Atletismo

article title

Río 2016 en datos (XV)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El final de los Juegos Olímpicos se acerca y todas las competiciones llegan a su resolución. Además del último oro de Bolt, pasaron muchas más cosas en el 14ª día de Rio 2016, como los primeros oros de Tayikistán y Costa de Marfil, la proeza de Carolina Marín, el dominio estadounidense en baloncesto y waterpolo femenino o el pentatlón moderno, esa prueba que consiste en la combinación de la esgrima, la hípica, la natación, la carrera y el tiro.

Allyson y Usain (Atletismo)

Aunque Kenia hizo doblete en 5000 derrotando a la etíope Ayana y Dilshod Nazarov dio a Tayikistán el primer oro olímpico de su historia en cualquier deporte, lo mejor del día estuvo en los relevos 4×100.

Estados Unidos ganó el femenino y Allyson Felix se convirtió en la única mujer de la historia con cinco oros en atletismo.

Jamaica, con Bolt cerrando el cuarteto, venció con facilidad la carrera masculina. Bolt es el segundo hombre que gana tres títulos seguidos en 4×100 tras el estadounidense Frank Wykoff en 1936.

De marcha (Atletismo)

La prueba atlética más larga, los 50 Km marcha, dejó imágenes impactantes como el desmayo de Yohann Diniz, que aun así fue capaz de lograr diploma olímpico. La victoria fue para Matej Toth que dio a Eslovaquia la primera medalla de su historia en cualquier prueba de atletismo.

Unas horas después se disputó los 20 Km marcha femeninos, nuevamente con mucha agonía de las atletas. Aquí el oro se decidió al sprint venciendo la china Hong Liu ante la mexicana María Guadalupe González, primera mujer de su país con medalla en una disciplina con tanta tradición en México como es la marcha atlética.

La irreductible (Bádminton)

En un deporte de asiáticos ha surgido una europea, de Huelva, que ya tiene en su palmarés dos títulos mundiales y un oro olímpico individual, algo que ninguna otra mujer, ni siquiera las asiáticas, puede decir.

Carolina Marín rubricó su palmarés con una final ante la india Pusarla donde tuvo que remontar el primer set perdido. Marín ha dado el segundo oro a Europa en toda la historia olímpica del bádminton tras el título individual masculino conseguido en 1996 por el danés Poul Erik Høyer Larsen.

Gota malaya (Bádminton)

Malasia estaba representada por quinta vez en su historia en una final olímpica de bádminton y por quinta vez la perdió. En esta ocasión las platas fueron para Goh y Tan, derrotados y remontados en la final por los chinos Fu y Zhang. El partido, que acabó 23-21 en el último parcial, es la primera final que llega al 21 iguales del set final.

 

Combates diferentes (Boxeo)

La francesa Estelle Mossely se hizo con el título olímpico en el peso ligero (60 Kg) ganando sus tres combates de distintas formas, por unanimidad (cuartos), por KO (semis) y por decisión dividida en la final ante la china Junhua Yin. Mossely da a Francia su primer oro en boxeo desde hace 16 años (Brahim Asloum, peso minimosca) y el primer título en boxeo femenino.

De victoria en victoria (Ciclismo BMX)

Mariana Pajón fue la mejor en todas las rondas, clasificación, las tres carreras de semifinales y la final, para revalidar su título olímpico y ser la primera persona de Colombia con dos oros.

En el caso del australiano Sam Willoughby se puede decir “de victoria en victoria hasta la derrota final” porque, pese a ganar las tres carreras, tanto en cuartos como en semifinales, en la final en ningún momento fue por delante y se quedó sin medalla. El título fue para Connor Fields, primer oro estadounidense en este deporte.

Nunca es tarde (Hípica)

Nick Skelton se hizo con el título en saltos en un desempate entre seis jinetes, dando a Gran Bretaña su primer oro olímpico en la modalidad. Además Skelton, de 58 años y 233 días, es el campeón olímpico más veterano de cualquier prueba hípica y el oro de más edad en cualquier deporte desde 1964 cuando el regatista australiano Bill Northam fue campeón con 59 años.

Nada cambia (Natación sincronizada)

El orden de la rutina técnica se mantuvo en la rutina libre y, obviamente, en la clasificación final donde Rusia obtuvo un nuevo título, el décimo consecutivo, todos desde Sydney 2000.

La gran estrella de Rusia, Svetlana Romashina, se mantiene invicta en las cuatro grandes competiciones (JJOO, Mundial, Europeo y Copa del Mundo) con 72 ejercicios nadados, 72 ejercicios con mejor nota que sus rivales y 35 títulos.

 

La más completa (Pentatlón moderno)

Por segunda edición consecutiva la campeona olímpica de pentatlón moderno no ganó ninguna de las pruebas parciales. Así que la regularidad dio el oro a la australiana Chloe Esposito, la segunda persona no europea campeona olímpica en este deporte tras el kazajo Alexander Parygin en Atlanta 1996.

Milagro marfileño (Taekwondo)

El taekwondo tuvo dos grandes finales. En la femenina de 67 Kg, por primera vez ambos contrincantes llegaron a los diez puntos con título para la surcoreana Oh por 13-12 ante la francesa Niaré.

En la masculina de 80 Kg, cuando el británico Muhammad se sentía campeón llegó una patada con giro en el último segundo de Cheick Cissé para darle la victoria y el primer oro a Costa de Marfil en cualquier deporte. Los marfileños, que sólo tenían otra medalla olímpica, la plata en 400 metros lisos en 1984 de Gabriel Tiacoh, lograron otra más en taekwondo, el bronce de Ruth Gbagbi en 67 Kg.

Otra vez (Baloncesto)

Estados Unidos y Serbia reeditarán en Río la final del pasado mundial. Los estadounidenses lograron su 75ª victoria consecutiva entre todas las competiciones ante España (82-76), mientras que Serbia aplastó a Australia en la primera parte (35-14) y le acabó ganando por 87-61. No se daba la misma final en dos grandes torneos seguidos desde los JJOO 1988 y Mundial 1990 con sendos Unión Soviética-Yugoslavia.

La genio de la lámpara (Fútbol)

Un maravilloso gol de Dzsenifer Marozsán nada más empezar la segunda parte allanó el camino de Alemania hacia el único título que le faltaba, el oro olímpico. Las alemanas acabaron venciendo a Suecia por 2-1 y se convirtieron en el segundo país europeo campeón olímpico en fútbol femenino tras Noruega en Sydney 2000.

Completó el podio Canadá al vencer por 2-1 a una Brasil que ha participado en las seis ediciones de los Juegos y en las seis ha perdido su último partido, entre ellos dos finales y tres partidos por el bronce.

 

La joya de la corona (Hockey hierba)

Mucha igualdad en la final del torneo femenino, tanta que el título se decidió en penaltis, donde Países Bajos estaba invicta en su historia olímpica. Pero Gran Bretaña no encajó ningún gol en la tanda y acabó logrando el primer título olímpico de su historia en un deporte colectivo femenino.

Las neerlandesas son el primer equipo en la historia de este deporte que termina invicto el torneo olímpico femenino y se queda sin oro.

Triple Corona (Waterpolo)

Aplastante superioridad de Estados Unidos en la final femenina, tanta que su 12-5 ante Italia es la mayor paliza recibida por Italia en los Juegos y la mayor diferencia vista en una final.

La selección femenina estadounidense era una de las tres que defendía en Río la Triple Corona (oro olímpico, mundial y continental) y la única que lo ha conseguido.

Sufrimiento (Balonmano)

Francia accedió a su tercera final olímpica seguida (igualando el récord de Suecia) y Dinamarca a la primera con sendas victorias por la mínima y con el mismo resultado, 29-28. Es la primera vez que ambas semifinales olímpicas se deciden por un gol.

La victoria danesa ante Polonia llegó en la prórroga tras forzarlo los polacos con un inverosímil gol de su extremo Daszeck. Es la primera vez que alguien alcanza la final olímpica en el tiempo extra.

Segundo acto (Voleibol)

Brasil e Italia reeditarán la final olímpica de 2004, que ganó Brasil y también un partido de la fase de grupos en estos Juegos, que ganó Italia.

Italia se deshizo de Estados Unidos remontando, por primera vez en un partido eliminatorio, un 1-2. Mientras que Brasil se vengó de Rusia, su verdugo en el duelo por el oro de hace cuatro años, alcanzando su cuarta final consecutiva, récord histórico.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados