Copa de África 2017

article title

Repaso de la jornada 1 de la Copa de África 2017

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Grupo 1

En el primer encuentro de la XXXI edición de la Copa de África fuimos testigos de la primera gran sorpresa. La selección de Guinea-Bisáu hacía su debut histórico en una Copa de África ante Gabón, la anfitriona. Tras un primer tanto de Aubameyang, en una de las últimas acciones del partido, cuando parecía que el combinado de José Antonio Camacho iba a sumar sus tres primeros puntos, Zezinho centró un balón al área que remató Juary Soares para igualar el casillero y sumar el primer punto en la historia de la Copa de África de su selección.

También en el grupo 1 y el primer día del torneo, como Guinea-Bisáu, Burkina Faso puso en su sitio a Camerún. Moukandjo abrió la lata del partido en favor de Camerún con un golazo de libre directo. Ya en la segunda parte, a 15 minutos del pitido final, el defensa central burkinés Issoufou Dayo se encargó de equilibrar el marcador tras un fallo garrafal del guardameta del Sevilla Atlético Ondoa.

Leer más: 15 jugadores a seguir de la Copa de África 2017

Grupo 2

El segundo día de competición empezó con el batacazo de una de las grandes favoritas: Argelia. Gracias a Mahrez, los de Leekens consiguieron un empate a 2 tras ir perdieron 1-2 desde el minuto 30 de partido. Mahachi y Mushekwi, en este orden, fueron los encargados de remontar el primer gol de Mahrez, que hizo doblete y es el único jugador en convertir dos goles hasta ahora en la competición. Una de las sorpresas del partido fue el gran encuentro que realizó el centrocampista del Mamelodi Sundowns Khama Billiat.

Khama Billiat, uno de los jugadores a seguir del torneo / Getty Images

Por su parte, Senegal dio un paso al frente para decir Aquí estoy yo. Los de Aliou Cissé no solo ganaron sino que convencieron. En el minuto 10 de encuentro ya estaba por delante en el marcador gracias a un gol de Sadio Mané de penalti. 20 minutos después, el central del Anderlecht Kara Mbodji remató un magnífico centro desde el córner. Además de obtener un buen resultado, la imagen del combinado senegalés quedó impoluta, pues Túnez, que apretó en los minutos finales en busca de un gol que le diera esperanza, se frustró en el intento gracias al buen hacer de la línea defensiva de Senegal y el verdadero partidazo del guardameta Diallo.

Grupo 3

En la batalla entre Dussuyer y Le Roy, sorprendentemente ganó, más o menos, el seleccionador del conjunto togolés. O al menos no lo hizo Michel Dussuyer, que a pesar de tener una de las plantillas con más y mayores talentos de la Copa de África, no pudo ante la Togo del incansable Emmanuel Adebayor. Si los costamarfileños tuvieran que agarrarse a un clavo ardiendo, seguramente optarían por pensar en el gran partido que completó el debutante en partido oficial Wilfried Zaha. El otro Wilfried, Bony, que salió desde el banquillo sustituyendo a su tocayo, Zaha, no consiguió el gol que tanto necesitaba su selección.

La nota positiva del grupo 3 (o C) la puso la selección de la República Democrática del Congo venciendo por 1 a 0 a la Marruecos de Hervé Renard, campeón de la última edición con Costa de Marfil. Un solitario gol de Hervé Kage (va la cosa de tocayos) le bastó al combinado congoleño para batir a una selección de Marruecos que para muchos fue mejor durante los 90 minutos, pero que fue incapaz de hacerle gol a un Matampi que tuvo su día.

El mítico Adebayor en un salto en el Costa de Marfil – Togo / Getty Images

SIGUE LA COPA DE ÁFRICA CON NUESTRO INFORME

Grupo 4

Y para cerrar la primera jornada de la fase de grupos de la Copa de África, una selección que superó las expectativas y dos que decepcionaron. La primera de ellas fue Ghana, que, con un gol de penalti del jugador del West Ham André Ayew, ganó sin grandes complicaciones a una Uganda que no debutó de la mejor manera. Christian Atsu, del Newcastle United, fue el mejor jugador del partido. Y la línea defensiva de Ghana (Afful, Boye, Amartey y Acheampong -que entró en el 38’ por Baba-) también realizó unos buenos 90 minutos.

Las dos selecciones que decepcionaron fueron tanto Malí como Egipto, que ofrecieron un partido bastante carente de buen fútbol. Los de Alain Giresse, gracias a un buen partido de Moussa Marega, fueron algo superiores a los del argentino Héctor Cúper, pero el empate sin goles fue un resultado verdaderamente justo para lo visto en el terreno juego.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados