Se habla de:

Real Oviedo

article title

Real Oviedo, el regreso y la ilusión

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

12 años y 3 meses. Más de una década esperando volver a disputar un partido en LFP. Mucha espera. Demasiado tiempo ha pasado un club histórico como el Real Oviedo fuera de la Liga de Fútbol Profesional. Eran las 19:55 en una veraniega tarde en el Ramón de Carranza, y la locura se desataba en el césped y entre los tres mil oviedistas en la grada tras el pitido final. Ningún oviedista olvidará aquel 31 de Mayo de 2015, que le alejaba por fin de los barrizales de la Segunda B. Aún más si cabe, no lo olvidarán los 155 aficionados azules a los que se les negó el derecho a asistir al partido más importante de sus vidas de una forma totalmente injustificable, y que a día de hoy continúa sin entenderse aquel atropello que sufrieron.

Se había conseguido por fin, y tras muchos años de padecimiento, el esperando ascenso a la Liga Adelante. Atrás quedaban muchas temporadas con todas las ilusiones puestas en la ansiada vuelta al fútbol profesional, pero por diversos motivos, principalmente debido a la nefasta gestión del club, el sueño de volver a la categoría de plata se desvanecía año tras año. Los “héroes del ascenso”, (plantilla, Sergio Egea y demás técnicos), se merecían este premio tras una temporada perfecta y sin apenas altibajos. Y quién más se merecía el ascenso es la que ha estado ahí a las duras y las maduras, la afición azul. Afición que evitó la desaparición al club en 2012, en un movimiento global sin precedentes, llamando la atención del Grupo Carso, que no tardó en apostar por el Real Oviedo. Afición que años atrás ayudaba a recoger la nieve caída sobre el césped del Tartiere antes de un encuentro en Tercera División. Una afición que ha vivido más penas que alegrías en esta larga trayectoria por categorías inferiores y a las que el Real Oviedo nunca tuvo que haber caído.

Tras un verano muy intenso y con numerosos movimientos,(el archiconocido límite salarial, la polémica con la nueva equipación de Hummel, las largas negociaciones en algunos fichajes, etc…), la temporada del retorno a la LFP ya ha echado a andar. Mucho trecho por recorrer, 42 partidos de liga regular, y quién sabe si algunos más de play-off a la Liga BBVA. Pero para llevar a cabo esa complicada empresa queda un largo y complejo camino, diez intensos meses de competición. No va a ser una temporada fácil, se está demostrando en estos primeros partidos. El cambio de categoría se nota, y mucho, si bien el equipo cuenta con jugadores con sobrada experiencia en la categoría, e incluso en Primera División.

Se ha armado un gran equipo, “la mejor plantilla de la Liga Adelante”, decía el Asesor Deportivo del Grupo Carso, Joaquín Del Olmo, tras presentar al último fichaje, Diego Aguirre. Se ha optado por mantener el bloque de la exitosa pasada campaña, sumándole el canterano internacional Cristian Rivera y una decena de fichajes de gran nivel para competir en esta categoría. Todas las líneas se han visto reforzadas por varios fichajes. La incorporación de Rubén Miño hará que la competencia con Esteban por el puesto de titular en la portería sea aún mayor. Carlos Peña, Héctor Verdés, Borja Gómez y José Fernández acumulan muchos minutos a sus espaldas y conocen muy bien los entresijos de la Segunda División. La frescura y verticalidad por banda de Pablo Hervías y Diego Aguirre, perfil de jugadores que necesitaba el club, le dará a Sergio Egea muchas variantes en el juego de ataque. El cántabro Edu Bedia, aún falto de ritmo en este inicio de liga, ya está dejando muestras de la clase que tiene en sus botas, y se espera que sea ese jugador diferente que pueda decidir un partido cuando las cosas vengan mal dadas. Arriba, Toché y Mamadou Koné, junto a Miguel Linares y Diego Cervero, hacen de esta delantera una de las más completas de la categoría.

oviedo2

 

Cerca de 20.000 abonados ya han renovado su apoyo al proyecto de Carso en una nueva e ilusionante etapa que tiene por delante la entidad carbayona en la LFP. Cada vez que el representante del grupo mexicano, Arturo Elías Ayub, se marca un objetivo al inicio de temporada sobre el número de abonados, no suele fallar en sus pronósticos. El año pasado fueron 16.386 los que se sumaron a la locura azul y en la 2015/16 todo apunta a que se podrían superar los 20.000 que puso como objetivo el propio Elías tras ascender en Cádiz.

A priori, esta debería de ser una temporada de transición y asentamiento en la categoría para el conjunto azul. Plantilla para objetivos mayores hay, pero la condición de recién ascendido, y el periodo de adaptación que se le tendría que dar al equipo, hace que en un principio las miras no sean tan elevadas. Será el propio transcurso de la competición el que marque hacia que cotas puede elevarse este Real Oviedo. Queda aún un duro camino para que se pueda ir definiendo las aspiraciones reales del equipo. El objetivo es ir paso a paso, partido a partido, pensando únicamente en el siguiente rival y en conseguir los 50 puntos que te den la tranquilidad suficiente para poder mirar hacia la parte alta de la clasificación en busca de los puestos de playoff. Nos espera una apasionante liga, donde esperemos que el Real Oviedo sea gran protagonista de la misma y que nos pueda dar muchas alegrías. Eso será buena señal e indicará que el club está en el camino correcto y donde todos los oviedistas queremos que esté muy pronto nuestro Real Oviedo, en la máxima categoría del fútbol español.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados