Miscelánea

article title

Repaso de una semana con sobredosis de ciclismo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Enrique JULIÁN GÓMEZ – Las tres carreras de adoquines en la semana previa al Tour de Flandes, la primera gran vuelta por etapas del año en España, además de otras dos pruebas de menor consideración y prestigio en Francia e Italia. Y por supuesto, el éxito español lejos de los grandes focos en Portugal. La última semana de marzo llega sin duda cargada de ciclismo. Y solo es el principio de lo que se viene.

En Flandes, se disputaron la Dwars Door Vlaanderen -o A Través de Flandes-, E3 Harelbeke y Gent-Wevelgem, las dos últimas ya con calificación World Tour. En la primera, el retorno de las piedras tras las carreras de apertura de Omloop y Kuurne, Niki Terpstra, el fiel escudero de Tom Boonen en las clásicas, se exhibió en solitario para vencer por segunda vez la prueba. Atacó en el Paterberg y ya nadie pudo seguir su potencia. Un renacido Devolder, Sorensen, Steegmans y Valverde, activísimo en su debut en el pavés, trataron de activar la persecución en vano, y el grupo liderado por Farrar y Bozic solo pudo optar al segundo puesto del podio.

En E3 fue Peter Sagan quien dio una lección magistral de táctica y control de una clásica. Tras las enormes decepciones de Strade Bianche y Sanremo, el eslovaco corrió su mejor carrera del año y venció su tercera gran clásica belga, tras Gent-Wevelgem y Brabante en 2013. Sin movimientos destacables hasta el tramo final, una caída justo antes del Kapelberg partió el pelotón. Detrás quedaba Fabian Cancellara , que había bajado irresponsablemente al coche, y que realizaría luego una furiosa y espectacular persecución, sin éxito pero mostrando suficientes fuerzas como para ganar de no ser por ese incidente. Por delante, un muy buen movimiento de Geraint Thomas en Kwaremont sería decisivo, al irse con él Peter Sagan, Stijn Vandenbergh, Niki Terpstra y John Degenkolb. Un movimiento posterior de Sagan eliminaría al veloz alemán, y su control de los ataques de los dos hombres de OPQS permitió al eslovaco vencer sin grandes problemas a sus compañeros de fuga en meta.

Finalmente, en Gent-Wevelgem, la carrera se decidió al sprint. Tras una guerra de posiciones, más de equipos que de individuos, en los diversos tramos de adoquín, se llegaba al llano final con el pelotón agrupado. Un ataque del joven suizo Silvan Dillier, que ya lo había intentado antes, llevó a su rueda al combativo costarricense Andrey Amador y a Stijn Devolder, en su tercer día de su resurrección. Y el terceto, ayudado por el viento, a punto estuvo de dar la sorpresa, siendo cazado solo bajo la pancarta del último kilómetro. El sprint, que lanzó desde lejos el ruso Tsatevich, fue vencido por John Degenkolb, que mostró de nuevo su buen hacer en el pavés, seguido de Arnaud Demaré y Sagan. El futuro de las clásicas de Flandes. Y el domingo llega De Ronde, con todos los grandes favoritos, exceptuando a Tom Boonen, que ya han mostrado sus mejores credenciales.

Por otro lado, en la Volta, el local Joaquím Rodríguez, tras su largo stage de entrenamiento en el Teide, bajó para vencer la carrera catalana. Mientras el esloveno Luka Mezgec dominaba de manera insultante -no había más nivel- los tres sprints, 'Purito' vencía en la alta montaña, en la etapa de La Molina, consiguiendo el liderato. La siguiente etapa, que no se pudo ver por el mal tiempo, en Vallter 2000, no dejó mayores diferencias, con la victoria de Van Garderen por delante de Bardet. Stef Clement venció escapado en Vilanova y en el mojado circuito de Barcelona con Montjuic, fue Lieuwe Westra el vencedor, con Joaquím Rodríguez que se defendió sin mayores problemas de la presión de Alberto Contador, segundo final.

Además, en Córcega se disputó el cada vez más devaluado Criterium Internacional: Bouhanni venció al sprint el primer sector de la primera etapa; el genial rodador Tom Dumoulin la contrarreloj por la tarde y al día siguiente, el Col de l'Ospedale dictó sentencia. Mathias Frank venció la etapa y el local Jean Christophe Peraud, que a sus 35 años continúa realizando una gran temporada, ganó la general. En Italia, la Settimana Coppi e Bartali tuvo dominio Sky. Swift venció el primer sector el primer día al sprint, el propio equipo inglés venció la crono por equipos y Peter Kennaugh se impuso en Bongiorno al día siguiente para asegurar la general. Elia Viviani, ya muy lejos de los grandes del sprint, venció la penúltima etapa y Dario Cataldo, también de Sky, la contrarreloj individual final. Y en el Alentejo, éxito español: Carlos Barbero venció la general final, por delante de su compatriota Eduard Prades. A sus 22 años, es uno de los cada vez más escasos jóvenes talentos españoles, que tienen que luchar por hacerse hueco en el profesionalismo desde la base. Y esta victoria es también un premio al esforzado trabajo de la Fundación Euskadi por y para el ciclismo español.

[Sigue toda la actualidad del ciclismo en @CiclismoSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados