Fútbol Español

article title

El submarino resucita a los muertos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Eran cracks, o jugadores que apuntaban muy alto, o leyendas en sus respectivos clubes. Por unas o por otras, sufrieron un batacazo tal que sus expectativas se derrumbaron. Antes de morir futbolísticamente, decidieron aterrizar en un pueblecito de Castellón y vestir el amarillo. Como por arte de magia, volvieron a la vida y demostraron de lo que son capaces. Alexandre Pato, recién fichado por el Villarreal, sueña con ser uno más de una larga lista de resucitados.

Sonny Anderson. Llegó al Barça por 3000 millones de pesetas y con la vitola de estrella tras ganar la liga con el Mónaco y ser el máximo goleador. Su cometido, sustituir a un Ronaldo fichado por el Inter. Allí nunca fue el jugador que había maravillado en Ligue 1, así que volvió y permaneció cuatro años en el Olympique de Lyon. Con 32 años, ficha por el Villarreal para demostrar que en España también podía brillar. En el Submarino, el Pistolero marcó 24 goles, 12 de ellos en Copa de la UEFA, competición a la que el club llegó a semifinales en su primera participación.

 

 

Juan Román Riquelme. Lo ganó todo con Boca Juniors y se fue de La Bombonera como un ídolo. Pero, al igual que Sonny, no terminó de arrancar en el Barça. Se marchó cedido al Villarreal y allí se convirtió en leyenda. El primer líder del Submarino y uno de los pioneros del fútbol preciosista que hoy le caracteriza.

 

Villarreal's Argentinian Juan Riquelme c

Diego Forlán. El Manchester United fichó en enero de 2002, a petición expresa de Sir Alex Ferguson, a una de las mayores joyas del fútbol sudamericano. Pero Forlán solo marcó 17 goles en tres temporadas y fue más recordado por sus fallos. Llegó al Villarreal por una cifra más que irrisoria (3,2 millones) y se convirtió en uno de los mejores delanteros del mundo. En el Submarino ganó la Bota de Oro y dio el salto de calidad que se le adivinaba. Se fue al Atlético por siete veces más de lo que costó.

 

 

Alessio Tacchinardi. Tras 11 temporadas en la Juventus, el italiano llegó cedido al Villarreal pasado de vuelta y con la sensación de aportar experiencia y poco más. Pero su nivel fue tan alto que acabó siendo titular junto a Marcos Senna en el doble pivote y se ganó un segundo año en las filas amarillas. Integrante del equipo que alcanzó las semifinales de Champions.

 

Giuseppe Rossi. Caso parecido al de Forlán. Joven delantero con mucha proyección que apuntaba muy muy alto, pero que no encontró su hueco ni su regularidad en el Manchester United, club que le cedió a Parma y Newcastle sin éxito. Lo acabó vendiendo al Villarreal por 10 millones. El resultado lo saben: el máximo goleador de la historia amarilla.

 

 

Ikechukwu Uche. Una rotura de ligamento cruzado pareció frustrar su carrera. Estaba destinado a ser uno de los mejores delanteros de la Liga y al ‘9’ titular de Nigeria. El primero que llamó a su puerta nada más recuperarse fue el Villarreal, que lo cedió al Granada. De vuelta, en Segunda, Uche correspondió marcando 14 goles, 6 de ellos en el tramo final, siendo uno de los grandes artífices del ascenso. Luego hizo 22 más en Primera y se marchó a México sin nada que reprocharle.

 

Uche

 

Sergio Asenjo. Estaba destino a ser el mejor portero nacional. Su gran temporada en el Valladolid le llevó al Atlético con apenas 20 años. Sin embargo, dos roturas de ligamento cruzado frenaron su ascendente progresión. El Submarino confió en él a su vuelta a Primera y éste respondió firmando dos temporadas espectaculares. La segunda le llevó, además, a ser convocado con la selección española. De no ser por la tercera rotura, Asenjo habría ido casi con total seguridad a la Eurocopa 2016 de Francia.

 

 

Víctor Ruiz. Cuando fichó por el Nápoles procedente del Espanyol. el central era uno de los más prometedores de la Liga. Pero allí nunca tuvo continuidad y recaló en el Valencia, donde tampoco recuperó su mejor nivel. Se marchó cedido al Villarreal y firmó una campaña tan notable que el Submarino hizo un gran esfuerzo por retenerle. En el último año ha sido el mejor defensa groguet y muchos pidieron su inclusión en la convocatoria a la Eurocopa en lugar de hombres como Bartra o San José.

 

Villarreal's defender Victor Ruiz leaves the pitch after recieving the red card during the UEFA Europa League semi-final second leg football match between Liverpool and Villarreal CF at Anfield in Liverpool, northwest England on May 5, 2016. / AFP / LLUIS GENE (Photo credit should read LLUIS GENE/AFP/Getty Images)

 

Roberto Soldado. El Tottenham pagó 30 millones al Valencia por un goleador nato, internacional y que se encontraba en el mejor momento de su carrera. El club inglés lo mandó al Villarreal tras haber marcado un solo gol en Premier League. Sus números de cara a puerta no mejoraron demasiado en El Madrigal (8 en 44 partidos), pero su liderazgo y su nuevo rol como asistente (15) le convirtieron, probablemente, en el jugador más importante del club la pasada campaña.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados