La Liga

article title

Retorno al lugar de la felicidad

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay dichos populares que nuestros protagonistas han obviado, como el que dice que “al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver”, o “segundas partes nunca fueron buenas”, al fin y al cabo son solo palabras que saldrán a la luz en el caso de que estos futbolistas no tengan la suerte que ya tuvieron en su anterior etapa en el club.

Iago Aspas ha tardado dos temporadas en volver a Vigo, el primer año del Celta de Vigo en Primera División fue liderado por un joven delantero salido de la prolífica cantera viguesa que ya mostró su calidad en Segunda División y que el salto a la Liga BBVA no le vino grande, sino que se adaptó estupendamente y el conjunto celeste logró la permanencia. Tras un verano movido con aspiraciones a fichar por Valencia o Atlético e incluso quedarse en Vigo, llegó una oferta cercana a los 11M€ que el Celta no pudo rechazar, esta oferta fue del Liverpool FC de Brendan Rodgers que buscaba una alternativa a la pareja goleadora Sterling – Suárez, el gran año de ambos delanteros dejó casi sin minutos al de Moaña y apenas pudo participar en 15 encuentros en los que solo marcó 1 gol con los ‘reds’.

La temporada pasada en Sevilla tampoco gozó de la confianza de Emery, el carácter del delantero chocó en numerosas ocasiones con el del preparador vasco que apenas le concedía minutos en Copa del Rey y en los primeros partidos de Europa League. El verano llegó, y la salida de Larrivey y Charles abrió el horizonte al regreso del ídolo de la afición, el Celta pagó entre 4M€ y 5M€ por el pase a título definitivo de su canterano estrella.

Caso distinto el de Filipe Luis, un brasileño atípico y trotamundos que ha pasado por varias ligas y varios equipos europeos antes de que se instalara en Madrid. Su grave lesión en un choque con Iraizoz frustró el pase del lateral al FC Barcelona, apareció el Atlético de Madrid para pagar 10M€ sobre la mesa de Lendoiro y llevarse al jugador a la capital de España, allí, tras una primera irregular campaña se adueñó de la banda izquierda del Vicente Calderón evolucionando hasta convertirse en uno de los mejores laterales zurdos del mundo. El Chelsea de Mourinho tentó al club y jugador y se aceptó un traspaso por 22M€ aproximadamente, los minutos de Filipe durante la temporada no fueron los deseados, apenas participó en 21 encuentros (1.800 minutos) y Azpilicueta le robó el puesto de lateral izquierdo titular en el campeón de Capital One Cup y Premier League. Este verano, mediante 16M€, el Atlético recuperó el pase del brasileño para volver a reverdecer tardes de gloria por el flanco zurdo de los estadios nacionales y europeos.

Los cantos de sirena, la mejora salarial, y la opción de ganar títulos llevaron a Asier Illarramendi, uno de los puntales de la selección sub-21 y de la Real Sociedad a abandonar su club de toda la vida para firmar por uno de los colosos del fútbol mundial, el Real Madrid pagó íntegramente la claúsula de rescisión del mediocentro para vestirlo de blanco y nombrarle heredero y sucesor de Xabi Alonso, la falta de minutos y, sobre todo, continuidad del de Mutriku le llevaron a perder confianza en sus facultades, y Ancelotti tampoco le dio nuevos minutos para mostrar su calidad.

Su vuelta a San Sebastián hace apenas unos días, ha devuelto la sonrisa a Asier, el traspaso se cifró en unos 16M€ en una de las peores operaciones (económicas) del Real Madrid en los últimos tiempos, en él debe del donostiarra, el volver a maravillar a la Liga y volver a liderar un proyecto ilusionante con Moyes en el banquillo.

IMG_20150902_093357

Llegó en el periodo invernal del año de 2014, tras medio año se hizo dueño y señor del lateral zurdo de Vallecas, cuando estaba cerca de renovar con el Rayo Vallecano, una oferta superior del PAOK llevó a Razvan Rat a jugar a Grecia. Tras un año, el lateral rumano se desvinculó de la entidad helena y volvió a Vallecas, su objetivo, volver a dar el nivel que ofreció en los partidos que jugó con la franja y asentarse en el lateral zurdo del once de Paco Jémez.

Decía la megafonía del Villamarín mientras presentaba a Joaquín antes de los partidos, “y con el 17, Joaquín, la finta y el sprint”, el propio Joaquín Sánchez nos ha dejado uno de los culebrones del verano, los deseos del jugador del Puerto de Santa María se cumplieron hace escasas horas con su vuelta a Sevilla después de 9 años alejado del Benito Villamarín. Su paso por Valencia, Málaga y Florencia dejó un vacío en la cal de la banda derecha del estadio verdiblanco, el Real Betis sin su ‘17’ bajó a los infiernos, jugó en Europa y volvió a la Liga BBVA, con la llegada de Joaquín a Heliópolis se cierra un equipo que mezcla veteranía, juventud, experiencia y desparpajo que les puede llevar a ser una de las sensaciones de la Primera División.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados