article title

Real Madrid y Barça siembran para ir a la final de Copa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Rocío VILLA – El Atlético de Madrid no tiene acostumbrados a sus seguidores, en estos últimos años, a la triste versión que ha ofrecido en el Santiago Bernabeú. Equipo superado y sin ideas. Inaudito.

Con los pupilos de Simeone perdidos sobre el terreno de juego, el Real Madrid aprovechó el naufragio rojiblanco para hacer tres goles y poner un pie y medio en la final de la Copa del Rey.

Clos Gómez ha tenido demasiado trabajo: un partido bronco, excesivamente bronco, por ambas partes, Arbeloa y Pepe en continua discusión con Diego Costa, amarillas que tenían que ser rojas y penaltis no señalados podría ser el resumen de este encuentro. Día duro para Clos Gómez en la "oficina".

17 minutos son los que tardó el conjunto blanco en ponerse por delante del marcador con un gol en propia puerta de Insúa, que desviaba un disparo potente de Pepe y despistaba a Courtois. Minutos después seguiría la polémica, y es que el Atlético de Madrid en el minuto 20 pidió penalti por agarrón de Arbeloa a Diego Costa. Unos minutos después el Madrid lo reclamó por un golpe de Miranda sobre el propio Arbeloa.

Con el descanso nada cambió y es que el conjunto colchonero, con una defensa descolocada, no creaba peligro y así, en el minuto 56, Jesé ponía el segundo tanto en el marcador tras un gran pase de un Di María inspirado.

Con un público animado (poco habitual) y con continuos “olés” a sus jugadores, el Atlético de Madrid intentó silenciarlos con un balón que parecía que iba a ser el primer tanto para el Atleti, y que sacó bajo palos Modric tras un gran córner. Pero no, todo era un espejismo, pero si además a esto le sumas la mala suerte, nada positivo puedes sacar del Bernabeú. Y es que tan solo un minuto después el Real Madrid se encargaba de sentenciar el partido con su tercer gol, tanto anotado también en propia puerta, esta vez por Miranda, tras un disparo de Ángel Di María.

Partido de "alta tensión", malas artes, polémica arbitral y tres goles que dejan al Real Madrid visualizando la final de Copa. 

¿Habrá remontada en el Calderón? ¿Conseguirá arengar Simeone el espirítu a sus jugadores? Diego Costa será baja por sanción. El más difícil todavía. Reto máximo. 

En la otra semifinal, en un Camp Nou con tan sólo 38.000 espectadores, el FC Barcelona dio buena cuenta de la Real Sociedad a la que venció por 2-0 en un partido condicionado por el desacierto azulgrana de cara a gol, cierta espesura y fragilidad defensiva en el equipo del Tata Martino, dos "mano a mano" que Pinto le sacó a los delanteros de la Real Sociedad, la drástica expulsión de Iñigo Martínez al filo del descanso y el excelente partido de Busquets y Pedro. Fue precisamente Sergio Busquets el autor del 1-0 en el 43', un gol que desarmó a los donostiarras. Zubikarai (en propia meta) anotaría el 2-0 para los catalanes en el 60'. 

El acta del partido dice que Iñigo Martínez fue expulsado por dirigirse al árbitro tras el 1-0 y decirle "Vete a tomar por culo". La expulsión del cacique donostiarra fue un lastre enorme para los txuri urdin que en la segunda parte trataron de minimizar daños renunciando al ataque. Un Barça de mínimos consigue un 2-0 que le da tranquilidad de cara a su visita a Anoeta la próxima semana. 

Salvo machada colchonera y/o donostiarra, un FC Barcelona vs Real Madrid se divisa en el horizonte.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados