Se habla de:

Fútbol Español

article title

Real Oviedo, una primera vuelta para soñar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Oviedo está de vuelta. Cada vez más cerca de competir con los mejores. En mayo salió del infierno de la Segunda B, 12 años después, tras ascender en Cádiz. Pero el equipo carbayón no ha venido a la Liga Adelante para quedarse, quiere aspirar a cotas superiores. El ambicioso proyecto de Arturo Elías y Carlos Slim tiene como objetivo pasar por la categoría de plata lo más rápido posible y mirar cada vez más arriba. Lo suele decir cada cierto tiempo el asesor deportivo de Carso en el Real Oviedo, Joaquín Del Olmo. “No sabéis de lo que es capaz mi jefe” – afirma orgulloso sobre Elías. Las miras del Grupo Carso son muy altas a corto plazo, y más aún viendo la extraordinaria marcha del equipo en estos veintiún primeros partidos.

Terceros en la tabla, a 3 puntos del liderato y 36 de 63 puntos en juego, ha sido el bagaje de los azules en el ecuador de la liga, situándoles en una posición privilegiada para luchar por los dos puestos que dan billete directo para estar en Liga BBVA. Si bien el inicio de la competición fue irregular, destacando el flojo partido jugado en Vitoria ante el Deportivo Alavés, los de Sergio Egea se recuperaron con dos importantes victorias ante Albacete en casa, la primera de la temporada, y en el Heliodoro frente al CD Tenerife, en un choque que el equipo controló de principio a fin. En los siguientes partidos, pese a los buenos resultados fuera de casa, al equipo le costaba ganar en el Tartiere y tanto dentro como fuera se encajaban demasiados goles. El punto de inflexión tuvo lugar tras la severa derrota en Ponferrada por 4-2, donde el equipo se mentalizó en resolver la sangría de goles, diecisiete en las diez primeras jornadas. A partir de ahí ya no hubo más variaciones en la pareja de mediocentros, formada siempre por Erice – Vila, y junto al trabajo del equipo y el buen rendimiento de Borja Gómez haciendo tándem con David Fernández, el equipo ganó seguridad defensiva. En los once últimos partidos de liga, los azules tan solo han encajado seis goles, dos de ellos en la derrota por 2-1 en El Arcángel de Córdoba.

rov

El Real Oviedo solo ha perdido un partido en el Carlos Tartiere

El rendimiento de la plantilla ha sido sobresaliente en esta primera parte de la temporada, y a pesar del inicio, el equipo ha ido encontrando la fórmula para competir en cada partido con las garantías de sacarlo adelante. Jugadores clave la pasada temporada en Segunda B no han notado apenas el cambio de categoría, debido a que muchos ya contaban con experiencia en estas lides. Piezas básicas como Esteban, Susaeta, Vila, Valle, Erice y David, son imprescindibles en el once de Egea. Hemos tenido agradables sorpresas como la deDiegui’ Johannesson, que partiendo teóricamente como tercer lateral derecho tras Fernández y Nacho López, se ha ganado por méritos propios la titularidad y ya son once los partidos que el jugador asturiano de origen islandés ha contado desde el inicio para el técnico argentino. Además, su buen hacer y la proyección en el Real Oviedo han provocado gran interés en la Federación Islandesa, que baraja convocarlo en algún encuentro de cara a la Eurocopa de Francia.

Uno de los grandes fichajes que hizo el club este verano, Toché, es otro de los fijos en el once azul. Pese a empezar de suplente, ha ido cogiendo minutos y sus nueve goles, decisivos casi siempre en el marcador, le han aupado a ser uno de los hombres importantes de Sergio Egea. Por otro lado, el rendimiento de Koné va “in crescendo”, y ya ha dejado muestras de la gran calidad que tiene en sus botas. Todo apunta a que irá a más y veremos al mejor Koné cuando se decida lo importante en el último tramo de liga. Otro de las incorporaciones que mejor rendimiento está dando al equipo es el lateral izquierdo Carlos Peña, que ha jugado todos los minutos en Liga junto a Esteban, se ha convertido en el pulmón de la banda izquierda y sin hacer mucho ruido es uno de los pilares en la parte de atrás. Hombres como Hervías o Aguirre pese a disfrutar de muchos minutos, sobre todo el primero, están un paso por detrás de Borja Valle, y con el 4-4-2 que dispone Sergio Egea si el berciano está en plenas condiciones, el puesto de interior izquierda tiene un claro dueño. Hasta ahora, al berciano no le están respetando las lesiones y ha sido titular en tan solo ocho encuentros, si bien su rendimiento ha sido muy notable cuando ha estado sobre el campo. Hay que lamentar la reciente lesión en la rodilla derecha de Borja Gómez, que le tendrá lejos de los terrenos de juego hasta el mes de Agosto, ya que últimamente venía cuajando muy buenos partidos con la camiseta azul. Otro lunar de este primer tramo de la competición fue la eliminación en Tercera Ronda de Copa del Rey ante el Mirandés, después de una desastrosa actuación arbitral en la que el Real Oviedo jugó gran parte del encuentro con 9 jugadores, prórroga incluida, y el gol que dio la victoria a los burgaleses no debió subir al marcador por un clamoroso fuera de juego.

egea

Sergio Egea, mejor técnico de la Liga Adelante en diciembre

Habiendo jugado con todos los rivales, ningún equipo ha sido netamente superior al Real Oviedo. Hubo partidos malos y con mayor o menor seguridad defensiva, como en Vitoria, Soria o Ponferrada, pero nadie ha pasado por encima claramente a los azules, que afrontan la segunda vuelta con opciones a todo. Nadie puede negar que las aspiraciones de ascenso a Primera División están intactas. La clasificación así lo dice, y la sensación en las últimas jornadas de equipo sólido, eficaz y con mucho oficio augura un final de temporada apasionante para el oviedismo. Soñar con otro ascenso es posible. Este equipo está capacitado para continuar la buena línea que lleva en esta primera vuelta. Incluso por el potencial que tiene la plantilla aún cuenta con cierto margen de mejora en el juego. Egea ha dado rápido con la tecla y está optando por un juego más directo, con transiciones rápidas, juego por bandas con Diegui/Susaeta – Peña/Valle más dos puntas, y el planteamiento le está saliendo perfecto. Seguir encajando poco, hacerse fuerte en el Tartiere y continuar con la buena racha fuera de casa serán algunas de las claves que lleven al Oviedo a jugarse el que sería segundo ascenso consecutivo. Se sufrirá mucho para conseguirlo. Once partidos en casa y diez fuera. Pasito a pasito. Nadie dijo que fuera fácil. Pero este Oviedo tiene muy buena pinta y ya se le mira como un candidato al ascenso, no como un mero recién ascendido. A seguir compitiendo y a soñar en azul hasta Junio.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados