Fútbol alemán

article title

Renato Sanches pide paciencia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El diez de mayo de este año, con todo el mundo aún pendiente del final de temporada y con un ojo puesto en la Eurocopa, el Bayern anunciaba el fichaje de Renato Sanches. Debutó con el Benfica un 30 de octubre de 2015 y un mes después ya disputó sus primeros noventa minutos. Desde entonces, se convirtió en un fijo para Rui Vitória y varios de los equipos más importantes del continente pusieron sus ojos en él.

Contra todo pronóstico, teniendo en cuenta el poco o nulo protagonismo del equipo bávaro en rumores, el Bayern pagaba 30 millones, más una serie de interminables bonus, para hacerse con sus servicios. Unas semanas después, Fernando Santos lo incluía en la lista para la Eurocopa de Francia y el 10 de julio levantaba el trofeo ante la anfitriona. Por si no fuera bastante, el pasado 24 de octubre ganó el Golden Boy, premio que le acredita como mejor jugador europeo sub-21.

Sin embargo, su comienzo en Múnich no ha sido tan espectacular como el que, quizás, tuvo en su día en Lisboa. Todavía no ha disputado un partido completo y no ha sido titular en partidos relevantes. Las críticas no se han hecho esperar, se puede hasta decir que llegaron más tarde de lo esperado, y ya empiezan a aparecer las primeras dudas de los aficionados.

Un joven diamante en bruto

Al hablar de Renato Sanches hay que hacer bastante hincapié en su edad. Pese a contar con un físico privilegiado, algunos se aventuraron a poner en duda su edad aunque sin pruebas de ningún tipo, y haber vivido un año plagado de éxitos, solo tiene diecinueve años. Sus habilidades quedan fuera de toda duda, pero todavía esta exento de experiencia. Además, es su primera vez fuera de su país y el hecho de tener que aprender una nueva lengua origina que el proceso sea más lento.

“Naturalmente, todavía hay cosas que debo mejorar. Tras un cambio así al extranjero es completamente normal, sobre todo con mi edad. Lo importante es conseguir mis minutos, solo así podré mejorar y alcanzar el nivel al que aspiro”. Renato Sanches en una entrevista a TZ

Sin influencia previa de Guardiola y Tuchel

Renato Sanches es el único jugador del primer equipo que no ha tenido a ninguno de los dos como entrenadores y eso es algo se percibe a la hora de verlo jugar. Tanto Guardiola como Tuchel apostaron por el dominio del juego de posición en sus equipos y es un modo de jugar que requiere de un tiempo de aprendizaje. Actualmente, el Bayern de Ancelotti, aunque con retoques, apuesta por esta manera de jugar y solo gozará de más minutos cuando asimile e interiorice todos los conceptos, tanto teóricos como prácticos. Otro aspecto a tener en cuenta es que, prácticamente, no pudo participar en la pretemporada debido a la Eurocopa y una inoportuna lesión.

“Actualmente me siento muy bien, sobre todo tras los partidos. Cuanto más estoy en el campo, más rápido llego al ritmo. Claro que aún debo adaptarme al equipo y encontrar mi forma, aunque ahí no me presiono. Estoy tranquilo”. Renato Sanches (TZ)

Virtudes y defectos

Su explosividad, fortaleza física, disparo y dinamismo son cualidades que le vienen muy bien a un equipo como el Bayern. Es un tipo de futbolista diferente, un perfil único en la plantilla que puede ayudar a desatascar partidos en los que los rivales acumulan muchos hombres atrás. Como se ha comentado antes, aún debe aprender el oficio de interior y pulir sus defectos: suele aguantar demasiado el balón, ralentizando los ataques, realizar más cambios de banda y atreverse con pases que originen peligro. La compenetración con sus compañeros crecerá con el paso de las semanas. Probablemente, no se verá una gran mejoría hasta la segunda vuelta, cuando ya haya podido participar en  la pretemporada invernal.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados