JJOO

article title

Rio 2016: Tres récords mundiales en el inicio de la natación

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

DPA | La jornada inicial de la natación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro dejó hoy tres récords mundiales y una actuación intimidante de la húngara Katinka Hosszu, que hizo trizas la plusmarca de los 400 metros combinados.

El moderno Estadio Acuático Olímpico de Río 2016 brindó bien entrada la noche carioca las primeras cuatro medallas de uno de los deportes madre de los Juegos junto al atletismo. Y también la sensación de que los nadadores están listos para seguir quebrando marcas.

Hosszu fue una de las grandes figuras de la jornada con su impactante oro en los 400 estilos. La húngara tomó el comando desde el inicio y jamás lo soltó para hacer un tiempo de 4:26,36 minutos, unos 2,07 segundos por debajo de la plusmarca de la china Ye Shiwen en Londres 2012. El dominio de Hosszu fue apabullante, al punto de que por momentos llegó a estar hasta cinco segundos por debajo del récord mundial. “Esta manaña (tras las preliminares) sabía que podía ir más rápido por la noche, pero no pensé que tan rápido”, dijo Hosszu en la rueda de prensa.

La estadounidense Maya Dirado obtuvo la plata con 4:31,15 minutos y Mireia Belmonte (4:32,39) dio la primera medalla a España en Río al colgarse el bronce tras una gran remontada en los metros finales.

La jornada dejó además el récord mundial del equipo australiano femenino, que ganó la posta 4×100 libre tras un apasionante duelo con el Estados Unidos de Katie Ledecky, en lo que podría ser la primera de las cinco medallas que aspira a colgarse la niña prodigio norteamericana. Liderado por las hermanas Bronte y Cate Campbell, el cuarteto oceánico demostró su poderío para imponerse con un tiempo de 3:30,65 minutos y superar así en 33 centésimas su propio récord mundial de 2014 El combinado norteamericano terminó 1,24 segundos por detrás de Australia y debió conformarse con la plata por delante de Canadá.

 

Los otros dos oros del día fueron para el australiano Mack Horton, en los 400 estilo libre, y el japonés Kosuke Hagino, en los 400 estilos. Horton se proclamó campeón olímpico al imponerse con un tiempo de 3:41,55 minutos. El australiano se quedó así alrededor de un segundo y medio por encima del récord mundial del alemán Paul Biedermann, que dura ya siete años. Tras un ajustado sprint final que se resolvió por 13 centésimas de segundo, la plata fue para el anterior campeón olímpico, el chino Sun Yang. El podio lo completó el italiano Gabriele Detti.

El primer oro de la noche fue para Hagino, que superó en un emocionante final de los 400 metros estilos al estadounidense Chase Kalisz. El nipón tocó el muro de llegada en 4:06,05 minutos, mientras que el medallista de plata lo hizo en 4:06,75. El podio lo completó el también japonés Daiya Seto con un crono de 4:09,71.

Antes de las medallas, la primera gran emoción de la jornada llegó con el récord mundial que el británico Adam Peaty logró en la preliminar de los 100 metros braza. El campeón mundial de 21 años, que hoy disputaba su primera prueba en unos Juegos Olímpicos, mejoró su propia mejor marca de 57,92 a 57,55 segundos. Por la noche, logró sin problemas su pase a la final.

La jornada nocturna, como ocurrirá a lo largo de todos los Juegos, comenzó pasadas las diez de la noche local y terminó sobre la medianoche por exigencia de la emisora estadounidense que posee los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados