JJOO

article title

Río 2016 en datos (II)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Los datos más importantes del primer día de competición en los Juegos Olímpicos de Rio 2016:

 

Hosszú es la mejor (Natación)

Exhibición de Katinka Hosszú en la final de 400 estilos femeninos para conseguir la primera medalla olímpica de su carrera deportiva. La húngara, que iba cinco segundos por debajo del récord mundial a falta del tramo de crol, acabó en 4’26’’36, una rebaja de 2’’07, la mayor en la prueba desde que Petra Schneider mejorase su propia marca por 2’’15 hace 36 años durante los Juegos de Moscú.

España se estrena (Natación)

Como ocurriera en Londres 2012 la primera presea de la delegación española la consiguió Mireia Belmonte. La catalana ya tiene tres medallas en tres pruebas diferentes (plata en 800 libre y 200 mariposa en 2012 y el bronce en 400 estilos en 2016)

Belmonte es la primera mujer española (y cuarta persona tras Cal, Deferr y Llaneras) con 3+ medallas olímpicas individuales. Y la segunda persona española con medalla en tres pruebas distintas tras el piragüista Herminio Menéndez (K2 500, K2 1000 y K4 1000).

Campeón destronado (Natación)

El chino Yang Sun aspiraba a convertirse en el tercer hombre en revalidar el oro en 400 libre tras los australianos Rose y Thorpe, pero fue derrotado por un compatriota de estos últimos, Mack Horton, de 20 años. La diferencia entre oro y plata fue de 13 centésimas, segunda más pequeña en la historia de la prueba tras la décima de separación entre Clarence Crabbe (USA) y Jean Taris (FRA) en 1932.

 

La regla del 16 (Tiro deportivo)

El primer oro en Río se entregó en el rifle de aire femenino sobre 10 metros y fue para la estadounidense Virginia Thrasher. Estados Unidos tiene tres medallas en la prueba pero cada 16 años consigue el oro, lo hizo Pat Spurgin en 1984, Nancy Johnson en 2000 y ahora  Thrasher en 2016.

China, que aspiraba a ser el primer país en repetir título en la prueba, fue plata (Li Du) y bronce (Siling Yi) para ser el primer país con dos medallas en rifle de aire pero sin el oro.

El campeón de Vietnam (Tiro deportivo)

Xuan Vinh Hoang dominó la final de pistola de aire 10 metros masculino hasta que en el 19º y penúltimo tiro fue superado por el brasileño Felipe Wu. Pero Hoang fue mejor en el último disparo para dar a Vietnam su primer oro olímpico en cualquier deporte.

Wu hizo historia en el tiro brasileño porque su plata es la primera medalla del país en este deporte en 96 años, desde el título de Guilhermo Paraense en pistola militar 30 metros en Amberes 1920.

Adiós a la fama (Ciclismo en ruta)

El belga Greg van Avermaet, con merecida fama de segundón por su continua lucha por ganar grandes carreras de un día sin éxito, ya tiene un gran título, el oro olímpico de fondo en carretera con el que Bélgica saldó su deuda pendiente con esta modalidad puesto que no ganaba títulos desde Helsinki 1952 cuando venció la prueba por equipos y la individual con André Noyelle.

Completaron el podio de una carrera dura, emocionante y con incidencias de todo tipo, Jakob Fuglsang (plata y primera medalla de Dinamarca en la prueba desde la plata en 1996 de Rolf Sørensen) y el polaco Rafał Majka (bronce y mejor resultado de su país desde el subcampeonato de Czesław Lang en 1980).

 

Remontada magiar (Esgrima)

Emese Szász ganó una final femenina de espada que perdía por 6-11 (se disputa a 15 tocados o hasta que se agoten los tres asaltos de tres minutos). En este deporte, que no siempre ha tenido duelo directo por el oro, las esgrimistas húngaras han ganado sus cuatro finales disputadas, el florete de 1976 y la espada de 2000, 2004 y 2016.

En la prórroga (Judo)

Rusia consiguió su primer título con el judoka Beslan Mudranov en 60 kilos. El ruso ganó tras 5’44’’ de combate (a los 44 segundos de la ‘prórroga’) en la final masculina de mayor duración desde 1984 cuando se disputaban a siete minutos.

Oro en femenino (Judo)

Argentina consiguió su primer título olímpico en cualquier deporte a nivel femenino gracias a la judoka Paula Pareto en 48 kilos.

 

Actuación perfecta (Tiro con arco)

Corea del Sur venció los cuartos, semifinales y final por 6-0 (el tiro con arco se juega a sets, repartiéndose dos puntos por set) e hizo valer su victoria en el ranking round masculino por equipos. También mantuvo su puesto de la clasificación el subcampeón, Estados Unidos. Es la tercera vez que oro y plata son los dos mejores del ranking round porque ya pasó en 1988 y 2004.

Malos principios (Balonmano)

Noruega y Montenegro, finalistas de la pasada edición en el torneo femenino, empezaron con derrota. Las noruegas ante Brasil (28-31) y las montenegrinas ante España (19-25). Es la tercera vez que el vigente campeón empieza la defensa del título con derrota (Dinamarca en 2000 y Noruega en 2012 acabaron repitiendo oro) pero la primera ocasión en que oro y plata comienzan el campeonato perdiendo.

Arrancada decisiva (Halterofilia)

Sopita Tanasan fue la mejor en arrancada y dos tiempos y, aunque un último intento de la indonesia Wahyuni la pudo dejar sin oro, se proclamó campeona olímpica, algo que nunca había hecho una tailandesa en el peso mosca (48 Kilos). Esta categoría es la única que siempre ha tenido como campeona olímpica a la ganadora de la arrancada, cinco de cinco veces desde el debut de la halterofilia femenina en Sydney 2000.

 

Suecia desarbolada (Fútbol)

La victoria de Suecia en el debut ante Sudáfrica parece un espejismo visto el resultado sufrido en la segunda jornada, 1-5 ante Brasil con dobletes de Marta y Beatriz. Es la peor derrota de Suecia en la gran competición internacional (Eurocopa, Mundial y JJOO) y también la primera vez que encaja cinco goles.

El partido perfecto (Tenis)

John Millman se estrenó en el torneo de tenis arrasando al lituano Ričardas Berankis. Es la 11ª vez en la historia del torneo olímpico individual masculino que se logran dos roscos en un partido, la primera vez desde Jim Courier en 1992 ante el israelí Gilad Bloom (6-2,6-0,6-0) y la primera al mejor de tres sets.

Final anticipada (Waterpolo)

Hungría y Serbia abrieron la competición con un magnífico partido que acabó empate a 13 tras llegar los magiares con ventaja de 9-6 al descanso. Es la primera vez en su historia olímpica que Hungría desperdicia semejante ventaja tras el descanso y el 13-13 iguala el récord de empate a más goles en unos Juegos, el Hungría 13-13 Países Bajos de 1992.

Las dos caras de Francia (Baloncesto)

Inicio dispar de los franceses en baloncesto con estrepitosa derrota masculina (66-87 ante Australia) y triunfo femenino (55-39 ante Turquía). Este último encuentro fue el primero en la historia del baloncesto olímpico femenino en el que entre ambos equipos no alcanzan los 100 puntos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados