Real Madrid

article title

Reconocer

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Bernabéu pitaría si el Madrid jugara como el Barça de Guardiola. Fueron varios años en los que escuché boquiabierto cómo se renegaba del juego combinativo del Barça y se ensalzaba el rock and roll, el contraataque y hasta el salir a empatar a cero en casa en la ida de una eliminatoria de Champions. El Madrid saliendo a empatar a cero, eso vimos.

Cuando al final de la temporada pasada y al inicio de la actual, el Madrid dominaba sus partidos a partir de la posesión y el pase, no vi a ningún seguidor blanco triste por no correr tras la liebre. Se empezó a hablar sobre si era el mejor Madrid de la Historia y hasta de si estaba a la altura del Barça de Guardiola. No digo que fuesen fotocopias, pero los dos dominaban y ganaban a partir de un índice común: tener el balón el mayor tiempo posible, acumular centrocampistas y hacerlos combinar con muchos pases y pocos toques. En realidad, no estaba tan mal la idea de aquel Barça de Guardiola, sólo que entonces ese juego vestía otra camiseta.

En ese afán por defender lo propio por delante de la objetividad, muchos madridistas son incapaces de reconocer que Messi es mejor que Cristiano. El portugués acaba de ganar su quinto Balón de Oro, logro que tiene un mérito inimaginable, precisamente, por haberlo conseguido en la era de Messi. Quizás Cristiano sea más completo, pero el argentino es lo que todos soñábamos en el patio del colegio. Es fantasía pura. Es coser la pelota al pie, regatear sin que el rival sepa por dónde le ha pasado el balón, colocarlo exactamente donde quieres. Es Oliver Atom de carne y hueso.

Entiendo que haya gente que no quiera dañar el ego del portugués, pero reconocer que Messi es mejor jugador de fútbol no quiere decir que no quieras que marque Cristiano. Se puede ser del Madrid, celebrar los goles del luso y pensar que Messi es lo mejor que has visto jamás. Por eso tiene más mérito todo lo que consigue Cristiano, al que también le podrían dar la Medalla al Mérito en el Trabajo, porque para firmar mejor año que Messi cinco veces no le basta con el talento, el argentino tiene más.

Tras recibir el Balón de Oro, Cristiano fue más allá y se catalogó como “el mejor jugador de la Historia”. A veces es preferible caer en en tópico “eso tendrán que decirlo los demás” a ganar también en prepotencia.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados