Se habla de:

La Liga

article title

Resumen de La Liga Promises Internacional 2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

“Reivindicar y dinamizar todos los valores positivos que representa el deporte”. Con este objetivo se presenta en su página web la Fundación José Ramón de la Morena. Dicha fundación, con la colaboración de La Liga y el Cabildo de Tenerife, pusieron en marcha la 21ª edición del Torneo Internacional de Fútbol 7 en categoría Sub-12, un campeonato que se ha convertido en la gran referencia de esas edades a nivel mundial.

Lo disputaron chavales nacidos en 2004, aunque hubo alguna representación de futbolistas nacidos en 2005. ¿Dónde? Este año la sede cambió. No era la primera vez que se disputaba en la isla de Tenerife, pero sí el debut en la ciudad de Puerto de la Cruz. El pequeño municipio, conocido por ser pionero en el turismo en Canarias, habilitó el Estadio Municipal El Peñón para la disputa de los tres días del torneo, acogiendo casi un lleno cada uno de los días de competición.

El torneo estaba conformado por doce equipos, divididos en tres grupos: ocho españoles (FC Barcelona, Real Madrid, Atlético Madrid, Sevilla, Valencia, Villarreal, Real Betis, Sporting) y cuatro extranjeros (PSG, Juventus, Borussia Dortmund, Middlesbrough). Solo cinco de estos doce equipos habían ganado el torneo anteriormente y lucharían por añadir uno más a su palmarés. Algunos, como los ingleses eran debutantes. El torneo no defraudó. Se abrió con un gol a balón parado que un futbolista del Valencia concedió a favor del Real Betis.

Luego se disputó un duelo más que interesante entre el vigente campeón, el FC Barcelona, y el campeón nacional, el Villarreal, que fue muy disputado y acabó sin goles. El Real Madrid se reivindicó con una goleada ante el Borussia Dortmund (3-0), dejando a los alemanes sin capacidad de reacción. En este partido se vio el primer gran gol del torneo. El nueve del Real Madrid, Abraham, se marchó de un defensa del BVB levantando el balón de espaldas y, sin dejar que tocara el suelo, batió al portero.

El Atlético Madrid debutó con empate ante el PSG (1-1) en un partido muy disputado que no vio goles hasta mediada la segunda parte. Los ingleses del Middlesbrough se estrenaron con la derrota más suave que encajaron, un 3-0 que les endosó el Sevilla, notándose mucho la diferencia entre ambos equipos, ya que la mayoría de la plantilla del Boro era de un año menor. Cerró la primera jornada el equipo revelación, el Sporting de Gijón, derrotó a la Juventus (0-2) con el primer gol marcado al minuto de juego.

La primera jornada de tarde la abrió el Real Betis frente al Borussia Dortmund. Ambos equipos habían tenido un inicio bien distinto en el torneo y debían igualarlo o mejorarlo, si querían seguir adelante. Al final los españoles se llevaron el gato al agua, con un contundente 3-1, marcando los futbolistas alemanes prácticamente en los últimos instantes. La victoria acercaba a los hispalenses a los cuartos de final y dejaba casi sin opciones al BVB, pero debía esperar al otro partido del grupo. El posterior empate sin goles entre Real Madrid y Valencia les dejaba casi fuera, con la única esperanza de poder acceder como tercero, pero era más una utopía que otra cosa.

Después de sorprender a la Juventus en el último partido de la mañana, el Sporting tendría que enfrentarse al equipo que le eliminó en semifinales en el último nacional, el Atlético Madrid. Los asturianos pudieron forzar los penaltis en verano, pero en esta ocasión los colchoneros se impusieron por 3-1, devolviendo los pies en la tierra al equipo de Gijón. La Juventus se llevaría una segunda derrota tras perder por la mínima con el PSG, que se mostraba como un equipo seguro y eficaz.

Tras la victoria francesa se disputaron dos partidos con rivales españoles que acabaron en empate. El primero significaba la eliminación del torneo del Dortmund y, el segundo, poner en aprietos a un FC Barcelona que no había ganado en su debut. Los blaugranas dejaron a todos con la boca abierta en el partido que cerró la jornada de tarde del primer día. Fue la mayor goleada del torneo. Con Toni Caravaca como protagonista, con un hat-trick, los culés se impusieron por un 8-0 al Boro, dando ya por eliminado al conjunto inglés.

Al contrario que el día anterior, la jornada de mañana del miércoles tardó en arrancar. No se vio un gol hasta el minuto 12 del cuarto partido, que supuso, además, la derrota del Barça frente al Sevilla y el pase del conjunto catalán como tercero de grupo. La jornada se cerró con otra goleada encajada por el Middlesbrough (0-5 ante el Villarreal) y una nueva derrota del Sporting, que también pasaba como tercero, pero que no había sabido repetir su gran actuación en el debut en los siguientes partidos.

Los partidos de cuartos de final quedaron para la tarde del miércoles. El primero quedó resuelto con algo de contundencia a favor del FC Barcelona, que volvía a golear, esta vez por 4-0, al conjunto de París. Seguidamente se vivió la única tanda de penaltis del torneo. El Sevilla, que se había adelantado en el marcador, vio como el Real Madrid le empataba en los últimos instantes y forzaba la fatídica tanda. Ángel Hernández no tuvo piedad de los jugadores del Sevilla y paró los dos lanzamientos del conjunto hispalense, convirtiéndose en el héroe de los blancos.

El Sporting eliminaría en el penúltimo duelo de cuartos de final al que fuera considerado el mejor equipo de la fase de grupos, el Real Betis, recuperando el buen juego exhibido en la jornada inicial ante el equipo de Turín. Para cerrar los cuartos, tocaba vivir una venganza. Se enfrentaban los dos finalistas de la XXV edición del Torneo Nacional, Atlético Madrid y Villarreal. Si en verano fueron los castellonenses los que vencieron por 1-3, en esta ocasión fue el Atlético el que se llevaría el gato al agua. Pero no fue fácil. El partido se decidió por la mínima y casi al final. La buena actuación de los porteros impidió que hubiera más goles.

Y llegó el último día. Por la mañana, las semifinales y, por la tarde, un partido de exhibición y la gran final. El conjunto asturiano inició la primera semifinal con algunos nervios y lo acabó pagando. El Atlético marcó dos goles casi seguidos y no dio prácticamente opción al equipo de ‘Chelis’ de remontar. Finalmente, los madrileños se clasificaron por un contundente 1-4.

En esta ronda los partidos pasaban de ser de veinticuatro a cuarenta minutos pero, a pesar de ello, los madrileños fueron muy superiores al conjunto del norte de España. Las semifinales se cerraron con un miniclásico. Barça y Real Madrid jugaron un encuentro lleno de buen juego, alternativas y mucha tensión que acabó decantándose para el lado azulgrana por 2-0, marcándose el gol más rápido del torneo, con poco más de ocho segundos. Pasó el Barcelona, que tenía la opción de igualar al Real Madrid en el palmarés si conseguía su sexto título.

La final debía esperar. Antes se jugó un encuentro de exhibición entre una selección de chavales de Tenerife y un combinado de los jugadores que disputaron el torneo. Pero no iban a estar solos. Con los canarios jugaron Pier Luigi Cherubino y Sandro Sierra, exjugadores de Primera División nacidos en la isla. Por parte del combinado de La Liga Promises, Kiko Narváez y Christian Karembeu. Se impusieron los locales por 2-1 en un encuentro que sirvió de telonero para la gran final y que no defraudó, ya que se pudo ver algún que otro gol más.

Salieron los finalistas al campo tras sonar los himnos. Entre FC Barcelona y Atlético Madrid sumaban ocho de los veinte títulos anteriores del torneo. El primer gol se hizo esperar. El conjunto azulgrana no marcó hasta el minuto cinco y ahí se acabó el partido. Los blaugranas se impusieron en su sexta final ganada (segunda consecutiva) por 6-1. Tras el pitido final, el fair-play invadió el terreno de juego. Los ganadores fueron a consolar a los derrotados, demostrando que, a esa edad, el fútbol es un juego en el que el respeto es lo más importante.

Pero no fue lo único que hubo durante el torneo. A mitad del día, como espera hasta la llegada de la jornada de tarde, en un pabellón cercano al estadio se organizaron juegos y actividades varias para los chavales. Demostraciones de robótica, juegos de realidad virtual, de mesa, PlayStation… Un lugar para entretenerte con tus amigos a la espera del fútbol. En lo que a los premios individuales se refiere, los galardones recayeron en los siguientes protagonistas:

Mejor jugador (MVP): Adrià Capdevila (FC Barcelona)

Máximos goleadores: Xavi Planas, Toni Caravaca (FC Barcelona), Álex Garnacho (Atlético Madrid), con 4 goles.

Mejor portero: Sergi Torner (Villarreal)

Mejor entrenador: José Luis Rodríguez (Sporting Gijón)

Además de los premiados, otros futbolistas causaron gran interés durante el transcurso del torneo. Por destacar algunos: Mario Martín y Abraham José (Real Madrid), Leonel Ángel Coira (Valencia), Abdoulaye Kamara y Enzo Tayamoutu (PSG), Cristian Ferreres (Sporting), Marcos Amanuel “Ama” (Sevilla), Luciano Riveros y Sergio Esteban (Atlético Madrid), Felipe García (Real Betis).

Sería injusto destacar a algunos sobre el resto, pero estos nombres son algunos que pudieron llamar la atención, aunque, en realidad, se disfrutó con todos y cada uno de los protagonistas. Durante tres días una pequeña ciudad turística de las Islas Canarias fue invadida por el ambiente futbolero. Muchos niños, familias y aficionados llenaron el estadio para disfrutar de un fútbol puro, apartado de los negocios y las especulaciones. Un torneo que es un ejemplo en todo el mundo y toda una referencia en el planeta fútbol.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados