JJOO

article title

Rafa Nadal y Marc López, pareja de oro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Río de Janeiro, 12 ago (dpa) – Pese a las dudas iniciales sobre su salud, Rafael Nadal ya tiene su primer oro en Río. El tenista estrella de España ganó hoy junto con Marc López la final del dobles masculino para dar a su país la tercera medalla dorada de estos Juegos, que es para Nadal al mismo tiempo la segunda de su carrera tras coronarse campeón olímpico en singles en Pekín 2008.

La dupla española se impuso en tres sets por 6-2, 3-6 y 6-4 a los rumanos Florin Mergea y Horia Tecau en otro partido de infarto jugado en la pista central del complejo tenístico del Parque Olímpico de Barra da Tijuca.

Nadal y su compañero se derrumbaron uno tras otro sobre la cancha tras firmar el oro, dos horas y 26 minutos después de salir a jugar el partido en la gélida noche carioca. Ambos derramaron lágrimas de emoción sobre el podio en que se colgaron sus medallas.

“Soy un jugador apasionado”, dijo Nadal, eufórico a menudo cuando conseguía un punto importante en el tramo más caliente del partido, y que celebró otra vez el trofeo con los colores de España como algo especial. “Cada vez que he representado a mi país las cosas han salido muy bien”, recordó el ganador de 14 Grand Slams.

Marc López describió por su parte su “sensación única” al ganar jugando al lado de uno de sus mejores amigos. “Diría que soy el hombre más feliz del mundo ahora”, dijo. El tenista de Barcelona arrancó en la sala de prensa incluso varias risas a Nadal, que por momentos empezaba quizá a sentir la tensión por la semifinal de singles que jugará mañana con el argentino Juan Martín Del Potro.

“Cuando lo conocí yo creo que él tenía 14 años”, recordó un risueño López los inicios de su amistad y el primer partido que jugaron juntos. “Yo creo que tenía 12 años”, quiso remarcar Nadal. “Tenía 12”, insistió antes de contar él mismo que López, cuatro años mayor, lo barrió ese día 6-0 en un set.

“Lleva toda la vida recordándolo”, se rió el número uno de España. “Tener un buen feeling con tu pareja es de lo más importante”, dijo López con otro guiño.

Ambos habían entrado antes enormemente motivados a la cancha, sobre todo Nadal, que había disputado y ganado horas antes un vibrante partido de cuartos en singles ante el brasileño Thomaz Bellucci. La pareja española cerró la primera manga en sólo 33 minutos tras romper dos veces el servicio a los rumanos.

Después de perder el segundo parcial, los españoles encarrilaron el tercer set sólo tras devolver un break a sus rivales para el 4-4 y romper el servicio otra vez a los rumanos en el game final, con una bola de López que su rival mandó fuera de la pista.

Para Marc López el oro conseguido hoy en la arena carioca supone el segundo gran triunfo después de haberse proclamado en junio campeón de dobles en Roland Garros junto a Feliciano López.

Nadal, que había llegado a Río con dudas por una lesión de muñeca aún no sanada del todo, tendrá mañana ante Del Potro aún la posibilidad de meterse en la final del singles y luchar por un segundo oro.

Tanto Nadal como el argentino llegan después de hacer un gran despliegue físico en sus partidos previos y aún convalecientes, en el caso de Del Potro de una lesión de muñeca que lo alejó prácticamente dos años del circuito.

Nadal, con nueve Roland Garros ganados en su palmarés a sus 30 años, renunció el jueves a disputar la carrera por la tercera medalla a la que optaba en Río, la del dobles mixto que debía disputar al lado de su compatriota Garbiñe Muguruza.

Con la presea de hoy, Nadal ya puede jactarse de ser el único tenista en tener en su palmarés los cuatro títulos de Grand Slam, la Copa Davis, la medalla dorada en singles y la medalla en dobles en unos Juegos Olímpicos.

El dos veces campeón de Wimbledon es conocido por el enorme valor que le da a representar a su país: “Si no fueran los Juegos Olímpicos no estaría aquí”, admitió Nadal en Río, con el torneo ya en marcha y apuntando a las molestias en su muñeca izquierda.

El jugador natural de Mallorca cumplió en Río también su sueño de desfilar en el desfile de inauguración de unos Juegos, esta vez en el mítico estadio de fútbol Maracaná, como el abanderado de España. “Para mí era una ilusión enorme”, remarcó Nadal en la noche en que colgó el segundo oro olímpico de su carrera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados