article title

Resumen de la quinta jornada Serie A

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Mar BIANCHI – Quinta jornada de Serie A, a falta de los dos partidos que jugarán Palermo y Lazio en el Barbera y a Udinese y Parma en el Friuli. Juventus y Roma siguen intratables en lo más alto de la tabla con pleno de victorias, mientras el Milan volvió a pinchar y el Inter cayó estrepitósamente ante el Cagliari en San Siro. El Napoli se reencontró con el triunfo, y en la parte baja de la tabla Empoli y Sassuolo siguen sin conocer la victoria. 

Roma 2 – 0 Verona
El día del cumpleaños de Francesco Totti, el Olímpico de Roma se engalanó para felicitar a su máximo exponente en su 38º aniversario. La primera parte del encuentro fue imprecisa, ni Roma ni Hellas Verona conseguían completar jugadas peligrosas para abrir marcador. Ya en la segunda mitad, con Totti en el banquillo y Florenzi en el terreno de juego, el mismo que la semana pasada corrió para abrazar a su abuela tras el gol, correría al banquillo a celebrar el gol con su capitán. Ya en el minuto 86 y desde 40 metros, Destro protagonizó el gol de jornada para cerrar el 2-0 que deja invicta a la zaga giallorossa.

Atalanta 0 – 3 Juventus
Carlos Tévez, con dos tantos, volvió a brillar en la zaga bianconera, esta vez en Bérgamo. En el primer gol, el argentino se lanzó a por balón en el área pequeña y logró adelantarse a dos defensas de Atalanta para meterse prácticamente en la portería y anotar. En el segundo tiempo la superioridad de la Juve se hacía notar. En el 59’, otra vez Tévez logró batir a Sportiello con un chute desde fuera del área. Ya casi al término del encuentro, en el 83’, Morata se estrenó como anotador Juventino de cabeceó a pase de Pereyra para sentenciar. Atalanta se queda en la zona baja de la tabla con solo 4 puntos frente a una invicta Juventus con 15.

Sassuolo 0 – 1 Napoli
Una prueba de fuego para Rafa Benítez tras el mal arranque de su equipo en Serie A y el pase a Europa League tras no clasificarse para la Champions. Los napolitanos sufrieron y no consiguieron convencer, pero la dupla de ex madridistas arrancaron los tres puntos del Città del Tricolore: Callejón recibió un genial pase del Pipa Higuaín que convirtió en gol en el minuto 28 de la primera parte. Aún así, tras adelantarse los partenopei en el marcador se relajaron y dejaron que el Sassuolo se adelantara creando peligro, pero sin culminar.

Cesena 1 – 1 Milan
Sufrió el Milan en casa del recién ascendido Cesena. En los primeros 10 minutos de choque y tras una garrafal cantada de Abbiati, bajo palos por la lesión de Diego López, el Cesena se adelantó por medio de Succi. La reacción rossonera llegaría solo 9 minutos después con un remate de cabeza de Rami después de un córner sacado por Honda. En la segunda mitad el juego no mejoró, el Milan plantó una buena defensa con De Sciglio y Zapata para impedir las peligrosas carreras de Succi o Marilungo por la banda. La falta del gol desembocó en nerviosismo y sucesivas tarjetas amarillas a ambos equipos, que terminarían finalmente en tablas.

Chievo 1 – 1 Empoli
Ambos conjuntos saltaron al terreno de juego con el mismo esquema: cuatro defensas, mediocampista ofensivo y dos puntas. El primer tiempo resultó aburrido y con escaso fútbol. Tras el descanso, el Chievo aumentó sus ocasiones de peligro gracias a Paloschi mientras que el Empoli seguía adormilado. En el 51’ llegó el tanto de Meggiorini para adelantar al Chievo. Pero la victoria veronesa no duraría demasiado, Pucciarelli tras una buena asistencia de Maccarone consiguió poner el empate final y así llevarse un punto del Marcantonio Bentegodi.

Inter 1 – 4 Cagliari
Sorpresón en el Giuseppe Meazza por parte del conjunto de Zeman, que llegaba a Milan en puestos Serie B. En el minuto 10, Sau adelantó a los visitantes y ocho minutos después llegó la réplica interista, el gol de Osvaldo calmó a las gradas. En el 27’ llegaría el suceso que cambiaría el ritmo del encuentro: la expulsión de Nagatomo. A partir de ahí, el Cagliari protagonizó una cadena de jugadas peligrosas que desencadenaron en dos goles de Ekdal antes del descanso, en el 29’ y 34’, para dejar a los nerazzurri KO. Justo antes de entrar en los vestuarios, Handanovic paró un penalti de Cossu para reactivar la energía milanesa de cara al segundo tiempo. No fue suficiente, ya que Ekdal llegó en el minuto 43 al hat-trick que ya no remontaría el Inter en los 45 minutos restantes.

Torino 1 – 1 Fiorentina
Ambiente festivo en el Olímpico de Turín, encuentro de equipos hermanados en la Serie A. La Fiore, por minutos, no parecía echar de menos a Cuadrado, Joaquín con Bernardeschi o Babacar asumiendo sus papeles. Por parte del Toro, Ventura planteó un esquema impreciso en el que destacó Quagliarella, Gillet en la portería sustituyendo a Padelli y sorprendió la posición del español Rubén Pérez como falso nueve. Los goles tardaron en llegar, se adelantó el Toro en el 64’ con un gran tanto de Quagliarella, que resolvió un balón a penas sin ángulo. Poco duraría la alegría local, Babacar en el 78’ logró batir a Gillet y colocar el balón en la red. Empate que deja al Torino con 5 puntos y a la Fiorentina con 6.

Genoa 0 – 1 Sampdoria
El domingo de calcio cerró con el Derby della Lanterna que enfrentaba a Genoa y Sampdoria en Marassi. Con la intensidad propia de un derby, y más del genovés, mucha actividad tanto en las gradas como en el césped, el primer tiempo fue pobre e impreciso se caracterizó por un alto grado de agresividad entre jugadores de ambas zagas. El gol no llegaría hasta el minuto 75, cuando Manolo Gabbiadini tras una acción de De Maio atravesó la red de Perin. La reacción del Genoa llegaría 8 minutos después, pero una buena actuación de Emiliano Viviano, guardameta de la Samp, salvó a su equipo que consiguió llevarse tres puntos a domicilio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados