JJOO

article title

Río 2016 en datos (IX)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El octavo día de competición en Rio 2016 dejó momentos para la historia, además del partidazo entre Nadal y Del Potro: Michael Phelps ganó su quinto oro en su última prueba en los Juegos Olímpicos, dejando el total en 23, el triunfo de la puertorriqueña Puig en tenis femenino y los dominios de Jamaica en la velocidad, Alemania en el disco, Gran Bretaña en remo y ciclismo en pista e Italia en tiro olímpico.

1000 y 1001 (Natación)

Estados Unidos consiguió sus oros olímpicos número 1000 y 1001 entre todos los deportes en los relevos 4×100 estilos. El masculino fue más significativo porque es el noveno título seguido en la prueba (récord de la natación) y porque deja las cifras finales de Michael Phelps en 28 medallas, 23 títulos y tres pruebas ganadas en cuatro Juegos consecutivos (200 estilos, 4×100 estilos y 4×200 libre). Antes de Phelps (y de Lochte, que ha hecho lo propio en 4×200 libre) nadie tenía cuatro oros en una misma prueba de natación.

La más rápida (Natación)

Pernille Blume ganó la última carrera individual femenina de Río 2016. Un triunfo histórico para la danesa porque Dinamarca sólo tenía dos títulos en este deporte, también de mujeres, Andersen y Harup en Londres 1948.

La más completa (Atletismo)

Nafissatou Thiam defendió con éxito en la última prueba, el 800 que es una de sus más débiles, el liderato de la combinada femenina. La belga es la tercera mujer que gana el heptatlón con tres triunfos parciales tras Jackie Joyner (cuatro en 1988 y tres en 1992) y la siria Ghada Shouaa (tres en 1996).

 

De hermano a hermano (Atletismo)

La final de disco tuvo una última ronda antológica con cambios en los puestos de medalla en tres de los cuatro últimos lanzamientos. El oro se lo llevó el alemán Christoph Harting, cuarto antes de último lanzamiento, y que sucede en el palmarés a su hermano mayor Robert.

Es la segunda vez que el campeón del disco iba cuarto o peor justo antes de su último lanzamiento. En 1972 Ludvik Vanek se llevó el oro desde la quinta posición.

Además, según ha contado el blog olympstats.com, es la segunda vez que un hermano sucede a otro en el palmarés olímpico de una prueba individual tras el patinaje artístico sobre hielo (Hayes Jenkins en 1956 y David Jenkins en 1960) y el slalom femenino de esquí (Christine Goitschl en 1964 y Marielle Goitschl en 1968).

Otro concurso mágico (Atletismo)

El salto de longitud también tuvo un vuelco en la última ronda, con Jeff Henderson pasando en la última ronda del tercer puesto al liderato para ser campeón por un centímetro. Es la tercera vez que se gana el oro en longitud con un centímetros de ventaja tras ocurrir en 1900 y 1960.

Peso del testigo (Atletismo)

Shelly Ann Fraser no pudo convertirse en la primera mujer en ganar una misma prueba individual de atletismo en tres ocasiones, pero el título de los 100 metros lisos se quedó en Jamaica tras la formidable marca, 10’’71, de Elaine Thompson. Sólo Florence Griffith, 10’’54 ventosos en 1988, había corrido más en una final olímpica.

Santa Mónica (Tenis)

Mónica Puig completó su gran torneo derrotando en la final a la número dos del mundo, Angelique Kerber, en tres sets y consiguiendo el primer oro olímpico en cualquier deporte para Puerto Rico y la primera medalla a nivel femenino.

Puig, número 37 del mundo, es la primera campeona individual fuera del Top Ten. Y entre los hombres ese récord sólo lo supera Marc Rosset, oro en Barcelona 1992, desde el 44º lugar del ranking.

 

La prueba reina (Remo)

El ocho con timonel es la carrera de más prestigio del remo y los vencedores fueron Gran Bretaña en categoría masculina (encabezando el primer podio europeo desde 1996) y Estados Unidos en la femenina que, con su tercer oro seguido, igualó el récord de Rumanía.

Por milésimas (Remo)

Las dos pruebas de scull individual tuvieron desenlaces diametralmente opuestos. En categoría masculina Mahé Drysdale y Damir Martin empataron hasta la centésima pero en la foto finish el neozelandés Drysdale pudo revalidar su título. En categoría femenina Kim Crow se escapó de sus rivales desde el inicio y ganó con autoridad convirtiéndose en la primera remera no europea en vencer esta prueba.

Récord de récords (Ciclismo en pista)

Gran Bretaña ganó la persecución femenina consiguiendo récord del mundo en las tres carreras, clasificación, primera ronda y final, exactamente igual que hace cuatro años en Londres, en el estreno de la prueba. El equipo femenino británico es el único capaz de batir tres veces el récord mundial en unos mismos Juegos, y lo ha hecho en dos ocasiones diferentes.

 

La campanada (Gimnasia trampolín)

Vladislav Hancharov se quedó a casi punto y medio del líder, Lei Gao, en la clasificación, donde se suma la puntuación de dos ejercicios. Pero en la final, de un solo ejercicio, Hancharov superó tanto a Gao como al campeón olímpico de 2012, Dong Dong, para dar a Bielorrusia su primer oro olímpico en cualquier modalidad de gimnasia.

El oro que faltaba (Esgrima)

La victoria más fácil de Rusia en todo el día durante la competición femenina de sable por equipos fue la final, ganada por un contundente 45-30 ante Ucrania. Sólo otra final femenina se ganó por más tocados, el florete de 2008 (Rusia 28-11 Estados Unidos).

Con este título Rusia es el único país que ha ganado el oro femenino por equipos en las tres armas.

La mina de Italia (Tiro deportivo)

Sin fallar un disparo en semifinales y final Gabriele Rossetti ganó el título en skeet. Italia lleva, de momento, seis medallas y tres oros en tiro deportivo en Río 2016, y ambas cifras son récord del país en una misma edición de los Juegos.

 

Irán y ganarán (Halterofilia)

Tras el título de ayer de Kianoush Rostami la República Islámica sumó hoy otro oro, el de Sohrab Moradi en 94 Kg. Es la segunda vez que Irán gana dos oros en halterofilia en unos mismos Juegos tras conseguirlo en Sydney 2000.

Tan contento como el campeón estaba el medallista de bronce, Aurimas Didžbalis, primer persona de Lituania con medalla en este deporte.

La generación dorada (Baloncesto)

Argentina se aseguró su presencia en cuartos tras un histórico partido ante Brasil, resuelto 111-107 con dos prórrogas, gracias a los 37 puntos de Nocioni y a los 33 de Campazzo.

Es la primera vez desde 1988 (Oscar y Marcel, de Brasil, ante Canadá) que dos compañeros anotan 30+ puntos y la única con ambos llegando a 33.

Los partidos con doble prórroga en la historia olímpica se reducen a otros tres y los encuentros con ambos llegando a 107 puntos son otros cinco, siendo el anterior la final olímpica de 2008 (Estados Unidos 118-107 España).

¡Viva Honduras! (Fútbol)

Brasil-Honduras y Nigeria-Alemania serán las semifinales olímpicas de fútbol. Toda una hazaña para Honduras, sin medallas olímpicas en ningún deporte, que, haga lo haga, firmará su mejor actuación olímpica.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados