Se habla de:

Fútbol italiano

article title

La extraordinaria remontada de la Juventus

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Fue un inicio de temporada convulso en Turín por el mal arranque que tuvieron los pupilos de Allegri en Serie A. Y es que de un equipo que venía de levantar Scudetto y Coppa, además de ser finalista de Champions, era difícil creer que apenas llevaran 6 puntos de 18 posibles. Era un bagaje muy pobre para un equipo llamado a revalidar el título de liga por quinta vez consecutiva, que se dice pronto. Quinta vez. Casi nada. Hegemónico total. Pero se hacía impensable esta vez.

Las numerosas lesiones a principio de curso de algunos pilares importantes y de actores secundarios que engrosan la plantilla, fueron quizás los motivos de que la Juventus no comenzara de la mejor manera, así como que los nuevos fichajes necesitaron un tiempo para adaptarse al equipo.

Lesiones importantes en la Juve

Sami Khedira (82 días de baja – 14 partidos)

Claudio Marchisio (42 días de baja – 7 partidos)

Stephan Lichtsteiner (37 días de baja – 8 partidos)

Martín Cáceres (301 días de baja – 34 partidos)

Kwadwo Asamoah (73 días de baja – 16 partidos)

Roberto Pereyra (94 días de baja – 18 partidos)

Mario Mandzukic (64 días de baja – 14 partidos).

Y llegados a la jornada 10 de la competición doméstica, con 12 puntos logrados y muy lejos ya de la lucha por el título, Allegri estaba siendo muy cuestionado por todos, rozando su despido. Así las cosas, salir victoriosos del Derby della Mole contra el Torino parecía el ultimátum dado desde la dirección deportiva. Y cuando el técnico toscano ya se veía abandonando la sede bianconera de forma definitiva, Juan Guillermo Cuadrado hizo estallar de júbilo al Juventus Stadium en el minuto 93. La Vecchia Sgnora venció 2-1 y desde ese día inició su extraordinaria racha de victorias consecutivas.

Sin embargo, este giro de 180º en la nave turinesa no fue fruto ni de la casualidad ni de la suerte. La recuperación de Marchisio, Khedira y Lichtsteiner de sus lesiones, además de una mejor versión de Pogba -había empezado fatal de forma la campaña-, ayudaron a una mejoría en el juego. Pero no solo fue cosa de los jugadores.

Massimiliano Allegri rompió con su idea inicial de mantener un esquema y sistema de juego que le había dado muchas alegrías la temporada pasada. Se supo adaptar a lo que le pedía el equipo, pero sobre todo se adaptó a los rivales. Pasó de jugar con su 4-3-1-2 (el clásico 4-4-2 en rombo para los más puristas) al ya conocido 3-5-2, que impuso el actual seleccionador de la Nazionale, Antonio Conte, en su etapa como entrenador juventino. Incluso ha convivido con las lesiones, formando ‘onces’ a partir de ellos (véase 4-4-2 en línea vs Napoli).

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, esquemas de la Juventus vs: Napoli (Jª6), Torino (Jª11), Roma (Jª21) y Napoli (Jª25).

De izq. a der. y de arriba a abajo, esquemas de la Juventus vs: Napoli (Jª6), Torino (Jª11), Roma (Jª21) y Napoli (Jª25)

De esta forma, la Signora ha vuelto a recuperar algo que había perdido durante unos meses, el espíritu ganador que tanto le ha caracterizado desde siempre, y acentuado en el último lustro, donde se ha pasado de tener como estandartes del equipo a Del Piero a Carlos Tévez  y ahora Paulo Dybala, el hombre destinado a abanderar el proyecto a corto-medio plazo. La Joya ya ha empezado a hacer de las suyas por Turín. Sin embargo, no solo el delantero argentino ha destacado en esta primera parte de la temporada:  Andrea Barzagli sigue rindiendo a un nivel sobresaliente pese a sus 34 años, y está mandando sobre una defensa de carácter con Chiellini y Bonucci, además de Buffon bajo los palos. Son la base de esta Juve.

Otra de las cosas a tener en cuenta desde el 31 de octubre de 2015 (fecha del Derby), es la capacidad defensiva que ha adquirido la Juventus, sobre todo en las citas contra grandes rivales, pues solo ha encajado un tanto contra la Fiorentina (3-1), habiendo jugado contra Milan (1-0), Lazio (0-2), Roma (1-0) y Napoli (1-0). Un Napoli, por cierto, al que ha recortado una distancia de 9 puntos en 15 jornadas hasta ponerse un punto sobre ellos. Casi nada.

Objetivos claros

Y en este punto de la historia, la Juventus se encuentra inmersa en una racha difícilmente alcanzable por cualquier club de Serie A, teniendo en su mano la posibilidad de tumbar el récord del Inter de Mancini de la temporada 2006/07, que dejó su sello de victorias seguidas en 17, dos por encima de esta Juve, que podría igualarla precisamente ante el Inter de Mancini en la 27ª Jornada -para luego mejorarlo-. Sin embargo, en el vestuario bianconero tienen claras las continuas palabras de su entrenador.

Massimiliano Allegri: “El récord de victorias consecutivas al final no sirve de nada si no ganamos el Scudetto. Por eso, insisto en que no debemos distraernos con eso”.

Con esta máxima asimilada, a este equipo solo le quedará establecer récords personales con el fin de acercarse a revalidar el título de liga, además de pelear la Coppa y, ¿por qué no? la Champions. Este equipo es capaz de todo. Ya lo hemos visto.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados