Real Madrid

article title

Real Madrid: el insustituible Toni Kroos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Llegó al Santiago Bernabéu por un asequible precio y se ha convertido en el insustituible del Real Madrid. Toni Kroos ha transformado el juego del equipo blanco hasta convertirlo en letal y está siendo una de las figuras más destacadas del equipo en lo que llevamos de temporada. Tanto es así, que Carlo Ancelotti no se atreve a dar descanso a uno de los motores que mueve la maquinaria del conjunto merengue. 

“No había jugado más en toda mi vida”, comentó el propio Toni Kroos tras el partido de Champions League ante el Basilea. El alemán jugó toda la segunda la vuelta con el Bayern de Múnich la pasada temporada, enganchó con el Mundial de Brasil para, tras unas cortas vacaciones, debutar con el Real Madrid. Después de su estreno con la elástica blanca, Kroos no ha tenido descanso y sus piernas comienzan a notar el cansancio.

Club Atletico de Madrid v Real Madrid - Supercopa: Second Leg

Desde su llegada, Toni Kroos ha jugado un total de 1962 minutos con el Real Madrid. A excepción de los dos encuentros de Copa del Rey, el alemán ha jugado todos los minutos en las 15 jornadas de Liga disputadas y la práctica totalidad de los encuentros de Champions League. Una situación que recuerda a los inicios de Xabi Alonso, cuando el vasco disputó casi todos los partidos del campeonato, salvo aquellos en los que no pudo saltar al césped por sanción. Hecho que cambió la última temporada, cuando el ’14’ del equipo blanco estuvo dos meses de baja por lesión y se vio superado por otros compañeros.

Así pues, Toni Kroos se ha convertido en uno de los recién llegados que más minutos acumulan esta temporada. Es cierto que es difícil sustituir a una figura tan poderosa como la del alemán que se encuentra en su mejor momento deportivo, pero Ancelotti debería buscar alternativas fiables que puedan suplir con la mayor eficacia una posible ausencia de Kroos, que comienza a notar el cansancio típico de un insustituible: “¡No veo la hora de que llegue el verano!”

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados