Baloncesto

article title

Real Madrid, Supercampeón por tercer año consecutivo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jesús NOGUERALos blancos exhibieron talento, acierto y velocidad para pasar muy por encima del Barcelona. Con este título los de Pablo Laso consiguen su tercer entorchado consecutivo como Supercampeón de España. Rudy Fernández y Sergio Llull fueron los estiletes merengues, aunque el MVP cayó del lado del de Mahón que acabó con 21 puntos.

Se volvía a repetir en Vitoria el partido más clásico de nuestro baloncesto en los últimos tiempos. Un dato lo refleja: ocho de las nueve finales de la ACB (Liga, Supercopa y Copa del Rey) han estado copadas por ambos equipos. Ayer el Real Madrid pudo resarcirse después de tres meses y un día de su debacle liguera en el Palau Blaugrana.

Tras un verano más que movido marcado por la continuidad de Pablo Laso al mando de la nave y por la dudosa planificación de plantilla, todo el mundo daba por favorito a un Barcelona que se encontraba en el otro lado de la nube. Ante esto el Real Madrid ha tirado de talento y de carácter para ganar a su enemigo más fuerte con el estilo “made in Laso” más marcado que nunca. Con un acierto bárbaro desde el perímetro, los blancos no han encontrado rival en los blaugrana.

Y con un acierto desde el principio para más dificultad de Xavi Pascual. Sergio Llull, en trance aún del partido del viernes, era el auténtico líder del partido. El base de Mahón hacía y deshacía a su antojo para bien de su equipo que se marchaba por 19-8. El `23´ iba a acabar con 15 puntos este primer cuarto. Una auténtica barbaridad el estado anímico y de acierto de Llull en esta Supercopa. El Barça fijaba toda su anotación a su sempiterno productivo, contra el equipo blanco, Ante Tomic, que acumulaba casi todos los puntos culés. El tremendo acierto blanco desde el exterior se veía reflejado en el luminoso final del cuarto que lucía un 29-14. Los diez minutos de los hombres de Laso habían sido espectaculares. Tanto que serían definitivos en la conclusión final.

El mismo Barça que había realizado una pretemporada impoluta y que un día atrás apalizaba al Laboral Kutxa no estaba en la pista y no daba síntomas de aparecer. Casualidades del deporte el último en llegar iba a coger las riendas del equipo. DeShaun Thomas con dos triples, los primeros blaugranas, reactivaba a sus compañeros y acercaba a su equipo. Bouroussis parecía apagar el fuego desde el 6´75, pero los de la ciudad condal iban mejorando con el paso de los minutos ante un Madrid que había perdido su ritmo infernal en ataque. Tal era la mejoría culé que se acercaba a solo cuatro puntos tras un tiro libre de Ante Tomic (40-36). Y si el último en llegar de un bando se había reivindicado también habría tiempo para el otro. Gustavo Ayón inauguraba su cuenta anotadora como jugador blanco con cuatro puntos que unidos a un triple de otro nuevo, Facundo Campazzo, ponían tierra de por medio (47-36). A la primera mitad le quedaba otra acción espectacular y de quién sino. Sergio Llull anotaba una de sus `mandarinas´ sobre la bocina para instaurar en el luminoso el 49-39.

Tras el descanso misma intensidad, misma velocidad de crucero para los de Laso. Como peces en el agua en su estilo, Llull seguía penetrando una débil defensa culé para seguir estirando la renta. Con el base pletórico, Ayón se hacía fuerte por dentro y Rudy y el Chapu mataban por fuera. La solución a esta ecuación era el 63-49 con el que el Madrid obligaba a reaccionar a los de Xavi Pascual si no querían perder la final antes de tiempo. La reacción no llegó y no solo eso, sino que el Chacho comenzó a robar balones a mitad de pista que acababan en contraataques fáciles que solo hacían aumentar más la diferencia (69-53).

Con el partido roto, el Barça lo intentaba desesperadamente desde el perímetro sin fortuna. No era el día. Ni Juan Carlos Navarro anotaba solo un triple. A todo esto a KC Rivers se le calentaba la muñeca. Un triple del americano y otro de Bouroussis asestaban la última cornada a unos culés moribundos. Tercera Supercopa consecutiva para los de Laso que empiezan la temporada de la mejor manera posible. El propio Laso coge un bálsamo de confianza tras un verano difícil. Se lo ha ganado.

FICHA TÉCNICA

REAL MADRID: Llull (21), Carroll (4), Rudy Fernández (15), Ayón (8) y Mejri (-) – cinco inicial – Sergio Rodríguez (6), Campazzo (3), Rivers (11), Maciulis (-), Reyes (7), Nocioni (7), Bourousis (17)

FC BARCELONA: Satoransky (5), Abrines (8), Oleson (8), Doellman (4) y Tomic (17) – cinco inicial – Huertas (8), Navarro (7), Thomas (9), Pleiss (4), Lampe (8), Nachbar (-)

PARCIALES: 29-14, 20-25, 22-20, 28-19.
ÁRBITROS: Pérez Pizarro, García González y Pérez Pérez.
INCIDENCIAS: partido correspondiente a la final de la Supercopa de España disputado en el pabellón Buesa Arena (Vitoria).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados