Statham, le esperaba una carrera llena de plegarias y de acciones conducidas con una dirección unilateral, el fracaso. Debutó con 16 años en la filas del Groningen donde apenas estuvó dos años, jugador diferencial al resto que fichó por el PSV con 18 años. Una Supercopa y la Eredivisie como recuerdo antes de dar el salto a las Islas. En 2004, su llegada al barrio rico de Londres de la mano de Abramovich produjo un desembolso de 18 millones de Euros.

La maldición se pronunció con una fractura en el empeine derecho durante un partido de pretemporada que le dejó alejado de los terrenos de juego unos cinco meses. En su estancia en Londres, con el tiempo salió a la luz que también combatió con un tumor canceroso en uno de sus testículos, todo esto en la tesitura de 20 años, alejado de la pequeña localidad de 10.000 habitantes. Pese a ello, ganó la batalla a la adversidad y conquistó la Premier por partida doble. En 2006, tras varias lesiones, menisco lateral de su rodilla izquierda entre otras, pasó gran parte de la temporada en la enfermería. La relación con Mourinho no fue la más exitosa. Pese a ello, fue conovocado con los tulipanes cuajando un gran Mundial hasta la eliminación en Octavos frente a Portugal donde nadie supo de la existencia de Arjen.

En 2007, Calderón ponía sobre la mesa la friolera de 36 millones y el madridismo se hacía con los servicios del holandés. Quisó hablar antes de jugar y tuvo la osadía de contradecir a la maldición que acarreaba. “Ahora comienza una nueva etapa en mi vida y espero que todos comprueben que no soy un jugador de cristal” La valentía acompañada de una pizca de soberbia acabó saliendo cara. Pese a ser comparado con Messi durante su estancia en España por ser el jugador más determinante de la Casa Blanca, el holandés sufrió un total de 10 lesiones. Según lo reseñó en 2009, el Diario Confidencial entre golpes, sobrecargas, roturas, musculares, esguinces, contracturas, edemas musculares o gripes, el bueno de Robben tuvo “una lesión cada cinco partidos aproximadamente” El Madrid debía subsanar los gastos en un desembolso catastrófico en el verano de 2010 con las contraraciones del primer año de la vuelta de Florentino y Robben a finales de Agosto fue uno de los últimos en salir por 25 Millones rumbo a Múnich.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 9.20.55

 

Arjen pareció cuajar a la perfección en la fría Alemania, 23 goles en 37 partidos y con notables actuaciones en los respectivos encuentros. Todo marchaba bien hasta la final del 25 de Mayo de 2010. El Bayern perdió la final contra el Inter de Mourinho. La Maldición personificada en Mourinho volvía a toparse con Arjen. Una vez más, haciendo sangre. En el Mundial de Sudáfrica, tras superar una lesión llevó a la Selección a la final venciendo a Brasil o Uruguay con goles deicsivos. El 11 de Julio de 2010 es otra de las fechas que Arjen llevará tatuadas de por vida sobre su piel. Aquel mano a mano frente a Iker. Aquel pie milagroso y endominado que prohibió a Robben toparse con la gloria.

Esto no había acabado, en la temporada 11/12 con 1-1 en la final de Múnich, jugando los bávaros de locales. Todo parecía favorable para que la Copa se quedara en casa, es más, dispusieron de la pena máxima para adelantarse y casi sentenciar el choque. Robben fue el elegido. Once metros le privaron de la gloria y nunca mejor dicho, Tras fallar el penalti durante la prórroga, los bávaros perderían la correspondiente tanda posterior dejando escapar una oportunidad de oro. Innumerosas lesiones y hasta seis ocasiones que Robben estiró su pulgar por tocar con la yema de los dedos, la sensación de éxito, una sensación excitante, de glorioso. Y nunca, nunca pudo experimentarla.

Supercopa de Holanda: Ajax vs PSV

Community Shield: Chelsea vs Liverpool

Uefa Champions League: Bayern vs Inter

Uefa Champions League: Bayern vs Chelsea

Copa de Alemania: Bayern vs Borussia Dortmund

Mundial de Sudáfrica: Holanda vs España

Finalmente, en Wembley, a la tercera fue la vencida. Robben besó la gloria. Fue el beso más puro. Todo atleta sueña con una segunda oportunidad, séptima para el holandés y finalmente, la saboreó. Ribéry que asistía ya sobre la bocina y Arjen que ingresaba como un puñal frío y tajante por la espalda asesinó al Dortmund de Kloop sin escrúpulos. Ya era hora. Al término del encuentro, el holandés rompió a llorar. El hombre había superado al destino.

Ahora en Múnich con Guardiola todo es más fácil. Le probó por los pasadizos interiores. El técnico de Sampedor quería aprovechar la agildiad y rapidez en el desborde para provocar ocasiones de superioridad pero pese al invento, retornó a su hábitat. La primera temporada con Guardiola, fue la mejor de su carrera en cuanto a números se refiere. Anotó 27 goles en la temporada, cifra que supera los 23 de su primera temporada en Baviera en la 09/10. En la pasada temporada, anotó 19.

A día de hoy, la lesión de abductores parece olvidada. Los amaneceres son distintos en Baviera. Con Pep se puede hablar de fútbol hasta a las 3am dice Robben. En su vuelta al verde tras 57 días de ausencia, el internacional holandés tardó 35 minutos en hincar el diente. A sus 32 años, es una de las piezas claves de este Bayern, el desborde constante. Un cuchillo punzante, veloz y afilado que aniquila defensas con la frialdad de la revancha, no ha parado de acuchillar, asesinar, amordazar a todo tipo de oponentes, no importa el rival, solo importa el objetivo. “Tiene olfato de gol, la mentalidad correcta, profesionalidad y carisma. Su calidad en el uno contra uno es alucinante”, comentó el técnico a la web oficial del club bávaro.

El objetivo es estar en deuda consigo mismo. Según estudios realizados, los zurdos son más creativos pero tienen peor memoria. Robben es creativo como Rembrandt o Van Gogh tiene la soltura y ligereza que tenían ellos con el pincel. Libre, incisivo, dibuja trazados progresivos iniciando desde la derecha hasta culminar la obra de arte en la frontal del área. Creativo como él solo, el problema al que se enfrenta es la poca capacidad de memoria que contiene y como consecuencia hace que lo repita una infinidad de veces, jornada tras jornada. Y solo los genios pueden repetir semejante atrocidad y que la ejecución termine en gol. Naturalmente dotado por ser zurdo como decía Airton Senna.

Arjen suspira y lanza suavemente un mensaje: Puedes destrozarme el corazón, romperme como un cristal pero jamás te llevarás mi ilusión. Parece que el hombre ha ganado al destino. Parece que no existe maldición alguna y la eterna juventud para suerte de quienes lo disfrutamos, aún perdura.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados