Real Madrid

article title

Real Madrid: asalto a la Liga pasando por el banquillo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Era el año uno de Zidane, un proyecto renovado, y las cuatro temporadas sin conseguir un título ligero se presumían como una concesión excesiva. “El objetivo principal de la temporada es la Liga”, sentenció el entrenador francés. Lo hizo con una media sonrisa dibujada en la cara, por lo que enseguida entendimos que iba en serio.

La Supercopa de Europa frente al Sevilla, allá por principios de agosto, sirvió, entre otras cosas, para constatar que los jóvenes suplentes se revolvían incómodos en los asientos. En aquel partido, Asensio debutó oficialmente y dejó un gol en forma de obra de arte. Luego lo volvió a hacer semanas después frente a la Real Sociedad, en el primer partido de Liga, y descubrimos que la retaguardia, “la segunda unidad”, tenía voz. Lucas Vázquez, Morata, Kovacic, Nacho, Casilla… Baste un dato: más de 20 jugadores de la plantilla superaron los 1.000 minutos de juego en la temporada.

Ayudado por las rotaciones, solo en dos de las 38 jornadas de Liga el Real Madrid tuvo que verse fuera del liderato en Liga. Con el Barça empeñado en descolgarse, al Real Madrid se le presentó un camino plácido hasta el final. Sólo la querencia por la batalla al límite condujo a un final de Liga con un Real Madrid que perdió fuelle, pitado en algunos partidos, y en el que Messi se erigió como un pirata somalí irrumpiendo en barco enemigo. Allí hubo esperanzas de milagro. Pero en Granada, en la última jornada de Liga, la media sonrisa de Zidane volvió a aparecer. Sí, iba en serio.

Zinedine Zidane (8):  Tras la marcha de Benítez del Real Madrid, Zidane hizo tiempo ganando una Champions mientras perfilaba el equipo y el proyecto que lideraría la siguiente temporada. Su estilo templado, como si ninguna de las polémicas que suelen surgir en los grandes clubes tuviera alguna relevancia, le ha permitido dosificar a Cristiano, dar descanso a sus jugadores innegociables y que los teóricos suplentes tuvieran un papel fundamental en la Liga. A veces cuestionado por sus decisiones durante los partidos, o por construir un estilo de juego en ocasiones un tanto anárquico, el francés ha sabido gestionar con mano izquierda el siempre imponente vestuario blanco, del que formó parte como jugador. Eso siempre ayuda.

Lo mejor de la temporada: El Real Madrid ha demostrado que tiene la mejor plantilla de Europa. Acostumbrado a generar superioridad por individualidades, el equipo blanco certificó su fortaleza como conjunto. El altísimo nivel de los suplentes espoleó a los titulares, a pesar de que la línea que separa a unos y a otros sea finísima. Eso aportó equilibrio y, sobre todo, confianza para afrontar la exigente carrera de resistencia que es la Liga.

Lo peor de la temporada: Lo explicado en el punto anterior ha sido el contrapeso de la plaga de lesiones que, de forma casi escalonada, ha sufrido el equipo de Zidane. Keylor Navas, Modric, Ramos, Casemiro, Carvajal, Kroos, Varane y Bale han tenido que pasar por la enfermería durante algunos meses a lo largo de la temporada. Una preparación física dudosa y las guerras internas en los servicios médicos del club han lastado a figuras clave dentro del organigrama de un equipo que, sin embargo, ha tenido en el banquillo a jugadores de quilates que han minimizado el impacto de las lesiones.

MVP de la temporada: Cristiano Ronaldo. A pesar de un comienzo flojo y de tener que adaptar su posición hacia un rol más de delantero que de extremo, el portugués (ayudado por Zidane) ha conseguido dosificar la temporada para llegar al final como un tiro. Decisivo en el tramo final de Liga y de Champions, el delantero luso del Real Madrid se ha echado el equipo a la espalda cuando más dudas había y consiguió cambiar los pitos del Bernabéu por ovaciones. Sus 14 goles en los últimos 9 partidos de Liga hablan por sí solos…

Nota general al equipo (8)

KEYLOR NAVAS: Renacido. Fue de menos a más durante la temporada. Algunas acciones desafortunadas levantaron la sospecha del Bernabéu, que le recibió con pitidos en algunos encuentros. Consiguió deshacerse de la presión, de las dudas en torno a él, y acabó firmando un espectacular final de campaña. En muchos partidos se erigió como el salvador del equipo. Nota: 8

Kiko Casilla: Seguro. Con la lesión del principio de temporada de Keylor y gracias al sistema de rotaciones de Zidane, Kiko Casilla ha podido defender la portería del Madrid durante algunos meses. Seguro por arriba y con reflejos, además de un buen juego de pies, el catalán ha conseguido que parte de la afición blanca le tuviera como favorito en las quinielas para ocupar los palos del Bernabéu. Si se queda, el Madrid tiene portero de futuro. Nota: 7

Carvajal: Todoterreno. El joven canterano del Real Madrid es innegociable. Aunque a veces mermado por las lesiones, el de Leganés ha firmado otra campaña redonda. Lateral todoterreno, efectivo en defensa y un puñal en ataque. Capaz de subir y bajar constantemente, es el mejor socio posible para el juego rápido y de contraataque del que el Madrid se suele nutrir para ganar partidos. Nota: 8

Danilo: Aprobado. Poco a poco ha aprendido que debe controlar su querencia hacia el ataque. Primero defender y luego atacar. Parece que se está aclimatando y, salvo algunas acciones donde no tuvo fortuna o en las que no eligió la mejor solución, el brasileño consigue un aprobado raspado y progresa adecuadamente. Quizás necesite tiempo. Pero el Real Madrid no se caracteriza por su paciencia… Nota: 5

Sergio Ramos: Líder. El capitán del Real Madrid es el alma del club y el jugador que imprime carácter y lucha al resto de sus compañeros. Volvió a ser una referencia en defensa y en ataque. Sin sus goles, algunos de ellos al límite del infarto, el Real Madrid hubiera conseguido nueve puntos menos y, probablemente, no hubiera levantado el trofeo. La 33ª Liga del Madrid también tiene el sello Ramos. Nota: 9

Varane: Lastrado. No ha tenido continuidad por culpa de las lesiones, pero cuando ha tenido que jugar, como siempre, no ha desentonado. Sin hacer mucho ruido, el francés ha tenido presencia en la zaga y siempre es un seguro por alto y para delanteros rápidos. Es el ojito derecho de Zidane y él lo sabe. Nota: 6

Pepe: Desterrado. Solo ha jugado 18 de los 59 partidos que el Real Madrid ha disputado entre todas las competiciones. Unos números muy bajos que desembocarán, previsiblemente, en su marcha del club al final de temporada tras diez años en la disciplina del club. Cuando ha podido jugar, siempre ha dado la talla. Nota: 5

Nacho: Solvente. No se le conoce fallo. No hace mucho ruido, trabaja desde la sombra, pero siempre da un nivel altísimo. Ya se conocía su faceta de cumplidor, ahora ha pasado a ser una figura importante dentro del club. De nuevo, el canterano ha demostrado en esta campaña su efectividad, su concentración y su disciplina. Incluso ha hecho goles. Defensa en mayúsculas. Nota: 7

Marcelo: Desenfrenado. Otra temporada más en la que Marcelo tiene una influencia determinante. Ya no sorprende nada. Sube, baja, regatea, asiste, da fluidez… Tiene una gracia natural para esto del fútbol y cada año lo demuestra. Para Benzema y Cristiano, el socio perfecto. Para el resto, el mejor compañero que uno puede tener en el vestuario. Cuando las cosas no han salido bien, ha sido el primero en dar la cara. Nota: 9

Coentrao: Desaparecido. Volvió esta temporada tras su cesión al Mónaco y ha estado ausente. Su estado de forma tampoco le ha ayudado. Tan solo entró en los planes de Zidane de forma esporádica, como frente al Granada (partido en el que, por cierto, dio una asistencia) y su destino está fuera del Real Madrid. Más aún con la próxima llega de Theo Hernández. Nota: 5

Casemiro: Destructor. El brasileño se hizo con un hueco en el once a base de dar equilibrio y de cortar balones por tierra, mar y aire. En ocasiones despistado a la hora de dar un pase, es una garantía para dar solidez al equipo. Cuando no ha podido estar, por culpa de las lesiones, el Real Madrid lo ha notado. Nota: 7

Kroos: Fiable. Como buen alemán, tiene una fiabilidad pasmosa. Su efectividad en pases y su técnica para romper líneas ayuda a engrasar la medular del equipo y a que las transiciones sean más rápidas. Además, tiene un guante a balón parado del que Sergio Ramos, entre otros, ha dado buena cuenta. Se le ve disfrutar. Nota: 8

Modric: Titubeante. No ha sido la mejor temporada del croata, pero cuando se le espera, siempre está. Ha pasado por momentos de dudas, donde no pudo mostrar su mejor versión, pero se entonó en el tramo final de temporada. Si algo hemos aprendido, es que de Modric nunca se puede dudar. Nota: 6

Kovacic: Dinámico. Ha suplido bien las bajas de los centrocampistas y ha dado la talla cuando Zidane le ha incluido en sus rotaciones. Hemos vuelto a ver su capacidad innata para romper líneas en conducción y su esfuerzo para ayudar al equipo en defensa. Apunta alto. Nota: 6

Isco: Determinante. Su recta final de liga ha sido para enmarcar. Se ha echado el equipo a la espalda, ha manejado los tiempos del equipo y de su calidad técnica han salido goles y asistencias trascendentales para conseguir el título. Empezó cuestionado y superado por algunos compañeros, pero el malagueño ha terminado la temporada a un nivel altísimo. Nota: 8

James: Inestable. No ha sido una temporada feliz para el colombiano. No ha contado mucho para Zidane y dejó una imagen en el último partido en el Bernabéu que bien se pudo interpretar como una despedida. A pesar de todo, ha cumplido y su guante en la bota izquierda ha ayudado al equipo. Nota: 6

Lucas Vázquez: Dinámico. Aunque ha tenido menos presencia que la temporada anterior, Lucas Vázquez es un canterano de lujo. Siempre incisivo, sacrificado en defensa y veloz en ataque. Es una de las referencias de la “segunda unidad” del equipo. Nota: 7

Asensio: Diamante. Su año de consagración en la élite. Ha nacido para jugar al fútbol. Tiene un don especial para conducir sorteando rivales-. Debutó con una obra de arte y ha demostrado que tiene quilates en sus botas. Además, a pesar de su juventud (tiene 21 años) no se amedrenta en escenarios imponentes. Un jugador de altos vuelos. El Madrid debería cuidarlo. Nota: 8,5.

Bale: Irregular. De nuevo mermado por las lesiones, el galés no ha tenido una campaña especialmente lúcida. Tiene calidad y físico, por lo que hace goles y buenos partidos, pero está lejos de ser el jugador por el que el Madrid desembolsó 100 millones de euros. Ha sido cuestionado durante la temporada y la afición prefería ver a Asensio antes que a Bale. Para Zidane, sin embargo, es intocable. Nota: 6

Cristiano: Decisivo. Ha sabido dosificarse y ha entendido que no tiene las capacidades de antaño, por lo que ha dirigido su posición hacia la figura de un delantero más rematador. Llegó muy fuerte a final de Liga, después de una etapa algo más discreta. Sus goles en los últimos partidos han sido vitales y es un jugador que, antes o después, siempre da la cara. Del Cristiano extremo al Cristiano delantero. En cualquier caso, un seguro. Es el MVP de la temporada. Nota: 9

Benzema: Ascendente. En el Bernabéu todos saben que Benzema es un tipo peculiar. Frío, a veces parece que distante, pero con una calidad abrumadora. Por eso esta temporada ha atravesado altibajos, pero ha firmado un final de temporada a buen nivel. No es un nueve puro y sus números lo respaldan, pero da mucho al equipo con sus movimientos y su habilidad. Nota: 7

Morata: Eficaz. Siempre con la mente puesta en el gol, es el jugador que mejor promedio de goles tiene. Esta temporada se ha consagrado como recambio de lujo. Un rol que no le gusta, que le impide jugar los minutos que le gustaría, y que le puede conducir a buscar un nuevo destino para la próxima temporada. Nota: 7,5

Mariano: Prometedor. Ha disputado 14 encuentros y ha anotado cinco goles entre Liga y Copa del Rey. Es joven, tiene actitud y voracidad goleadora. Todo apunta a que la próxima temporada seguirá creciendo como cedido en alguno de los muchos equipos que le pretenden. Nota: 6

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados