Multideporte

article title

El regreso del ‘Tigre’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras quince meses sin jugar, el estadounidense Tiger Woods, gran estrella mundial del golf, vuelve a la acción en el torneo de Bahamas, algo que se ha convertido en todo un acontecimiento mediático en Estados Unidos, donde se preguntan si será un regreso triunfal o el fin de una era. Número 898 del mundo, el ‘Tigre’, campeón de 14 torneos del Grand Slam, es objeto en los últimos días de todo tipo de análisis.

Muchos expertos creen que el jugador de 40 años seguirá en el futuro en situación de ofrecer un gol de primer nivel, pese a las varias operaciones a las que se sometió por problemas físicos. Otros, sin embargo, dibujan un futuro más oscuro para el durante años número uno del mundo. La primera prueba de que su deseo de victoria no ha mermado tras la larga pausa en su carrera la quiere dar en el torneo que se celebra en la paradisíaca isla del Caribe, donde se medirá de nuevo a la élite del golf.

De buen humor y confiado, Woods se presentó ante la prensa vestido con una reluciente camisa rosa en el Albany Golf Club. “Quiero ganar aquí”, aseguró el jugador, que espera haber dejado atrás los meses de sufrimiento. “La situación es ahora mucho mejor que el año pasado”, dijo la superestrella, que afirmó que entonces apenas podía levantarse de la cama sin ayuda.

Las penalidades físicas tras su segunda operación de espalda llegaron a inocular la duda también en su cabeza. “Fue una época muy, muy dura”, admitió Woods, que pensó incluso en una retirada del deporte. “En aquel momento era algo realista”. Pero Woods se decidió por pelear el regreso, para alegría del mundo del golf y sus colegas en el circuito. “Estamos muy contentos de que vuelva a jugar”, dijo el defensor del título, Bubba Watson. El respeto por el hombre que fue número uno del mundo 683 semanas sigue siendo enorme. “Ey, estamos hablando de Tiger Woods y puede ganar el torneo”.

Pese a que Woods ha caído mucho en el ranking tras sus lesiones de rodilla y espalda, sigue siendo considerado un mesías para el golf. Nadie en el deporte puede generar más atención que el carismático californiano, ganador de 14 majors y 79 torneos en el circuito de la PGA. El último triunfo en un Grand Slam, sin embargo, queda ya muy atrás, cuando ganó en 2008 el US Open. Su última victoria en el tour norteamericano la celebró en 2013. Luego empezó su largo período de sufrimiento.

Los años de duro entrenamiento han dejado huella. El cuerpo de Woods está maltratado. Ya de niño era empujado al éxito por su padre, Earl, un veterano de Vietnam, con métodos militares. En el transcurso de su vida ha golpeado millones de bolas. Una rutina que, pese a las modernas técnicas de entrenamiento y programas de fisioterapia, deja huella en el cuerpo.

626690464

Durante los últimos meses, Woods cuidó y fortaleció su físico. “Estoy preparado”, asegura el estadounidense antes del torneo, que es de su propiedad y al que ha invitado a 17 jugadores de primer nivel. Los estadounidenses Dustin Johnson y Jordan Spieth están en la nómina de participantes, así como los tres medallistas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el inglés Justin Rose, el sueco Henrik Stenson y el norteamericano Matt Kuchar. Un panel de jugadores muy del gusto del anfitrión: “Cuanto más grande es el escenario, más diversión para mí”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados