Levante

article title

La vuelta de Lerma para volver a volar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

A pesar de que la sensación en los últimos días entre la hinchada granota parece ser la de que el equipo ha perdido esa frescura con la que arrancó el curso, prevalecen puntos que han mejorado dentro del bloque que logró el ascenso hace unos meses: Raúl parece más en forma que en la temporada anterior, regalando alguna parada que vale puntos en las primeras jornadas y  Morales vuelve a mostrar ese punto de forma que le convierte en determinante para un equipo que busca un referente.

Pero si hay un nombre propio que ha dado un (otro desde que llegó a Orriols) paso adelante en su rendimiento y en su aportación al equipo ese ha sido Jefferson Lerma.  El cafetero se hizo con el eje del centro del campo con mucha personalidad haciendo gala de un despliegue físico que permitió ‘volar’ a Campaña y Bardhi por delante de él, sabiendo que los huecos a sus espaldas estaban bajo la vigilancia del 8 azulgrana. Su baja por lesión ha sido uno de los motivos por los que el equipo de Muñiz bajó el nivel de su juego perdiendo los interiores la libertad en zonas más avanzadas a la espera de que uno de los nuevos llamados a cumplir con un rol parecido como Doukoure acabe de aclimatarse al equipo y a la Liga. De hecho, fue el ex del Metz el que acompañó a Lerma en su vuelta hace una semana contra el Espanyol para que su vuelta a la faena fuera menos exigente de lo que cabía esperar.

Era tanta la necesidad del equipo en volver a ver a Lerma en ese rol que los mejores minutos del Levante en en Cornellá duraron lo que él en el césped.

El jugador colombiano llegó sin hacer ruido, sin la presión de ser un futbolista contrastado y creando la expectación sobre qué podía aportar a un equipo que había cumplido el objetivo de mantener la categoría con tranquilidad en los últimos años.  Le costó entrar en el equipo pero rápidamente comenzó a sumar hasta el punto de acabar su primera campaña como lateral derecho tratando de aprovechar su potencia desde una posición más retrasada.

En la Liga 1|2|3 también comenzó sin ser indiscutible, algo que llamó la atención puesto que se esperaba que fuera un jugador dominante en su zona desde el arranque, pero alguna inoportuna lesión y el buen hacer de Campaña y Natxo Insa retrasaron su vuelta al once, pero una vez entró en la dinámica de Muñiz demostró a cuerpo técnico y aficionados que en su posición y delimitando claramente sus funciones sobre el campo podía ser un jugador clave en un equipo que había demostrado capacidad para jugar mucho tiempo en campo rival y que necesitaba un jugador que vigilase posibles salidas del rival.

Contar de nuevo con Lerma abre para Muñiz la posibilidad de apostar por un doble pivote muy físico como en Cornella para los partidos en los que quiera blindarse por dentro o, como vimos en los primeros partidos, menos carga posicional para los interiores si vuelve al trivote. El sábado contra el Getafe pinta a momento perfecto para que Jefferson siga cogiendo ritmo ante un rival que le exigirá y que, de inicio, es de los de ‘la Liga’ del Levante.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados