Tenis

article title

La rivalidad Nadal – Federer en siete partidos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Rafael Nadal y Roger Federer disputaron 34 encuentros desde que chocaron por primera vez en Miami 2004 y pasearon su rivalidad por trece ciudades, cuatro continentes y tres de los cuatro torneos de Grand Slam. Miami, París, Dubai, Montecarlo, Roma, Londres, Shanghai, Hamburgo, Melbourne, Madrid, Indian Wells, Cincinnati y Basilea fueron todos los escenarios de su legendaria lucha en el tenis.

Melbourne repetirá por cuarta vez , cuando el suizo y el español, que acumulan 31 Grand Slam entre ellos, se enfrenten por novena vez en la final de un grande. Estos son los mejores y más determinantes partidos entre dos jugadores que transportaron al tenis a una nueva dimensión.

MIAMI 2004: FEDERER Y NADAL PLANTAN LA SEMILLA

La ciudad de Florida albergó el primer cara a cara entre ambos. Federer era ya entonces el número uno del mundo y había inaugurado ya su cuenta de Grand Slam. Nadal tenía 17 años y ocupaba el puesto 36 del ranking. Pero la victoria en aquella tercera ronda fue para el español por un contundente 6-3 y 6-3.

“Jugué uno de los mejores encuentros de mi vida”, dijo al término del partido en Crandon Park un Nadal que lucía melena y camiseta sin mangas, símbolos de algún modo de su irrupción. “Un muchachito de apenas 17 años llamado ‘Rafa’ necesitó solo 69 minutos para despachar al numero uno del mundo 6-3 y 6-3”, escribió ‘The Miami Herald’ entonces.

MIAMI 2005: LA PRIMERA FINAL ES PARA FEDERER

Un año después de aquel triunfo de Nadal, ambos se volvieron a ver las caras. Esta vez fue en la final y la victoria se la llevó el suizo tras remontar dos sets en contra. Federer acabó imponiéndose por 2-6, 6-7 (4-7), 7-6 (7-5), 6-3 y 6-1. Fue la primera final entre los dos. Después jugarían veinte más. A pesar de perder la final, Nadal dio el salto al top-20 y en las siguientes semanas asombraría al mundo ganando Montecarlo, Barcelona y Roma antes de Roland Garros, su primer grande. Su leyenda estaba en marcha.

Leer más: Roger Federer en días como hoy

ROLAND GARROS 2006: ESCENARIO DE SU PRIMERA FINAL DE GRAND SLAM

Ubicados ya como números uno y dos del ranking, Federer y Nadal disputaron sobre la arcilla de París en junio de 2006 la primera de sus ocho finales de Grand Slam. El suizo inició el duelo arrollando, pero acabó sucumbiendo ante el poderío de su rival por 1-6, 6-1, 6-4 y 7-6 (7-4). Un año antes, los dos tenistas se habían medido en las semifinales de Roland Garros, también con triunfo para el español. De hecho, vencer a Nadal en París es la gran asignatura pendiente de Federer, que perdió los cinco duelos. Y en el de 2008 cayó fulminado.

ROLAND GARROS 2008: VICTORIA POR APLASTAMIENTO

Nadal atropelló a Federer en la final de Roland Garros 2008 por un 6-1, 6-3 y 6-0 que sigue siendo a día de hoy la derrota más abultada que sufrió el suizo en un partido de Grand Slam. “No estoy acostumbrado a ganar títulos así, probablemente en el momento sea más satisfactorio ganar tras cinco horas de batalla, pero a la larga lo que cuenta es tener el trofeo”, dijo entonces un Nadal sorprendido por la comodidad con la que tumbó a Federer.

WIMBLEDON 2008: LA FINAL DE LAS FINALES

Si hay un partido que todo el mundo recuerda de la rivalidad entre Federer y Nadal, ése es el de Wimbledon 2008. El para muchos considerado como el mejor encuentro de tenis jamás disputado acabó, cuando la noche acechaba ya en Londres, con un resultado de 6-4, 6-4, 6-7 (5-7), 6-7 (8-10) y 9-7 a favor de Nadal tras cuatro horas y 48 minutos.

Leer más: Las gamas de Nadal

“Quizás perdí aquella final por todos los partidos que jugamos anteriormente en arcilla, por esa final de Roland Garros en la que me aplastó”, dijo Federer el jueves en Melbourne. “Creo que me afectó en esos dos primeros sets en Wimbledon”. Nadal ganaría semanas después en Toronto y la medalla de oro de los Juegos de Pekín y ascendería por primera vez al primer puesto del ranking mundial.

AUSTRALIA 2009: LAS LÁGRIMAS DE FEDERER EN MELBOURNE

El siguiente partido tras aquella batalla memorable de Wimbledon también quedó para la historia. Fue la final del Abierto de Australia 2009, donde Nadal volvió a imponer su tenis por 7-5, 3-6, 7-6 (7-3), 3-6 y 6-2 y Federer acabó entre lágrimas. “Puff, dios, esto me está matando”, dijo el suizo en la ceremonia de premiación. Era la tercera final de Grand Slam consecutiva que perdía ante un Nadal que cabalgaba sin freno hacia esos trece Grand Slam que lucía entonces Federer. El suizo, sin embargo, saldó en 2009 una cuenta pendiente con la historia al conquistar en Roland Garros el único grande que le faltaba en el palmarés.

BASILEA 2015: EL ÚLTIMO CARA A CARA

La ciudad que vio nacer a Federer se vistió de gala el uno de noviembre de 2015 para asistir al último clásico del tenis disputado hasta la fecha. El ídolo local venció 6-3, 5-7 y 6-3 en el partido por el título. Desde entonces, los dos exnúmeros uno no se volvieron a cruzar con una red de por medio y 2016 fue el primer año desde 2003 en el que Federer y Nadal no se midieron.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados