Se habla de:

NBA

article title

Resurge la conferencia Este

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La conferencia Oeste es mucho más difícil que la Este”. Desde la retirada de Jordan, esta ha sido la tónica imperante en la liga, más aun en los últimos años. La conferencia Oeste ha acaparado siempre a 8-10 equipos de un gran nivel, y la lucha por acabar la temporada en posiciones de playoffs siempre es tremenda. Por el contrario, en el este solo había 2-3 equipos buenos, lo que provocaba que la competencia por entrar en playoffs fuera mucho menor (y estos playoffs mucho más relajados para los equipos “top” de la conferencia) y que incluso se acabaran clasificando para la postemporada franquicias con record negativo.

En la temporada 2012-2013, por poner un ejemplo, el equipo que acabo con el noveno récord del oeste, los Utah Jazz, acabó con un 43-39. En el este, se clasificó para playoffs Milwaukee Bucks, con un 38-44. El sistema actual de conferencias, tal y como están repartidas actualmente, perjudicaba claramente a los equipos del Oeste, y se llegó a rumorear que en el futuro la liga eliminaría las conferencias y los playoffs los jugarían los 16 mejores equipos de la liga, independientemente de su conferencia.

Esta temporada, parece que las cosas están cambiando. Solo hay 5 equipos a día de hoy (26 de noviembre) con récord positivo: Golden State, San Antonio, Oklahoma City, Dallas y Memphis. En el Este, los Boston Celtics ocupan ahora mismo la novena posición con un récord por encima del 50% de victorias, 8-7. Puede que esto solo sea una tendencia del principio de temporada, provocada por el mal arranque de muchos buenos equipos del Oeste, y por el buen hacer de franquicias con las que no se contaba en la conferencia este. Es pronto para declarar la conferencia este como “resucitada”, pero si es cierto que hay varios equipos en los que merece la pena detenerse para analizar su buen arranque:

Miami Heat (9-5)

Apoyados en sus 2 grandes estrellas, Wade y Bosh, los Heat ocupan ahora mismo el 4º lugar en su conferencia. No es que no se les esperara arriba, pero sorprende ver el nivel al que están jugando tanto el renacido Dwayne Wade, como Hassan Whiteside. El pivot está promediando la friolera de ¡4,7! Tapones por partido, y se está destacando como uno de los centers más determinantes de la liga en un año en el que se está jugando su próximo contrato.

Indiana Pacers (9-5)

Tras un inicio dubitativo, los Pacers se han puesto 3º del este guiados por un Paul George que está a un nivel absolutamente espectacular. Indiana se está adaptando bien a jugar apoyándose menos en los interiores y a tirar más triples. En el partido ante Washington, entre George y C.J.Miles anotaron 15 de 17 en triples. Monta Ellis sigue adaptándose y están teniendo problemas con las lesiones, pero por ahora el equipo va viento en popa.

Charlotte Hornets (9-6)

Los Hornets se han hecho fuertes en el Time Warner Cable Arena, y están basando su gran arranque de campaña en el record de 7-1 que llevan en su casa. Batum está encajando perfectamente en el equipo, que además parece haber encontrado solidez en su segunda unidad, con los Jeremys (Lamb y Lin) imponiéndose a sus rivales cuando Walker, Jefferson y compañía se sientan en el banco.

Nico Batum, de Oregon a  Carolina del Norte para jugar con los Hornets

Nico Batum, de Oregon a Carolina del Norte para jugar con los Hornets

Detroit Pîstons (8-7)

Parece que Van Gundy ha dado con la tecla, y su quinteto titular formado por Jackson, Caldwell-Pope, Morris, Ilyasova y Drummond está consiguiendo victorias para los de Michigan. Esta va a ser la temporada de la explosión definitiva de André Drummond, que está promediando 18,1 puntos y 17.8 rebotes por partido y domina los partidos desde su posición. Detroit necesita una aportación más constante desde el banquillo para mantener el nivel.

Boston Celtics (8-7)

El baloncesto de equipo que práctica Brad Stevens sigue dando sus frutos en Boston. Liderados por sus 3 bases, Isiah Thomas, Avery Bradley y Marcus Smart, los Celtics han empezado la temporada bien, y todo hace indicar que estarán en la pelea hasta el final. Amir Johnson y David Lee están teniendo algún problema para adaptarse al equipo, pero las continuas rotaciones de Stevens hacen que el equipo fluya igualmente.

New York Knicks (8-8)

Espoleados por el buen hacer del novato Kristaps Porzingis, los Knicks han tenido un inicio de temporada bastante mejor de lo esperado. Calderón (que empezó la temporada horrible) está recuperando poco a poco sensaciones, y Robin Lopez está cumpliendo con lo esperado. En la Gran Manzana son expertos en echar las campanas al vuelo antes de tiempo, pero parece que Fisher ha dado con la tecla para que los Knickerbockers sean por fín un equipo sólido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados