Fútbol alemán

article title

RB Salzburgo y RB Leipzig: Cuando el roce no hace el cariño

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras varios meses de rumores, hace unos días se hizo oficial el traspaso de Dayot Upamecano al RB Leipzig procedente del RB Salzburgo. La joven promesa francesa refuerza la defensa del recién ascendido, que es la posición  a la que más le urgía una nueva incorporación por la inminente marcha de Papadopoulos y las lesiones de Compper. Probablemente, la noticia haya causado alegría e, incluso, furor en la ciudad del este de Alemania y decepción y un enorme enfado en Salzburgo. ¿Por qué? El defensa galo es el décimo tercer jugador que hace este idéntico intercambio de equipos. Este “fenómeno” ya provocó las primeras críticas el pasado verano y todo hace indicar que volverán a aparecer en este mes de enero.

“La forma en la que el Leipzig está haciendo añicos al Salzburgo me parece una lástima. Le he tenido rabia al Leipzig porque están destrozando sintomáticamente al Salzburgo”. Martin Hinteregger, ex jugador del RB Salzburg, en su presentación tras fichar por el FC Augsburg este verano.

 

RB Salzburgo como club de formación

Las franquicias de Red Bull en Salzburg y Nueva York no pertenecían a ligas de primer nivel. La MLS no es hoy en día la liga con la que sueñan las jóvenes promesas y estrellas y la Bundesliga austriaca se puede llegar a considerar como una estación de paso, aunque esto es una visión bastante optimista si tenemos en cuenta el nivel del campeonato. El imperio del millonario Dietrich Mateschitz necesitaba un equipo en una de las principales ligas y Leipzig se postulaba como el sitio ideal: La Bundesliga está dentro del TOP4 de ligas en Europa y en en el este de Alemania había una ausencia alarmante de equipos en la primera división.

Siete años después de nacer, Leipzig llegaba a la élite del fútbol alemán. Sin embargo, desde hacía tiempo ya se podía observar que Alemania empezaba a suscitar mayor interés que Austria. Salzburgo seguía sin clasificarse para la fase de grupos de la Champions League (a día de hoy sigue sin conseguirlo) a la par que Leipzig ascendía sin que nada ni nadie pudiese pararlos. Por ese motivo, Ralf Rangnick, que desde 2012 era, simultáneamente, director deportivo en Salzburgo y supervisor del proyecto de Leipzig, se dedicó exclusivamente a la franquicia en Alemania tras el ascenso a segunda división en 2014.

Tras no ascender en su primer año en la categoría de plata (2014/2015), comenzó el carrusel de fichajes: Péter Gulácsi, Nils Quaschner y Stefan Ilsanker llegaban de Salzburgo y las cesiones de Marcel Sabitzer y Massimo Bruno no se renovaron. El golpe definitivo llegó en verano de 2016 con los fichajes de Naby Keita, Benno Schmitz y Bernardo. El de este último fue el detonante: Salzburgo no pasó el play off de Champions League y se marchó a Leipzig a tres días del cierre del mercado. Red Bull le confirmaba a Óscar García Junyent, entrenador de Salzburgo, que serán un club de formación, algo que negó rotundamente Mateschitz a principios de 2015.

Óscar García: “El club me ha comunicado que esto va a pasar y que tenemos que cambiar nuestros objetivos. Ahora somos un club de formación”.

Ralf Rangnick sobre el fichaje de Bernardo: “Tras la desafortunada eliminación en la Champions League hemos acordado que va a fichar por nosotros, ya que necesitamos a alguien para esa posición. Se trata sobre la evolución del jugador”.

 

Favores entre ambos

Huelga decir que de la relación, hasta hace dos veranos, Salzburgo también se vio beneficiada. El mejor ejemplo es el caso de Marcel Sabitzer en verano de 2014: El austriaco jugaba para el Rapid de Viena y su contrato contenía una cláusula por la que no podía fichar por ningún equipo de la Bundesliga austriaca. El RB Leipzig lo fichó por dos millones de euros y lo cedió acto seguido a su ‘hermano’ de Salzburgo. En ese mismo periodo de fichajes sucedió lo mismo con otro jugador diferente, Massimo Bruno, que fue fichado del Anderlecht y cedido inmediatamente. Eran, y son, dos jugadores de bastante nivel que en su día suponían un salto de calidad.

Traspasos de Salzburgo a Leipzig:

  • Roman Wallner en 2012. Precio: Libre.
  • Thomas Dähne en 2014. Precio Libre.
  • Georg Teigl en 2014. Precio: Libre.
  • Stefan Hierländer en 2014. Precio: Libre.
  • Rodnei en 2015. Precio: Libre.
  • Yordy Reyna en 2015. Precio: Cesión de media temporada.
  • Nils Quaschner en 2015. Precio: Libre.
  • Stefan Ilsanker en 2015. Precio: 3 millones de Euros.
  • Péter Gulácsi en 2015. Precio: 3 millones de Euros.
  • Benno Schmitz en 2016. Precio: 800.000 Euros.
  • Bernardo en 2016. Precio: 6 millones de Euros.
  • Naby Keita en 2016. Precio: 15 millones de Euros.
  • Dayot Upamecano en 2016. Precio: 10 millones de Euros.
*Datos recopilados por Transfermarkt.de*

Traspasos de Leipzig a Salzburgo:

  • Fabian Bredlow en 2014. Precio: Cesión de una temporada.
  • Marcel Sabitzer en 2014. Precio: Cesión de una temporada.
  • Massimo Bruno en 2014. Precio: Cesión de una temporada.
  • Smail Prevljak en 2015. Precio: Libre.
  • Omer Damari en 2015. Precio: Libre.
*Datos recopilados por Transfermarkt.de*

Pocos dudan del porvenir del proyecto de Red Bull en Leipzig, pero muchos son los que sí dudan del futuro que pueda tener el de Salzburgo. Tras nueve años intentando clasificar sin éxito a la fase de grupos de la Champions League, parece que será ahora cuando más difícil lo tengan. Sus mejores jugadores son transferidos a su ‘hermano’ alemán y parece claro que será un club donde se formen jugadores antes de dar el paso a la gran franquicia. Óscar García o los entrenadores que vengan tendrán que lidiar con una situación nada ilusionante y haciendo malabares para intentar ganar el campeonato y optar al play off. Los jugadores y aficionados también están hartos y ya han expresado su malestar en reiteradas ocasiones. Después de tantos años, el roce no ha acabado en cariño.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados