Miscelánea

article title

Resumen de la primera mitad de la Serie A en 2013

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – El 2013 señala, por tercer año consecutivo, a la Juventus como dominador casi absoluto del fútbol italiano. Finalizó la pasada temporada como incontestable vencedor del Scudetto y tras la primera parte de la presente, finaliza el año como líder sólido de la Serie A. Pese a un inicio dubitativo en cuanto a juego, la Juventus solo lleva una derrota y un empate en 17 partidos, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. La llegada de Tévez como el esperado 'top player' y nuevo dorsal 10, su compenetración con un Llorente ya completamente adaptado, la explosión de Pogba y la experiencia de Pirlo y Buffon mantienen el nivel de un equipo un peldaño por encima a escala nacional.

La gran reivindicación de la temporada es sin duda la Roma. Tras un par de años sin rumbo ni en el campo ni en el banquillo, Rudi García aportó el equilibrio necesario para hacer funcionar un equipo con buenos nombres, tras un acertado mercado de fichajes. Diez victorias marcaron su excepcional inicio, y pese a haber frenado en el último mes y medio, todavía se mantiene invicto. La eterna juventud de Totti, el muro que forma Benatia, el mejor central de Italia actualmente, junto a Castan en defensa, el motor de Strootman en la medular y la electricidad de un Gervinho feliz en el extremo son sus puntales sobre el campo. Y por si fuera poco, el primer partido del próximo año 2014 enfrentará a Juventus y Roma, en lo que se prevé que será el duelo final por el Scudetto.

Por detrás el combate parece ya a tres bandas por los puestos europeos. El Napoli ha soportado bien el cambio con Benítez en el banquillo, con el equipo fortalecido defensivamente, gracias al trabajo no solo de los centrales -gran Albiol– sino también del resto de la plantilla. Behrami se ha confirmado entre los mejores mediocentros defensivos de la Serie A, Callejón es imprescindible, Insigne aporta la magia, con Hamsik fuera de combate, e Higuaín los goles. La Fiorentina mantiene el estilo con Montella, con balones al piso, juego combinativo y Borja Valero como director de orquesta. El fichaje estrella, Mario Gómez, todavía no ha reaparecido tras su lesión, pero su baja no se nota ante el destape goleador del capocannoniere Giuseppe Rossi. Por último, el Inter, tras el desastre de la pasada campaña, ha recuperado sensaciones con Mazzarri. Su habitual 3-5-2 ha ganado en eficiencia, especialmente gracias al trabajo de los carrileros Jonathan y Nagatomo, el talento de Kovacic, la recuperación de Ricky Álvarez y el excepcional rendimiento de Palacio en punta, pero la irregularidad está marcando demasiado su trayectoria.


Giuseppe Rossi celebra un gol con la Fiorentina | Getty Images

Las decepciones hay que encontrarlas en el Milan, un año más, y en la Lazio. El equipo de Massimiliano Allegri se desangra entre luchas internas en la directiva e indecisiones sobre el césped, y marcha en una mediocre 13ª posición más cerca del descenso que de Europa. Ni Balotelli ni Montolivo han podido sostener a un equipo que se hunde en todas sus líneas, especialmente en defensa. Kaka' muestra con cuentagotas su calidad de antaño y talentos como El Shaarawy o De Sciglio se ven lastrados por las lesiones. Por su parte, tras su excepcional temporada pasada y la victoria en Coppa Italia, la Lazio de Petkovic, el equipo marcha en mitad tabla sin apenas ambiciones. Probablemente las consecuencias de una plantilla que dio mucho más de sí de lo que realmente era, con el técnico balcánico que sale por la puerta de atrás del club.

El premio a la revelación hay que dárselo al Verona. Recién ascendido tras más de una década en las categorías inferiores, un clásico del Calcio que está maravillando en su retorno. Luca Toni, más cerca de la cuarentena de años que otra cosa, lidera al equipo con carácter, experiencia y goles. A su alrededor, un grupo de jóvenes jugadores que cuenta con el regista Jorginho y el eléctrico extremo Iturbe como puntas de lanza. Mención especial también al Torino, que con Alessio Cerci como jugador estrella -ha participado directamente en más de la mitad de los goles del equipo- y pese al pesimismo a inicio de temporada, ha conseguido alzarse hasta la séptima posición.

Genoa, Sampdoria y Chievo, tras sendos inicios decepcionantes, reaccionaron tras los respectivos cambios de entrenador, encontrando sendas más tranquilas. Todo lo contrario que el Catania, que tras su octavo puesto la pasada temporada está hundido como colista, en un fracaso ya anunciado en verano. Parma, Cagliari y Udinese se mantienen sin grandes dificultades ni alardes en la zona tranquila, mientras Atalanta hace de la irregularidad su regla pese a su buena plantilla. Por abajo, junto al Catania, los recién ascendidos Sassuolo -con su estrella, el joven Berardi– y Livorno, además del Bologna de Pioli parecen los candidatos para el descenso.

¿Y para el 2014? Con el Mundial de Brasil al final del camino y las últimas disputas por entrar en la lista de 23 elegidos de Prandelli, la lucha entre Juventus y Roma por el Scudetto puede marcar el año. Si bien la Juventus es superior, el equilibrio, fondo y confianza de los de García puede mantenerles en el duelo. Difícil que Napoli o Fiorentina se enganchen, más todavía que el Milan remonte como hizo el año pasado. Eso sí, lo que no faltarán, al igual que este año 2013, serán goles. Y es que, la evolución hacia estilos de juego más desenfadados unida al alarmante descenso de nivel de las defensas provocará que los numerosos goles vuelvan a ser protagonistas en el Calcio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados