Real Madrid

article title

Real Madrid y el problema de la retaguardia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Madrid se quedó sin defensas y el técnico francés Zinedine Zidane deberá idear un plan más que alternativo para suplir el sábado ante el Sevilla ausencias de peso.

Raphael Varane se lesionó el miércoles ante el Borussia Dortmund y muy probablemente se unirá en la Liga española a las ausencias por sanción de Sergio Ramos, Dani Carvajal y Carlos Casemiro. Es decir: tres de sus defensas titulares y una posibilidad, la del brasileño, de recambio.

Es una pésima noticia para el conjunto blanco, que ya de por sí anda con problemas en su zona defensiva por sus concesiones a las delanteras rivales. Sólo el lateral brasileño Marcelo permanecerá entre los defensas titulares.

“Se me ha pasado el Sevilla por la cabeza tal como estamos en defensa, pero el mister tiene variantes para el partido. Estamos mermados en defensa“, reconoció el zaguero Nacho Fernández tras el partido ante el Borussia Dortmund al ser preguntado por la influencia de la lesión de Varane de cara al choque ante el Sevilla.

Según están las cosas, Zidane deberá recurrir el sábado a un “Plan C” con la inclusión de los jóvenes Achraf y Jesús Vallejo en la titularidad, salvo que el entrenador blanco idee una solución más imaginativa. En el centro de la zaga jugarían Nacho Fernández y Vallejo y Achraf y Marcelo ocuparían los laterales.

El problema es que Achraf desapareció de las alineaciones el último mes. Sustituyó a Carvajal mientras éste estuvo fuera por un virus, pero a su vuelta no sólo no volvió a contar para Zidane para la titularidad, sino que ni siquiera fue convocado.

Mientras, Vallejo es el defensor menos utilizado por el técnico del Real Madrid esta temporada y también tiene problemas físicos. Ni él ni Achraf entraron en la convocatoria para el encuentro ante el Borussia Dortmund, un choque que era intrascendente.

Las bajas no son nada menores para un partido como el del sábado, en el que el conjunto blanco se medirá a un Sevilla con el que está igualado en la cuarta posición de la Liga española, ambos con 28 puntos.

Es un encuentro trascendente para los dos equipos. Están a ocho puntos del Barcelona, líder del torneo, y no pueden permitirse el lujo de quedarse descolgados.

Además, tras el partido el Real Madrid “perderá” una jornada, que deberá recuperar después, al iniciar su participación en el Mundial de Clubes.

Después le quedará el encuentro del 23 de diciembre ante el Barcelona, un partido que puede definir su futuro en la Liga española: o seguir vivo o quedar casi descartado para la pelea.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados